Antes, durante y después de la cirugía de trasplante de riñón

Cómo ingresar a la lista de trasplante de riñón

Un trasplante de riñón es un procedimiento quirúrgico durante el cual un paciente recibe un riñón donado para reemplazar su riñón enfermo. Esto se realiza como un tratamiento para la enfermedad renal en etapa terminal, que es una enfermedad renal tan grave que acortará la vida útil del individuo porque los riñones ya no pueden hacer su trabajo lo suficientemente bien como para prevenir la enfermedad.

Los riñones

Un cuerpo humano sano tiene dos riñones que trabajan juntos para filtrar la sangre y eliminar las toxinas del cuerpo. Los riñones trabajan para mantener la cantidad adecuada de líquido en la sangre y también filtran el exceso de sales, electrolitos y minerales de la sangre.

Los riñones producen orina con lo que se filtra de la sangre. Luego, esta orina se elimina del cuerpo primero saliendo de los riñones a través de los uréteres para acumularse en la vejiga y luego saliendo del cuerpo a través de la uretra durante la micción.

Sin los riñones, el agua no se elimina del cuerpo, lo que puede causar una sobrecarga de líquidos, lo que dificulta la respiración y provoca una inflamación grave en todo el cuerpo. También hace que el trabajo del corazón sea mucho más difícil, y si continúa sin tratamiento, este exceso de agua puede provocar la muerte.

Junto con el exceso de agua, se producen alteraciones en la cantidad de sal, potasio, magnesio y otros electrolitos que quedan en la sangre. Los desequilibrios en estas sustancias pueden causar problemas con la función del corazón y otras complicaciones graves.

Enfermedad del riñon

Las personas cuyos riñones ya no funcionan lo suficientemente bien como para satisfacer las necesidades de su cuerpo necesitarán diálisis o un trasplante de riñón para prevenir la muerte. La enfermedad renal suele ser un problema progresivo y empeora con el tiempo, por lo que el individuo generalmente es consciente de su empeoramiento de la enfermedad renal y puede tomar medidas para evitar que la enfermedad progrese rápidamente.

Una causa común de enfermedad renal y la eventual necesidad de diálisis es la diabetes mal controlada. Para una persona que es diabética y tiene enfermedad renal, controlar los niveles de glucosa puede agregar años a la vida útil funcional de los riñones, o incluso evitar la necesidad de diálisis y trasplante por completo.

Para otras personas, la enfermedad renal empeora con el tiempo a pesar de las intervenciones médicas y los cambios en el estilo de vida. A pesar de los mejores esfuerzos de todos, los riñones se enferman demasiado para funcionar bien.

Aún más raro es cuando los problemas renales repentinos, llamados insuficiencia renal aguda, conducen a una enfermedad renal permanente. En estos casos, el daño es repentino y no se puede recuperar. Esto puede suceder debido a un trauma o como efecto secundario de una enfermedad grave.

Hay muchas etapas de la enfermedad renal, que van desde enfermedades leves hasta afecciones graves y potencialmente mortales. La enfermedad renal en etapa terminal es el paso final en la enfermedad renal. Este es el nivel de enfermedad que requiere tratamientos de diálisis, trasplante o muerte.

Transplante de riñón

El proceso de inclusión en la lista de espera del receptor de trasplante no es rápido ni fácil, pero el esfuerzo bien vale la pena cuando un nuevo riñón esté disponible.

El proceso para ser aprobado para estar en la lista de trasplantes comenzará temprano en el proceso de la enfermedad, cuando se note por primera vez su problema renal y se haga una derivación a un nefrólogo (médico de riñón). Su nefrólogo puede tratar su enfermedad durante muchos años, pero cuando empeora y queda claro que la diálisis y la necesidad de un trasplante de riñón se están convirtiendo en una realidad, puede derivarlo a un centro de trasplante.

