Preparando a su hijo para cirugía y anestesia

La cirugía pediátrica es cualquier cirugía realizada en un paciente menor de 18 años. Si bien la definición de cirugía pediátrica es simple, la realidad de tener un hijo que necesita cirugía es muy diferente.

La crianza de un niño que está enfermo o que necesita un procedimiento quirúrgico puede ser muy difícil. Las preguntas pueden ser difíciles y es posible que no sepa qué decir o cómo explicar lo que sucederá. Es posible que su hijo se asuste ante la idea de la cirugía (y usted también puede estarlo) y que necesite comodidad y tranquilidad.

Tómese el tiempo para comprender el tratamiento que necesita su hijo, por qué lo necesitan y qué alternativas pueden estar disponibles. Además de su función de brindar consuelo a su hijo, también será su defensor médico y tomará sus decisiones por ellos, por lo que deberá informarse sobre toda la experiencia quirúrgica.1

Explicando la cirugía a su hijo

Darle a su hijo información precisa cuando lo prepara para la cirugía es esencial para que estén tranquilos antes y después de la cirugía. Explíquele el procedimiento a su hijo con la mayor precisión posible y dígale a su hijo: “No sé, pero lo descubriré” si no conoce la respuesta a una pregunta. Por ejemplo, no le diga a su hijo que lo acompañará a la sala de operaciones si no está seguro de que esto sea posible.

Una parte normal de la cirugía, como decir adiós en el área preoperatoria, puede ser traumática cuando se espera que se produzcan despedidas después de ser acompañados a la sala de operaciones.

“No sé” es preferible a proporcionar información errónea, que puede causar una angustia significativa para el niño cuando sus expectativas son diferentes de lo que están experimentando. Solo recuerde obtener la respuesta correcta, especialmente si su hijo hace la misma pregunta varias veces mientras espera una respuesta.

Algunas instalaciones ofrecen un recorrido antes de la cirugía, que ayuda a preparar a su hijo para la cirugía al mostrarles dónde estarán y al presentarlos al hospital. Esto puede ser de gran ayuda cuando se trata de preparar a su hijo para la experiencia de estar en el hospital y en la sala de operaciones.2

Preguntas importantes para hacer antes de la cirugía

  • ¿Qué tipo de anestesia se utilizará? ¿Su hijo estará dormido durante la cirugía?
  • Mientras su hijo esté despierto, ¿recibirá medicamentos a través de una máscara de respiración, una IV o ambas?
  • ¿Podrás acompañar a tu hijo a la sala de operaciones? ¿Podrán estar presentes ambos padres?
  • ¿Sugerencias sobre la preparación de su hijo para la cirugía?
  • ¿Le administrarán sedación a su hijo antes de la cirugía?
  • ¿Hay vacunas que le administrarán a su hijo antes de la cirugía?
  • ¿Dónde despertará su hijo de la cirugía? ¿Puedes estar presente?
  • ¿Qué tipo de dolor tendrá su hijo después de la cirugía?
  • ¿Puede su hijo comer o beber antes de la cirugía ? ¿Podrá su hijo comer o beber después de la cirugía?
  • ¿Podrá su hijo recibir visitas durante la noche después de la cirugía ?
  • ¿Hay un recorrido por las instalaciones disponible, incluido el quirófano?
  • ¿Su hijo tendrá una IV, dispositivos o un tubo de respiración después de la cirugía?
  • ¿Qué tipo de recuperación puede esperar tener su hijo?
  • ¿Estará su hijo en el hospital después de la cirugía? ¿Por cuanto tiempo?
  • ¿Qué tan rápido será dado de alta a su hijo después de la cirugía ambulatoria?

3

Cosas que su hijo debe saber

Los niños son muy cautelosos con la cirugía y pueden tener preguntas o inquietudes que nunca mencionan. Estos son temas importantes que tal vez quiera abordar antes de que su hijo tenga una cirugía, dependiendo de su edad.

