Cómo se diagnostica un tumor cerebral

Se puede diagnosticar un tumor cerebral utilizando pruebas de imágenes que observan la estructura del cerebro, junto con una biopsia, que puede evaluar cuidadosamente una muestra de un tumor cerebral sospechado bajo un microscopio. Generalmente, antes de que se ordenen estas pruebas, se realiza un examen físico para determinar si hay cambios neurológicos que sugieran la presencia de un tumor cerebral. Al final, el diagnóstico de un tumor cerebral puede incluir una resonancia magnética, tomografía computarizada, análisis de sangre, punción lumbar y biopsia.

Hay varios tipos de tumores cerebrales, y algunos son cáncer, que crece rápidamente y puede invadir el tejido cercano, mientras que otros no lo son. Estas pruebas de diagnóstico pueden ayudar a un médico a determinar si una persona tiene un tumor cerebral y, si está presente, qué tipo de tumor cerebral es.

Autocomprobaciones

Un tumor cerebral se encuentra dentro del cráneo, por lo que generalmente no hay cambios que pueda ver por sí mismo. Sin embargo, hay algunos signos de tumores cerebrales de los que debería estar consciente, especialmente porque pueden ser sutiles y progresar lentamente. 

Asegúrese de tomar nota de cualquiera de los siguientes puntos y llamarlos a la atención de su médico:

  • Dolores de cabeza persistentes *
  • Cambios en la vision
  • Problemas de coordinación, como la incapacidad de ponerse de pie o dificultad para usar una de sus manos
  • Vómitos inexplicables
  • Debilidad, entumecimiento, hormigueo de los brazos o piernas
  • Dificultad para hablar o entender el habla.
  • Convulsiones

* Si bien los dolores de cabeza persistentes pueden ser un signo de un tumor cerebral, rara vez se deben a uno, en ausencia de otros síntomas. Aún así, consulte a su médico.

Examen físico

El examen físico de su médico puede ayudar a determinar si tiene un posible tumor cerebral.

En general, las anomalías neurológicas que corresponden a una sección del cerebro están asociadas con tumores cerebrales, mientras que las que corresponden a una arteria en el cerebro son causadas por un derrame cerebral. Estas diferencias sutiles pueden ayudar a su neurólogo o neurocirujano a planificar de manera eficiente su trabajo de diagnóstico para que pueda obtener el diagnóstico correcto antes.

Los signos de un tumor cerebral en un examen físico pueden incluir debilidad y temblor, problemas de coordinación en ambos lados del cuerpo o movimientos bruscos de los ojos. 

Lo más importante es que un examen detallado de los ojos con un oftalmoscopio puede revelar inflamación, lo que evidencia un aumento de la presión cerebral causada por un tumor cerebral.

Imaging

Imaging can assess the size of a tumor and its location within the brain, as well as characteristics that help to differentiate one type of tumor from another. 

For example, brain metastases tend to be located near small blood vessels, where tumor cells are more likely to cross the blood-brain barrier. Another type of brain tumor, glioblastoma multiforme, tends to be a large tumor that spreads across several different areas of the brain. A brain tumor called an oligodendroglioma may have bright spots on a brain CT scan due to calcium deposits within the brain.

The most common imaging tests for brain tumors are magnetic resonance imaging (MRI) and computed tomography (CAT scan, CT scan). These tests are usually done with injected contrast material, which is fluid that surrounds solid areas, such as brain tumors, to better define the edges. 

Other tests often used for research purposes and sometimes surgical planning include magnetic resonance spectroscopy (MRS) and functional MRI (fMRI), which detect differences in metabolic activity that may occur with a brain tumor. A diffusion-weighted image uses MRI linked to software that calculates changes in the diffusion of water, which also may be altered when someone has a brain tumor.

De manera similar, una prueba de emisión de positrones (PET) es similar a una tomografía computarizada y puede detectar cambios microscópicos en el flujo sanguíneo y el consumo de oxígeno, que pueden ocurrir con algunos tumores cerebrales.