El centro de trasplante determinará si usted es apropiado para un trasplante de riñón. Será necesario responder a muchas preguntas, comenzando con la cuestión más básica de si se necesita un trasplante de riñón o no mediante pruebas de laboratorio que determinen cómo funcionan los riñones . Si es necesario un trasplante de riñón, se deberán responder muchas más preguntas.

Estos problemas varían desde si el individuo es o no un buen candidato para un trasplante, si es lo suficientemente saludable como para tolerar la cirugía y el estrés que la cirugía colocará en el cuerpo y si la recompensa del trasplante supera el riesgo potencial de la cirugía de trasplante. y recuperación.

Contestar estas preguntas, aunque el trabajo de laboratorio, los exámenes físicos y otras pruebas es el punto de partida. Después de eso, se realizan pruebas adicionales para determinar la huella digital genética del paciente, de modo que se pueda seleccionar un órgano donado que sea una buena combinación genética para reducir el riesgo de rechazo.

El receptor también se someterá a evaluaciones para determinar si tiene la capacidad emocional y mental para tolerar la espera de un trasplante, el proceso de recibir un trasplante y la capacidad de cuidarse y controlar su salud después de la cirugía.

Muchos centros de trasplante no proporcionarán ningún tipo de trasplante de órganos a pacientes que no son independientes en sus necesidades diarias.

A history or current issues with addiction can also exclude potential recipients from the transplant process, at least on a temporary basis. For example, if the patient abused cocaine and it caused kidney damage, they will not be transplanted if they continue to abuse cocaine. If they are continuing to use the drug they will not be placed on the transplant list until they are free of drug abuse for a length of time that is determined by the transplant center.

The financial aspects of transplant will also be addressed by the transplant center, making sure the patient has the ability and insurance necessary to pay for the transplant process from first visit to the medication needed to prevent rejection after surgery.

The Transplant List

Once the patient is determined to be appropriate for an organ transplant they are placed on the transplant list by the transplant center. This means they are added to a national database run by UNOS that allows donors and recipients to be matched when an organ becomes available.

The “transplant list” is actually a very large database of over 114,000 individuals waiting for a variety of types of organ transplants. When an organ becomes available for transplantation, a complex mathematical algorithm is used to create the unique list of the potential recipients for that organ. Thousands of these lists are generated on a monthly basis, each one is unique to a specific organ being donated by a specific donor.

Only individuals who are appropriate for that organ will appear on the list. A recipient who is too big or too small or a blood type that is incompatible will not appear on that list.

Contraindications

There are some issues that typically prevent an individual from receiving a transplant. How these are handled are unique to the surgeon and the transplant center, and may be different from center to center or even from one surgeon to another.

A contraindication at one transplant center may not prevent an individual from being listed at a different transplant center, these are not rules, they are general guidelines of suitability for recipients. Some of these would only prevent transplantation temporarily.

Por ejemplo, una infección actual solo evitaría la cirugía de trasplante mientras la infección esté presente. El paciente sería elegible para un trasplante tan pronto como esté bien. Por otro lado, un examen de drogas positivo que muestre que el receptor potencial ha estado usando cocaína podría causar un retraso de años en el proceso.

  • Infección activa
  • Enfermedad grave de otro órgano (para algunos está disponible un trasplante de múltiples órganos, incluido un riñón cardíaco o un páncreas renal)
  • Adicción activa a drogas que pueden incluir drogas ilegales, alcohol y / o nicotina
  • Cáncer actual o probable que regrese.
  • Incapacidad para gestionar su propio régimen de salud.
  • Demencia
  • Enfermedad vascular severa
  • Una enfermedad mortal además de la enfermedad renal.
  • Hipertensión pulmonar severa

Tipos de donación de riñón

Trasplante de donante fallecido

La mayoría de los órganos donados están disponibles para el trasplante cuando una persona se vuelve con muerte cerebral, y el donante o los miembros de su familia eligen donar sus órganos a un receptor en espera. Este tipo de donación se llama trasplante de donante fallecido.