  1. La anestesia previene el dolor durante la cirugía.
  2. No se va a realizar una cirugía porque fue mala, la cirugía no es un castigo.
  3. Si hay dolor después de la cirugía, hay medicamentos disponibles para mejorarlo, por lo que debe informar a sus padres, al médico o a la enfermera sobre el dolor.
  4. Su cirugía no es lo mismo que la cirugía de ____ (abuela, hermano, amigo, persona en la televisión).
  5. Su ____ puede doler más (o menos) después de la cirugía.
  6. Después de la cirugía, su _____ (parte del cuerpo) tendrá un (yeso, vendaje, IV, puntos de sutura )
  7. Lo veremos cuando (se levante, abandone el quirófano, finalice la cirugía, regrese a su habitación del hospital).
  8. Los médicos y las enfermeras irán vestidos con sombreros y máscaras y algunos incluso usarán lentes divertidos para ver mejor durante la cirugía.
  9. La cirugía en la vida real es diferente de la cirugía en la televisión.
  10. Recibirá un medicamento especial para dormir durante la cirugía, el medicamento se asegura de que no se despierte antes de que finalice la cirugía.
  11.  Se despertará después de la cirugía cuando el médico haya terminado por completo.
  12. Algunas personas sienten que van a vomitar después de la cirugía. Hay medicamentos para ayudar con esto, así que si cree que debe vomitar, avísele a _____ (mamá, papá, la enfermera) para que podamos ayudarlo. Las náuseas y los vómitos son comunes después de la cirugíay se pueden prevenir en la mayoría de los casos.
  13. Dormir puede ser difícil después de la cirugía, especialmente cuando tiene que dormir en un hospital. Esto es normal. También puede ser difícil dormir porque te duele. Asegúrate de decirle a alguien si estás sufriendo. Para algunos niños , se puede administrar un medicamento suave que ayude a dormir, como Benadryl .

4

Cosas que debe evitar decir antes de la cirugía

Los niños son muy sensibles a las palabras utilizadas para explicar qué es la cirugía, qué sucederá y cómo se realiza la cirugía. Estas son algunas frases clave que se deben evitar, ya que los niños tienden a malinterpretar lo que se dice.

  1. Le darán “gas”: para los niños, el gas es algo que ponemos en los automóviles o una sustancia grosera que viene de abajo.
  2. “Anestesiar”: esta palabra suena como eutanasia y puede causar problemas si su hijo conoce la palabra eutanasia, busca en Internet o escucha la palabra eutanasia utilizada en otro entorno. Anestesia es una palabra extranjera para los niños y necesita ser explicada. 
  3. Te darán medicamentos para “noquearte”: para la mayoría de las personas, ser eliminado significa ser golpeado con la fuerza suficiente para dejarlo inconsciente.
  4. “El médico te hará dormir la siesta” o “Es como la hora de ir a la cama”: trata de evitar confundir la cirugía con un ritual diario normal en casa. Si su hijo tiene miedo de la cirugía, podría tener miedo de las siestas en su casa. También podría provocar temores de despertarse antes del final de la cirugía.
  5. “Se le pondrá a dormir”: muchos niños son conscientes de que cuando dormimos los animales mueren y pueden asumir que ellos también morirán.
  6. “No se despertará”: es importante enfatizar que dormirán durante la cirugía sin sentir dolor, pero que se despertarán después de que se complete la cirugía. Los niños temen no despertarse ni despertarse durante el procedimiento.
  7. “Sea un niño grande y no llore”: los niños deben ser alentados a hablar sobre sus temores antes de la cirugía y su dolor después de la cirugía. La cirugía da miedo y los niños deben ser alentados a hablar sobre sus temores para que puedan ser discutidos y aliviados.
  8. “Es como en la televisión”: la cirugía no es como las cirugías en la televisión, donde los actores saltan sobre los pacientes y realizan la RCP, y los pacientes mueren después de las heroicas menos exitosas del personal de ficción.

