Artritis en el cuello – Espondilosis cervical

Descripción general de la espondilosis cervical y la artritis del cuello

El envejecimiento es inevitable; de hecho, está ocurriendo en cada uno de nosotros todos los días. Con el envejecimiento viene el desgaste en las articulaciones del cuerpo, incluidas las de la columna vertebral. 

La espondilosis cervical es una afección común del cuello, a menudo debido a la edad, más otros tipos, de cambios degenerativos que tienen lugar en las articulaciones y discos de la columna vertebral.  

Es posible que conozca la espondilosis cervical como artrosis del cuello o  enfermedad degenerativa de disco  del cuello.

La osteoartritis del cuello por lo general comienza a darse a conocer en torno a los cuarenta años, y avanza a medida que se acumulan más años. Dicho esto, los hombres tienden a desarrollarlo a una edad más temprana que las mujeres.

La espondilosis cervical puede llevar a la  mielopatía , una condición en la cual la médula espinal se comprime por las estructuras vecinas; de hecho, la espondilosis cervicial es la afección más frecuente del cuello que causa mielopatía.

También puede conducir a radiculopatía. Ambos se discuten en mayor profundidad a continuación.

Artritis del cuello: cómo se producen los cambios en la columna cervical

La artritis en el cuello comienza con osteofitos, también conocidos como espolones óseos, que se forman en  los cuerpos vertebrales . 
Los espolones óseos son la respuesta del cuerpo al desgaste de las articulaciones. En la columna vertebral tienen un propósito al ayudar a aumentar el área de la superficie de la articulación y distribuir más uniformemente el peso que se coloca en ella durante la actividad diaria.

El problema es que los espolones óseos pueden provocar dolor, especialmente cuando ejercen  presión sobre los nervios espinales  y / o la médula espinal. Dicha presión también puede causar entumecimiento, debilidad e incluso incontinencia intestinal, que es una emergencia médica.2

Factores de riesgo para la artritis en el cuello

Años

The biggest risk factor for cervical spondylosis is age. Once you reach middle age, the likeliness of being diagnosed with neck arthritis increases. The American Academy of Orthopedic Surgeons says the condition very common in this and older populations.

Genetics

After age, genetics poses the biggest risk. Along with a few other types of spine problems, cervical spondylosis may run in families.

If your spinal canal and/or intervertebral foramen are naturally small in diameter, your risk for complications of degenerative changes may be higher. With a narrow spinal canal, the spinal cord — a very sensitive structure that relays messages between the brain and the rest of the body — has less unimpeded space inside that passageway. Contact between the cord and the column may irritate the cord and cause myelopathy, which was defined above.

Smoking

No matter how you slice it, smoking may be really bad for your back. It is associated with increased risk for degenerative disc disease, failed back surgery and other conditions, including, of course, neck arthritis.

Psychological Risk Factors

Depression and anxiety are psychological risk factors for arthritis in the neck.

A 2009 study published in the journal BMC Musculoskeletal Disordersreported a strong link between psychosocial factors and neck pain in general. The authors conclude by saying “the higher the neck pain level, the more attention should be paid to psychosocial distress as a related burden.”

Más específicamente, los autores de un estudio publicado en 2005 en la revista Neurosurgery estiman que más de un tercio de los pacientes con mielopatía espondilótica cervical, o CSM, están deprimidos o ansiosos. El CSM es una espondilosis cervical que afecta la médula espinal y causa síntomas relacionados.

Los autores sugieren que estos trastornos del estado de ánimo son los que más se asocian con la disminución de la capacidad de los pacientes para moverse.

Trabajo diario

A continuación, vamos a hablar de su ocupación. La Academia Americana de Cirugía Ortopédica dice que si su trabajo implica una gran cantidad de movimientos repetidos del cuello y / o un trabajo que se realiza por encima de su cabeza, su riesgo puede volver a ser mayor. La depresión y / o la ansiedad, los factores de riesgo psicológico discutidos anteriormente, también ocurren en el trabajo.