Es posible que estos tipos de pruebas de imagen no estén disponibles en todos los hospitales, y los resultados no se consideran confiables o consistentes en el diagnóstico de tumores cerebrales como la TC cerebral con contraste o la RM del cerebro, pero son valiosos porque detectan cambios sutiles que los científicos usan para aprender más sobre la enfermedad cerebral 

Algunas otras pruebas de imagen se pueden utilizar en la planificación quirúrgica. Por ejemplo, un angiograma usa CT, ultrasonido o MRI para observar los vasos sanguíneos, y se puede usar para que su cirujano pueda ver si el tumor está cerca de un vaso sanguíneo. 

Hay al menos 30 tipos diferentes de tumores cerebrales, y cada tipo tiene una apariencia diferente en las pruebas de diagnóstico por imágenes, el pronóstico y el tratamiento recomendado.

Algunos de los tipos / descripciones más comunes de tumores incluyen:

  • Tumor cerebral primario: un tumor cerebral primario es un tumor que se originó en el cerebro. Puede crecer, diseminarse o permanecer en un lugar pequeño, según el tipo de célula cerebral en la que se originó originalmente el tumor cerebral primario. 
  • Tumor cerebral metastásico: un tumor metastásico en el cerebro es uno que comenzó en algún lugar fuera del cerebro, como el seno, los pulmones o el colon, y se diseminó hasta el cerebro. En general, un tumor metastásico es un tumor altamente agresivo que podría no mejorar con el tratamiento. 
  • Meningioma : este es un tumor cerebral primario que crece a partir de las meninges, el tejido protector que rodea al cerebro, y no realmente del cerebro mismo. El meningioma es uno de los tipos más comunes de tumores cerebrales. Dependiendo del grado de un meningioma, que se determina con una biopsia, puede tener un buen pronóstico si se extirpa completamente quirúrgicamente o si existe la posibilidad de recurrencia o invasión del cerebro. 
  • Tumor hipofisario: otro tumor cerebral primario que puede ser completamente tratable o muy agresivo, un tumor hipofisario es el cáncer de la glándula pituitaria, una estructura en el cerebro que controla las hormonas. Al igual que con otros tumores cerebrales, un tumor hipofisario puede visualizarse en estudios de imágenes cerebrales y, a diferencia de otros tumores cerebrales, puede producir cambios hormonales que pueden tener un gran impacto en el cuerpo. 
  • Glioma: un tumor cerebral primario que surge de las células gliales, que son células nerviosas de apoyo en el cerebro. Un glioma puede comenzar en el nervio óptico, el tronco cerebral o la corteza cerebral. Los gliomas tienden a ser tumores muy agresivos, que requieren un tratamiento intenso. 

Laboratorios y pruebas

Blood tests can also help in assessing some types of brain tumors, and a lumbar puncture may help in diagnosing metastatic (aggressively spreading) tumors in the brain. A biopsy is a major procedure, and it is the most definitive test for brain tumor diagnosis. 

Hormone Blood Tests

Some brain tumors, such as pituitary tumors, can produce hormones that are detected in the blood. If you have a pituitary tumor, you may have an abnormal concentration of hormones such as growth hormone or thyrotropin (a hormone that stimulates the thyroid gland) in your blood. These are not routine tests, so your doctor would only order them if there is a high suspicion of a hormone-producing brain tumor. 

Lumbar Puncture (LP)

For this test, commonly referred to as a spinal tap, a doctor extracts fluid from your lower spine using a needle, which is then tested. It can help identify infections, inflammation, or cancer cells.

Cancer cells can appear in the cerebrospinal fluid (CSF) if you have carcinomatosis—a condition in which multiple areas of one organ are affected by metastatic cancer. Carcinomatosis in the brain can occur due to cancer that started somewhere else in the body or due to the spread of brain cancer within the brain.

However, LP is not usually a reliable test when it comes to evaluation of brain cancer because cancer cells may or may not appear in the CSF. 