Trasplante de donante vivo

En algunos casos, un amigo o familiar sano donará un riñón a un ser querido, ya que el cuerpo humano puede mantenerse bien con un riñón sano. Esto se llama donante vivo . En algunos casos, un donante vivo decide donar a un receptor en espera que no conocen por amabilidad, este tipo de donante se conoce como donante altruista.

No todos los riñones de donantes son aptos para todas las personas que esperan un órgano. Para que un donante de riñón y un receptor coincidan, deben tener aproximadamente el mismo tamaño corporal. En algunos casos, un riñón de un niño podría ser apropiado para una hembra adulta pequeña, pero no sería adecuado para un adulto grande, dependiendo del tamaño del niño. Del mismo modo, un riñón grande sería demasiado grande para un niño pequeño que necesita un trasplante.

El donante y el receptor deben coincidir genéticamente, y cuanto mejor coincida, mejor será el resultado de la cirugía a largo plazo. Un desajuste de antígeno cero es el término técnico para una coincidencia donante-receptor de riñón que es excepcional. Este tipo de coincidencia, que se observa con mayor frecuencia entre parientes, puede reducir la cantidad de medicamento contra el rechazo que el receptor necesita en los años posteriores a la cirugía.

Barreras para el trasplante de donantes vivos

Si un ser querido quiere donar un riñón, puede o no hacerlo por una amplia variedad de razones. Algunos donantes pueden descubrir, después de comenzar las pruebas, que también tienen enfermedad renal. Otros descubren que son del tipo de sangre incorrecto o tienen una condición de salud que hace que la donación sea demasiado riesgosa.

Algunos de los problemas más comunes que impiden la donación de vida incluyen:

  • Enfermedad renal que incluye algunos tipos de cálculos renales. Este es un riesgo particular cuando los hermanos donan a un hermano con enfermedad renal, el hermano donante también puede descubrir que tienen enfermedad renal.
  • Presión arterial no controlada , diabetes, enfermedad cardíaca o enfermedad pulmonar
  • Antecedentes de problemas de sangrado: sangrado demasiado fácil o coágulos de sangre.
  • Problemas psiquiátricos mal controlados
  • Obesidad
  • Cáncer
  • Enfermedades transmisibles, como el VIH.

Para algunas personas, su ser querido quiere donar un riñón pero no puede debido al tipo de sangre u otro problema de compatibilidad. La medicina moderna hace posible que la donación ocurra de todos modos, con el emparejamiento de donantes y receptores compatibles.

Por ejemplo, el Sr. Smith necesita un riñón y la Sra. Smith le gustaría darle uno pero no son compatibles. En otra área del estado, la Sra. Brown necesita un riñón y al Sr. Brown le gustaría donar el suyo, pero no son compatibles. Se utiliza un programa de computadora para determinar que se puede realizar un intercambio, donde el Sr. Brown le da su riñón al Sr. Smith y la Sra. Brown recibe el riñón de la Sra. Smith.

These paired exchanges are becoming more common, and the “chains” of donor and recipient matches are getting longer. As of December of 2017 the longest chain, known as the “UAB chain”, was at a record 88 transplants, meaning 88 donors gave a kidney to a person in the chain they did not know, and 88 recipients in the chair received a kidney from someone they did not know.

Kidney Transplant Surgery

Finding a Surgeon and Surgery Center

Most transplant centers have multiple surgeons who are competent to perform a given transplant procedure, but not all transplant centers do all types of transplants. Many centers do offer kidney transplants, but less offer heart or lung transplants, so the nature of your issue and your location may determine where you seek treatment.

You may have many centers to choose from or the nearest transplant center may be a significant distance away from your home, which may limit your options.

