Cómo cambia tu vida sexual cuando envejeces

El sexo y el envejecimiento son temas de los que la mayoría de las mujeres mayores no quieren hablar. Los cambios más obvios en el cuerpo de una mujer a medida que envejece vienen con la menopausia. Durante la menopausia, la disminución de los niveles de estrógeno causa cambios físicos que pueden afectar la función sexual. El envejecimiento también puede traer emociones que pueden interferir con el sexo.

Menopausia y disminución de estrógeno

Durante la menopausia, los niveles de estrógeno se reducen. Estas disminuciones de estrógeno alteran el grosor y el tamaño de los órganos reproductivos de una mujer. Estos cambios incluyen:

  • Pérdida de elasticidad y adelgazamiento del tejido vaginal.
  • Disminución de la cantidad de lubricación.
  • Disminución del tamaño de los tejidos del clítoris, vulvar y labial.
  • Disminuye el tamaño del cuello uterino, el útero y los ovarios

El impacto en el sexo

Estos cambios alteran la experiencia del sexo de las siguientes maneras:

  • La anticipación ante el orgasmo disminuye.
  • Los orgasmos pueden ser menos intensos.
  • El deseo sexual puede ser reducido
  • Sin embargo, la sensibilidad del clítoris sigue siendo la misma.

Procedimientos médicos y deseo sexual.

Las emociones pueden afectar tanto el deseo sexual como la satisfacción sexual. A medida que las mujeres envejecen, los cambios en sus cuerpos pueden desencadenar emociones poderosas. Los procedimientos quirúrgicos también pueden cambiar cómo se siente una mujer con respecto a su propio cuerpo. Algunos ejemplos de cómo el envejecimiento afecta el sexo a través de las emociones incluyen:

  • Histerectomía (extirpación del útero y algunas veces de los ovarios): este procedimiento quirúrgico no cambia la capacidad de la mujer para tener relaciones sexuales, aunque tanto las emociones fuertes sobre este procedimiento como los cambios hormonales pueden afectar el deseo sexual.
  • Mastectomía (extirpación de un seno debido a cáncer): una mastectomía puede alterar radicalmente la forma en que una mujer percibe su propia belleza y atractivo sexual. La comunicación abierta con su pareja sexual puede ayudar enormemente.

Condiciones de salud y función sexual

Muchas condiciones crónicas de salud pueden interferir con el sexo. Afecciones como la artritis pueden hacer que el sexo sea doloroso. La enfermedad cardíaca puede dificultar la actividad física del sexo. Al administrar agresivamente sus condiciones de salud, puede mejorar la calidad de sus experiencias sexuales.

Percepción del envejecimiento

La forma en que las mujeres se perciben a medida que envejecen tiene un gran impacto en el deseo sexual. En nuestra cultura, estamos constantemente expuestos a las imágenes de la juventud. A medida que envejecemos, hay poco para tranquilizar a las mujeres que todavía son sexualmente atractivas y hermosas. Debido a esto, las mujeres pueden perder interés en el sexo a medida que envejecen . Hablar sobre estas emociones con su pareja sexual puede ayudar a aliviar algo del estrés relacionado con la imagen corporal y el envejecimiento.