5

Preparando bebés y niños pequeños

En la etapa de desarrollo del bebé y del niño pequeño, la preparación para la cirugía consiste principalmente en preparar a los padres para lo que está sucediendo y qué esperar después de la cirugía. Los niños pequeños requerirán explicaciones muy simples y directas de lo que está sucediendo con información mínima. Por ejemplo, es posible que desee decir “el médico mejorará su pierna”, en lugar de una explicación detallada que simplemente confundirá a su hijo.

Antes de la cirugía, los niños pueden estar llorosos o inquietos, ya que se les pedirá que se queden sin comer o beber antes de la cirugía como lo haría un adulto. El hospital, con diferentes ruidos, rostros y actividades puede ser molesto, y su hijo puede requerir mucho más consuelo y desear que lo retengan más de lo normal.

Al igual que sus contrapartes mayores, los niños a menudo adoptan las actitudes de sus padres, por lo que si usted parece estar molesto y preocupado, también estarán molestos. Presentar una actitud tranquila y feliz cuando esté cerca de su hijo le ayudará considerablemente cuando trate de mantenerlo tranquilo y cómodo.

Después de la cirugía, puede esperar que su hijo esté inquieto y, en algunos casos, difícil de consolar. La combinación de dolor del procedimiento, un estómago vacío y sentirse extraño debido a la anestesia generalmente dan como resultado que un bebé que llora necesita ser sostenido y consolado. Asegúrese de usar medicamentos para el dolor como lo recomienda el médico, ya que los niños pequeños no pueden verbalizar su necesidad de aliviar el dolor en algunos casos.

Si la cirugía requiere una recuperación prolongada, es posible que deba solicitar la ayuda de amigos y familiares para turnarse para reconfortar a su hijo, de modo que pueda dormir mientras el bebé recibe la atención que necesita.6

Preparación de su niño en edad preescolar

Los niños en el nivel preescolar de desarrollo tienen la edad suficiente para asustarse con el pensamiento de la cirugía. Los niños en edad preescolar tienden a temer la separación de sus padres, la mutilación de sus cuerpos y el miedo al dolor de cualquier fuente.

Estos temores típicos pueden guiar su conversación con su hijo, dándole la oportunidad de explicarle que usted estará con ellos, que la cirugía los mejorará y no dañarán su cuerpo, y que los medicamentos estarán disponibles si tienen dolor.

Tenga en cuenta que su niño en edad preescolar puede sentirse cómodo al tener presentes objetos familiares, como su manta favorita y su animal de peluche. Considere llevar sus actividades típicas con ellos al hospital, como leer un libro antes de la siesta o lavarse los dientes antes de acostarse.

Después de la cirugía, espere que su niño en edad preescolar esté irritable y mucho más difícil de manejar de lo normal. Por más difícil que sea, es esencial que demuestre paciencia con su hijo durante este difícil momento. Esta debe ser una fase temporal, que disminuye a medida que se alivia el nivel de dolor de su hijo y la vida vuelve a la normalidad. No dude en pedir ayuda a sus hijos o familiares para cuidar a su hijo durante este tiempo estresante.

Si a su hijo le gusta colorear, es posible que desee usar los Libros de colorear de Cirugía para imprimir  para ayudar a explicar la cirugía a los niños.7

Preparando un niño de edad elemental

Los niños en edad elemental tienen la edad suficiente para requerir información clara y concisa sobre la cirugía. Si bien tienen la edad suficiente para tener temores significativos sobre la cirugía, tienden a mantener sus preocupaciones para sí mismos y en silencio se preocupan por las preocupaciones que pueden parecer extrañas a un adulto. Su hijo en edad preescolar requerirá garantías de que no está siendo castigado, de que sobrevivirá a la cirugía y de que su dolor será controlado.

Dependiendo de la edad de su hijo, es posible que se preocupen de que se queden solos y le pregunten repetidamente dónde se encontrará durante el procedimiento. También pueden caer en el síndrome “¿ya llegamos?”, Por lo que dar a los niños más de un aviso de una semana puede no ser una buena idea, según la madurez del niño.