Trauma

Y finalmente, el trauma, especialmente el trauma repetido, aumenta su riesgo de espondilosis cervical. Dicho esto, la mayoría de la artritis del cuello no está precedida por un trauma3

Síntomas que vienen con artritis en el cuello

En general, la comunidad médica no comprende bien la fuente del dolor de artritis en el cuello, y es posible tener esta afección sin síntomas.

Síntomas de cuello y cabeza

Cuando ocurren los síntomas, el dolor de cuello intermitente, llamado  cervicalgia , más la rigidez son generalmente los más comunes.

Alrededor de un tercio de las personas con artritis del cuello también tienen dolores de cabeza, que tienden a localizarse en el área del cráneo inferior.

Los dolores de cabeza a veces anulan el dolor y / o la rigidez, y se convierten en el síntoma dominante.

Radiculopatía y síntomas de mielopatía

Two other types of symptoms that are common in people with cervical spondylosis are radiuclopathy and myelopathy.

Radiculopathy is a disease process that affects the spinal nerve root.

Spinal nerve root is the name given to the part of the nerve that branches off from the main spinal cord.

Most of the time some form of pressure on the spinal nerve root is what causes the symptoms. Symptoms may include pain, weakness, numbness and/or electrical sensations down an extremity. 

Similarly, myelopathy is a disease process affecting the spinal cord.

As mentioned above, the spinal cord is a long, tube-like nervous structure that runs the length of the spine. It is housed in the spinal canal, which is a passageway located in the center of the spinal column. It is one of the two main structures of the central nervous system. The other structure is the brain.

Similar to radiculopathy symptoms, most myelopathy symptoms are caused by compression, but in this case of the spinal cord.

Myelopathy tends to come on slowly over time. It may express itself in a variety of ways, including, but not limited to symptoms associated with compressed spinal nerve roots, or radiculopathy. These symptoms include pain, weakness, numbness, and/or electrical sensations in an extremity.

But there are other types of myelopathy symptoms, too, for example, dizziness.

Also, if symptoms arise from higher up in your neck, which may result in a condition known as high cervical myelopathy, you may experience a syndrome called “numb, clumsy hands.” With “numb, clumsy hands,” writing and related activities can become problematic. These symptoms may arise when the spinal cord between C-5 and C-7 is pressured.4

Diagnóstico de la espondilosis cervical

Al igual que con la mayoría de los procesos de diagnóstico de cuello y espalda, es probable que su médico recopile información sobre su espondilosis cervical realizando una historia clínica y un examen físico. 

Resonancia magnética para la artritis del cuello

Cuando se trata de pruebas de diagnóstico por imágenes, la RM es el estándar de oro. Esto es especialmente cierto cuando su médico necesita determinar la fuente de sus síntomas nerviosos.

Una IRM puede ayudar a su médico a ver no solo sus huesos, sino también sus tejidos blandos y nervios, y puede ayudarlo a estimar con precisión cuánto espacio libre queda en las áreas que albergan el cordón umbilical y / o las raíces nerviosas espinales.

Rayos X para la artritis del cuello

Las radiografías también se utilizan para diagnosticar la espondilosis cervical, ya que permiten la visualización de los pasajes óseos que contienen la médula espinal y las raíces nerviosas espinales.

Si no tiene síntomas nerviosos, es posible que solo necesite una radiografía. 

El valor de una radiografía radica principalmente en su capacidad para mostrar lo que sucede con los huesos. En lugar de dolor u otros síntomas, tener uno puede alertar a su médico acerca de cosas como el estrechamiento en el espacio de su disco, la presencia de espolones óseos y cualquier disminución en el diámetro del canal espinal que podría causar mielopatía. 

Una radiografía también puede ayudar a su médico a clasificar la espondilosis cervical como leve, moderada o grave.

