Cómo encontrar el grupo de apoyo de VIH correcto

Pocos pueden cuestionar el valor de los grupos de apoyo para ayudarlo a pasar de ser una persona con VIH a una persona que realmente vive con VIH. Pero encontrar uno de valor para usted y sus necesidades personales a veces puede ser desafiante.

En última instancia, el objetivo de cualquier grupo de apoyo es proporcionar un entorno seguro y sin juicios donde las personas puedan comunicarse libremente y encontrar el apoyo emocional que necesitan para normalizar mejor el VIH en sus vidas. No se trata de una talla única para todos. Se trata de conectarse con personas de experiencias y valores compartidos con quienes puede “hablar el mismo idioma”.

Claramente, para la mayoría, eso significa encontrar un grupo de personas como tú. Pero ese no es siempre el caso para todos. Para algunos, la necesidad de encontrar información específica o mantener un nivel de anonimato puede ser una preocupación mucho más importante que la cultura compartida o la interacción personal.

Al mismo tiempo, a menudo no hay muchas opciones en algunas comunidades. Eso no significa que el soporte no esté disponible o que deba “arreglarse” con lo que tiene. Hoy en día, los grupos de apoyo pueden abarcar desde reuniones estructuradas en persona hasta salas de chat en línea y foros, muchas veces trabajando en conjunto o como complemento, entre sí. Decidir qué necesita, en primer lugar, es la clave para encontrar el grupo adecuado para usted.

Definiendo sus necesidades

Sea cual sea el formato, los grupos de apoyo para el VIH deben estar orientados a los objetivos, lo que lo ayudará a avanzar en lugar de ser un basurero para los problemas. Las necesidades cambiarán y evolucionarán con frecuencia a medida que trabaje con el grupo, por lo que es importante reevaluar sus metas con regularidad. En última instancia, el cambio no consiste tanto en “superar” a un grupo, sino en obtener las herramientas para una confianza positiva en sí mismo.

Al mirar a un grupo, considere cosas como la ubicación de la reunión y el tamaño del grupo. Si un lugar está demasiado lejos o te sientes perdido o expuesto en un grupo, es posible que te desanimes después de unas pocas reuniones. Además, pregúntese cómo se siente con respecto a la persona que supervisa el grupo. Él o ella reflejará la mayoría de las actitudes y valores de ese grupo.

También es importante preguntarse:

  • ¿Puede este grupo proporcionar la confidencialidad que necesito para expresarme plena y libremente?
  • ¿Puedo hablar con este grupo sin temor de vergüenza o juicio?
  • ¿Necesito cierta experiencia o consejo y, si es así, este grupo me puede proporcionar eso?
  • ¿Este grupo proporciona el tipo de apoyo que necesito para tratar mis problemas inmediatos?
  • ¿Qué pasa con los otros miembros del grupo? ¿Qué ha hecho la experiencia grupal por ellos?

Al reevaluar regularmente sus necesidades, estará más seguro de obtener los beneficios del apoyo de grupo.

Grupos de apoyo basados ​​en la clínica

Los grupos de apoyo para el VIH basados ​​en clínicas a menudo se organizan como parte de los servicios integrados para el VIH que ofrecen los hospitales, las clínicas ambulatorias o las prácticas especializadas en VIH. Vincula directamente la atención médica de un paciente a una variedad de servicios y programas de apoyo, a menudo con la comodidad de una única ubicación.

Moreover, clinic-based HIV support groups are generally structured, scheduled, and are usually facilitated by a member of the multidisciplinary team providing those within the group a direct link to other services (e.g. counseling, social work) offered by the facility. Walk-in support groups may also be available. As a rule, strict confidentiality policies are maintained.

Institution-Based Support Groups

Institution-based support groups are those which may be allied, but not directly associated with your primary care physician or clinic. These groups are generally scheduled and facilitated, with varying degrees of structure or formality. Most are organized through community-based organizations, university-based health projects, or faith-based groups.

Si bien la mayoría tiene políticas de confidencialidad estrictas, algunas personas aún temen la exposición incluso al ingresar a un lugar de reunión “conocido”. En respuesta, algunas organizaciones ahora ofrecen gruposbasados ​​en el hogar,  facilitados por compañeros  o ubicaciones fuera del sitio. Los grupos pueden ser continuos o por tiempo limitado, el último de los cuales requiere un compromiso de tiempo y, ocasionalmente, una evaluación de admisión.

Grupos de apoyo privados

Estos son grupos de apoyo que no están afiliados oficialmente a una institución o agencia gubernamental. Algunos están organizados por personas legas con VIH (o que han tenido experiencia con el VIH), mientras que otros son facilitados por un trabajador social o profesional de la salud. Los grupos de apoyo privados a menudo sirven más como refugio para el apoyo emocional y la interacción, alentando a los miembros a intercambiar activamente ideas, consejos y experiencias.

Before joining a private group, always inquire about their confidentiality policy and protocols. Be wary of questionable science. While support groups should always encourage open dialogue and allow for personal disagreement, they are meant to function in cooperation with your healthcare providers, not in opposition to them.

Online Support Groups

Online support groups serve an important function for HIV-positive people who are either isolated by location or feel they can speak more freely and safely in an anonymous environment. Not only have they become important sources for information exchange, they have been shown to offer often-valuable emotional and coping support, particularly in times of crisis.

With the widespread availability of online peer-to-peer forums and chat rooms, the biggest challenge may be finding a group that can provide the tools you need to move forward, rather than isolating yourself from one-on-one human interaction.

The most productive groups tend to be larger in size, with frequent and vibrant communication between members as well as the active participation of moderators to spark discussion and help the community thrive. Learn more about how to find reputable online resources and what to watch out for.

Where to Start Looking

  • Ask your doctor, clinic, or healthcare provider for support group referrals. Your social worker, case manager, or psychologist should also be able to assist you.
  • Contact the state or national HIV organization nearest you.
  • Ask other people living with HIV for suggestions.
  • HIV support group listings (including online support groups) can generally be found in lesbian an gay publications or in HIV periodicals and monthlies.
  • For faith-based groups, contact your local church, mosque, synagogue, or temple.
  • Referrals can also often be found through local HIV hotlines. HIV hotlines are usually found under “AIDS, HIV Educational Referral and Support Services” or “Social Service Organizations.
  • Group facilitation websites, like Meetup, can sometimes help connect you with a live HIV support group in your area as well as provide a platform by which you can start a support group of your own.