Después de la cirugía, los niños de esta edad querrán estar en contacto con sus amigos, y las visitas deben fomentarse cuando sea apropiado. En este punto de la recuperación, su hijo puede sentirse atrapado entre sentirse como un niño y querer ser maduro al mismo tiempo. Los abrazos y las garantías son importantes para todos los grupos de edad, pero los niños en edad preescolar pueden requerir más que otros niños, pero no están dispuestos a expresar la necesidad.

If your child enjoys coloring, printable surgery coloring books may help to answer their questions and provide entertainment at the same time. This age group will also be very receptive to having a tour of the hospital and operating rooms when they are available.8

How to Prepare an Adolescent or Teenager

IAN HOOTON/SPL / Getty Images

Older children, such as those of junior high and high school age, share many of the same fears regarding surgery. As a whole, children in these age groups fear dying during surgery, being disfigured or obviously different from their peers after surgery and showing weakness or a loss of control.

Your child is old enough to understand what happens during surgery and will require a more detailed explanation than younger children. They should have an opportunity to ask questions of their surgeon and should be included in any discussions about the surgery if they so desire. Children of this age may feel information is being withheld from them if they are excluded from decisions and discussions about their health.

This age group is more likely to deny having any pain when they are indeed in pain after surgery, in an effort to maintain control of the situation. They are more likely to deny they have any symptoms of surgical complications, especially if the complication is potentially embarrassing like constipation or the inability to urinate.

One way to help this age group deal with the stress of surgery both before and after the procedure is to allow them to bring their headphones, books, or other personal items that provide a distraction with them.9

Preparing Your Child for Surgery and Anesthesia

Niño pequeño siendo llevado a la sala de operaciones
Bob Kramer/Getty Images

Preparing a child for surgery emotionally is one of the most important things parents can do when their child is facing a surgical procedure. Surgery, without proper explanations and preparation, can traumatize children.

Preparing a child for surgery is not difficult, but it is essential to understand that many children will adopt their parent’s attitude about healthcare and surgery. If the parent is frightened or hysterical, the child is much more likely to be frightened or hysterical.

It is also important that your body language matches your words. If a parent is saying, “It’s going to be OK,” but their body language says, “I’m terrified”, the child will usually adopt the attitude of fear. This may be easier said than done, as most parents do feel fear when their child needs surgery, but being aware of the issue can be helpful.

The worst thing a parent can do before surgery is to not prepare the child at all, so surgery is a surprise and they are completely unaware of what is happening to them. Children who are shocked by the fact they are having surgery often act out, crying, screaming, and attempting to bite, kick or hit staff and family members. These children can be left with a fear of hospitals, surgery, doctors, nurses, and healthcare in general.

How much you share with your child and how early you share the information is a personal decision.  Anyone who has been on a long car ride knows that children often go into “are we there yet?” mode and have trouble with the idea that the end of the ride is many hours away. The same is true of future events, children often struggle to understand that a birthday or vacation or even Christmas may be months away. So the decision to start talking to your child days, weeks or months prior to their surgery is a very individualized one. 

Children traumatized by surgery have been shown to regress in the weeks and months after surgery. Potty-trained children may begin wetting the bed, or they may want a bottle after having moved on to regular foods. In these cases, patience is essential, providing affection and support while the child works through the experience.10

Preparing Yourself

Madre cuidando de hija
FatCamera / Getty Images

​​Having a sick child who needs surgery can be extremely stressful for a parent. It is important to know that you are not alone and that many parents experience the stress of a child having surgery each day. Have a support system during this difficult time can be very helpful for both you and your child, as children are usually very aware of their parent’s state of mind. Some hospitals offer support groups for parents during the hospitalization of their child, whether or not the child needs surgery.

You don’t need to do everything yourself, every minute of the day. If you have a support system of family and friends, seriously consider enlisting help before the procedure in preparation for the time following surgery, especially if your child is expected to be tearful and will need to be held and consoled after surgery.

Recuerde que su hijo será atendido por profesionales mientras esté en el hospital y que es absolutamente recomendable que se tome un tiempo para dormir, ducharse y comer. Cuidar de sí mismo lo ayudará a proporcionar el apoyo que su hijo necesita.¿Fue útil esta páginaFuentes de artículos