Cómo tener un cuello uterino sano

Un cuello uterino sano  debe ser parte de la agenda de salud de cada mujer. Con unos pocos pasos simples, la mayoría de las mujeres pueden reducir considerablemente el riesgo de desarrollar problemas de salud cervical, como la displasia cervical o el cáncer cervical más grave. ¡Aquí está un cérvix sano!1

Obtener una prueba de Papanicolaou

Muchas mujeres no se dan cuenta de lo importante que es hacerse una prueba de Papanicolaou para prevenir el cáncer cervical. A menudo se confunde con una prueba diagnóstica.

Sin embargo, una prueba de Papanicolaou es una prueba de detección que busca cambios anormales en el cuello uterino que indican cáncer o cambios que podrían conducir a un cáncer cervical algún día. En la mayoría de los casos, el cáncer de cuello uterino tarda años en desarrollarse; Una prueba de Papanicolaou regular detecta estos cambios mucho antes de que se vuelvan cancerosos.

Piense en cuándo tuvo su última prueba de Papanicolaou y cuándo el médico le recomendó que le hiciera la siguiente. La frecuencia varía de una mujer a otra, por lo que si no está seguro o nunca ha tenido una, consulte a su médico o consulte las últimas pautas de detección . ¡Marca el mes en tu calendario para que no lo olvides!2

Siga las recomendaciones del doctor

Es sorprendente la cantidad de mujeres que no siguen las órdenes de su médico. Visitas para exámenes de Papanicolaou de seguimiento, exámenes de colposcopia y tratamientos a menudo marcados como “de no presentación”. La falta de seguro, la desconfianza de los médicos y la falta de comprensión de las pruebas de seguimiento recomendadas son todas las razones comunes.

Para prevenir el cáncer cervical, las mujeres deben ser proactivas en su atención médica. Esto significa escuchar al médico y si hay un desacuerdo sobre la atención, las segundas opiniones son siempre una opción. La desconfianza en la opinión de un médico nunca debe resultar en la desconfianza de todos los médicos.

Nunca abandone el consultorio del médico hasta que tenga una comprensión completa del plan de seguimiento. ¡Sepa qué, cuándo y por qué de su plan!3

Vacúnese con la vacuna contra el VPH

You may be wondering how a vaccine can help keep your cervix healthy. The HPV vaccine, Gardasil, protects against common sub-strains of the human papillomavirus known to cause cervical cancer in women. Women infected with these high-risk strains develop cervical dysplasia. When left unmonitored and untreated, high-risk cervical dysplasia can develop into cervical cancer.

The vaccine is currently FDA-approved for young women ages 9-26, with a target age of 11-12. Results of a 2007 study show Gardasil’s effectiveness in older women, showing promise of expanded use of the vaccine.4

Practice Safe Sex

Practicar sexo seguro no solo previene el embarazo no deseado, sino que también ayuda a prevenir las infecciones de transmisión sexual que pueden hacer que el cuello uterino no sea saludable. El VPH es un virus común de transmisión sexual que se transmite a través del contacto sexual de piel a piel; no se necesita penetración del pene para transmitir el virus. Tanto las parejas heterosexuales como las homosexuales están en riesgo. Si bien los condones no son 100 por ciento efectivos para prevenir la propagación del VPH, los estudios muestran que sí brindan cierta protección.5

Informe los síntomas a su médico

Aunque el cáncer cervical rara vez presenta síntomas tempranos, siempre debe informar oportunamente a su médico cualquier síntoma que esté experimentando. Los síntomas que pueden indicar un problema cervical incluyen (entre otros):

  • dolor durante las relaciones sexuales
  • sangrado vaginal después de las relaciones sexuales (sangrado postcoital)
  • sangrado vaginal anormal (flujo menstrual abundante, sangrado entre los períodos menstruales
  • secreción vaginal
Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.