Tomografías computarizadas para la artritis del cuello

Una tomografía computarizada (tomografía computarizada) es otra prueba de diagnóstico por imágenes que se administra comúnmente a las personas con espondilosis cervical. Una tomografía computarizada es como una radiografía, excepto que toma múltiples imágenes del interior del cuerpo y las coloca juntas para mostrar una sección transversal del área. La calidad de la imagen es mejor que la de una radiografía, que puede permitirle a su médico estudiar mejor su canal espinal, y cualquier cambio en sus huesos que haya ocurrido desde su última tomografía computarizada.

Mielografía y TC Mielografía

La mielografía se usa para visualizar las raíces de los nervios espinales como una forma de cazar aquellas obstrucciones que podrían conducir a los síntomas de radiculopatía descritos anteriormente. Tenga cuidado, la mielografía implica agujas y la inyección de tinte en su cuerpo.

También hay una prueba llamada mielografía por TC que algunos practicantes prefieren porque se cree que tiene resultados falsos positivos más bajos (en comparación con la mielografía).

La mielografía por TC se usa con más frecuencia cuando se trata con cirugía, en lugar de la primera vez o el diagnóstico asintomático.

Estudio de conducción nerviosa

Y, finalmente, otro tipo de prueba que los médicos usan para diagnosticar (o confirmar un diagnóstico de) radiculopatía es un estudio de conducción nerviosa.

Un estudio de conducción nerviosa mide el funcionamiento de sus nervios. Algunas veces se administra junto con una prueba de EMG que mide el funcionamiento del nervio al músculo durante la contracción y la relajación.

La prueba de conducción nerviosa puede causarle cierta molestia, ya que se introducirá un estímulo eléctrico a través de electrodos en la piel. La prueba EMG involucra agujas.5

Artritis en el cuello – Tratamiento

Su médico de atención primaria o internista general puede proporcionarle tratamiento para su espondilosis cervical. Dicho esto, muchas referencias a un especialista están hechas para la artritis del cuello. Las referencias a reumatólogos, neurólogos y ortopédicos o neurocirujanos son comunes.

Pero la cirugía generalmente no se administra para la artritis del cuello. En cambio, el cuidado conservador puede ayudarlo a controlar el dolor y retrasar la progresión de la enfermedad.

Las señales de que puede necesitar cirugía incluyen dolor que es difícil o imposible de controlar y / o síntomas de radiculopatía que empeoran con el tiempo.

Si resulta que necesita una cirugía, es posible que esté buscando una  laminectomía , también conocida como cirugía de descompresión. Un estudio de 2018 publicado en  Bone and Joint Journal encontró que la cirugía de descompresión en el cuello, conocida como descompresión cervical anterior, es eficaz para aliviar los síntomas de mareo asociados con la espondilosis cervical.

Terapia física para la artritis en el cuello

Si bien no puede evitar que se produzca la degeneración articular relacionada con la edad, es posible reducir su velocidad de desarrollo. 

Si sus síntomas son leves o moderados, y si no tiene problemas nerviosos progresivos, es posible que solo necesite cuidados conservadores. Esto puede implicar uno o más de los siguientes:

  • · Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) que incluyen aspirina, naproxeno o ibuprofeno para ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor.
  •  Analgésicos, como el paracetamol (Tylenol) solo para aliviar el dolor.
  •  Inyecciones de corticosteroides para tratar el dolor radiante y para reducir la inflamación.
  • · Bloqueos nerviosos para el alivio temporal del dolor.
  • · Restringir pero no eliminar la actividad física.
  • · Collar cervical para soporte y estabilización durante el período de cicatrización.
  • · Ejercicio y, como se mencionó anteriormente, fisioterapia.

En general, para ver a un fisioterapeuta para el cuidado conservador, su médico de atención primaria debe hacer una derivación. Este no es el caso en todos los estados, por lo que es posible que desee verificar el suyo específicamente. En otras palabras, algunos estados permiten que los pacientes se refieran a la terapia física.

La belleza de la terapia física es que su cuidado conservador probablemente se adaptará a sus condiciones y síntomas particulares.

Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.