If you have possible brain cancer, your doctor may decide against an LP if the brain tumor appears large on imaging studies. The alteration of fluid flow that results from an LP can cause dangerous movements in the brain itself if you have a large brain tumor. 

Biopsy

A biopsy is a sample of tissue taken for examination under a microscope, and you may need one based on the results of your imaging studies. 

Usually, brain tumor type can be determined based on imaging tests. When a tumor appears to be metastatic, a biopsy can be done to identify the tissue from which it came.

A biopsy is also used for grading primary brain tumors from grade I to grade IV. Low-grade brain tumors are considered less aggressive than high-grade ones. A pathologist can estimate the tumor’s predicted rate of growth and likelihood of invasion based on characteristics in the appearance of the cells under a microscope.

Finally, a biopsy can also determine how sensitive the tumor will be to different types of treatments by using stains to assess various characteristics of the tumor. This information can guide your doctor’s recommendations on the best line of care. 

Una biopsia de tumor cerebral requiere un procedimiento quirúrgico bajo anestesia general, que generalmente implica la extracción de una sección del cráneo para acceder al tejido cerebral. Debido a que una biopsia no es menos invasiva que la cirugía cerebral, sus médicos tratarán de extirpar todo el tumor durante un procedimiento de biopsia para que no necesite otra cirugía si es posible.

Tomará varias semanas recuperarse de una biopsia de cerebro, incluso si la muestra es pequeña. Existe un riesgo de sangrado o inflamación en el cerebro después del procedimiento, y su equipo lo vigilará de cerca para detectar cambios neurológicos después de su biopsia. 

Diagnósticos diferenciales

Un tumor cerebral puede causar síntomas similares a los de otras afecciones. Su evaluación de diagnóstico puede diferenciar entre un tumor cerebral y otra afección neurológica que inicialmente puede manifestarse de manera similar. 

  • Absceso cerebral: un absceso es un área cerrada de infección. Dependiendo de las circunstancias, una persona puede tener uno o más abscesos en el cerebro. Estas infecciones tienden a ser bastante raras, pero pueden confundirse con tumores cerebrales debido a sus síntomas y apariencia en pruebas de imagen. Por lo general, los estudios de imágenes repetidos pueden ayudar a diferenciar un absceso de un tumor cerebral, pero a veces se diagnostica una biopsia en un absceso.
  • Encefalitis: inflamación del cerebro que puede ser causada por una infección o una enfermedad autoinmune. La  encefalitis  causa una variedad de síntomas según la región del cerebro afectada. 
  • Meningitis por tuberculosis (TB) / encefalitis por TB: una infección poco frecuente que aparece como manchas en una prueba de imagen cerebral. Las lesiones de la meningitis por TB tienden a ser más pequeñas y más numerosas que las lesiones de un tumor cerebral. Esta infección puede diagnosticarse con un LP, y la presencia de TB en otras partes del cuerpo puede ayudar a sus médicos a determinar si la infección también puede causar lesiones en sus meninges o en su cerebro. 
  • Neurosarcoides: una enfermedad inflamatoria que parece muy similar a la meningitis tuberculosa en las imágenes cerebrales, las manchas que se ven en las imágenes cerebrales con neurosarcoides pueden aparecer como múltiples lesiones tumorales metastásicas en el cerebro. Debido a que tienden a ser pequeñas, generalmente es seguro tener un LP, que puede mostrar células inflamatorias que son características de los neurosarcoides. 
  • Esclerosis múltiple ( esclerosis múltiple): en general, como muchas lesiones pequeñas de desmielinización (pérdida de grasa alrededor de las neuronas) en todo el cerebro, la esclerosis múltiple puede tener un aspecto inesperado con solo unas pocas lesiones grandes. A menudo, la repetición de las pruebas de imagen cerebral con contraste puede ayudar a diferenciar la EM de un tumor cerebral cuando las condiciones parecen ser similares. 

Tumores cerebrales: sus opciones de tratamiento

Author profile
Bone Marrow Transplantation at Disciplied INC | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.