The Procedure

The kidney transplant procedure starts with the donor’s surgery, during which the kidney is removed. Once the kidney is determined to be healthy and of high enough quality to be transplanted into a recipient, the process begins for the recipient. They will be sent to the hospital where labs are drawn, IVs are placed and other preparations are made for surgery.

The surgery begins with general anesthesia being given, typically by an anesthesiologist, and the placement of an endotracheal tube.

Once the patient is asleep, the incision is made in the abdomen, where the new kidney will be placed. For most individuals, the native kidneys—kidneys the patient was born with—will remain in place unless they are causing circulation problems or other issues that require their removal.

The kidney is sewn into place by one or two surgeons, with great care to make sure blood flows well through the kidney, and that the kidney begins to make urine within minutes of being connected to the blood supply.

Once the kidney is in place and actively making urine, the surgery is completed and the incision can be closed. The entire process takes two to three hours in most cases.

In the vast majority of surgeries only one kidney is transplanted as one kidney is more than capable of filtering the blood of the recipient. If the donated kidneys are very small, both may be transplanted into the recipient to make sure that the kidneys are able to filter well enough to keep the recipient well.

Risks

In addition to the general risks of surgery and the risks associated with anesthesia, kidney transplant surgery has unique risks. These risks vary from person to person, but also increase with age and the severity of illness.

Risks of kidney transplant include but are not limited to:

  • Bleeding–the kidney filters the blood, so bleeding has the potential to be severe in rare cases.
  • Blood clots
  • Stroke
  • Anoxic brain injury, or brain damage due to a lack of oxygen
  • Muerte. Todas las cirugías tienen un riesgo de muerte , pero el riesgo es mayor que el típico con el trasplante de riñón debido a la naturaleza compleja del procedimiento y la atención después de la cirugía.
  • Rechazo agudo. El cuerpo del donante no acepta el riñón donado.

Recuperación

El paciente típico regresa a casa dentro de una semana de la cirugía con una función renal que es lo suficientemente buena como para que ya no se necesite diálisis. La mayoría de las personas pueden regresar a sus actividades normales dentro de un mes o dos después de la cirugía.

Algunos pacientes experimentan una función renal inmediata que es excelente, otros tienen un retraso en la función renal que puede hacer que la diálisis sea necesaria hasta que el riñón alcance su máximo potencial. En casos raros, el riñón nunca funciona lo suficientemente bien como para permitir que el paciente deje de recibir tratamientos de diálisis.

El rechazo de órganos puede ser un problema grave después de la cirugía de trasplante. Esto ocurre cuando el cuerpo identifica el nuevo órgano como un cuerpo extraño e intenta rechazarlo. Para evitar esto, se pueden usar muchos medicamentos, y algunas personas nunca tienen un problema con el rechazo.

Los episodios de rechazo son más comunes en los seis meses posteriores a la cirugía, pero son posibles en cualquier momento después de la cirugía de trasplante. Cuando ocurre el rechazo, cuanto más rápido se identifica y trata, mejor es el resultado.

Pronóstico

Para el receptor de riñón, el paciente tiene hasta siete veces menos probabilidades de morir que cuando estaba en diálisis. El noventa por ciento de los receptores, ya sea que hayan recibido un órgano de un donante vivo o fallecido, están vivos tres años después de la cirugía. Diez años después de la cirugía, el 67 por ciento de los receptores de donantes fallecidos y el 90 por ciento de los receptores de donantes vivos están vivos.

Para aquellos que no lo son, es importante recordar que estas estadísticas muestran todas las causas de muerte, incluidas causas naturales, accidentes automovilísticos, ataques cardíacos y muchos otros que pueden no estar relacionados con el riñón o el trasplante.

De los receptores de trasplantes que viven 10 años después de su trasplante de riñón, el 81 por ciento de los receptores de donantes fallecidos y el 90 por ciento de los receptores de donantes vivos tienen un riñón que funciona lo suficientemente bien como para evitar la diálisis.

Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.