Cómo utilizar el reentrenamiento intestinal para el estreñimiento

La reeducación intestinal es una forma de tratar de trabajar con los ritmos naturales del cuerpo para establecer un programa regular de movimientos intestinales. Esto puede ser de particular ayuda para las personas que sufren de estreñimiento crónico . La idea es tratar de crear las condiciones que maximicen la posibilidad de tener un movimiento intestinal exitoso. Antes de intentar la reeducación intestinal, es importante que su médico apruebe que este proceso sería apropiado para usted.

Pasos de reentrenamiento intestinal

La reeducación intestinal es más que lo que haces en el baño. Estos son los pasos a seguir para que su cuerpo tenga un horario regular.

  1. Mantenga un diario de los movimientos intestinales durante dos semanas. Esta información será útil para determinar si hay algún momento particular del día o situaciones específicas en las que es más probable que su cuerpo inicie un movimiento intestinal .
  2. Establecer tiempos de comida regulares y consistentes. Alimentar a su cuerpo en un horario regular fomentará la digestión de acuerdo con un patrón más ordenado.
  3. Haga lo que pueda para contribuir al desarrollo de heces blandas y bien formadas. Tome abundantes líquidos para mantener su cuerpo bien hidratado y minimizar la cantidad de agua que el colon necesitará para extraer la materia fecal. Si su cuerpo puede tolerarlo, aumentar la cantidad de fibra en su dieta también puede ayudar a formar heces blandas. A veces la fibra se tolera mejor cuando se aumenta lentamente.
  4. Elija un horario regular para su visita al baño. Es importante que programe tiempo para sus evacuaciones todos los días a la misma hora. Puede ser desafiante equilibrar las responsabilidades de su vida con las necesidades de su cuerpo, pero siempre que sea posible intente poner su cuerpo primero. Algunos consejos:
    1. Si su diario revela algún tipo de patrón establecido, haga lo que pueda para respetar este ritmo natural preexistente de su cuerpo.
    2. La mañana suele ser un momento óptimo para la mayoría de los cuerpos.
    3. Otro tiempo ventajoso es de 20 a 30 minutos después de una comida.
  1. Antes de su visita al baño, intente estimular el reflejo gastrocólicoEsta es una respuesta natural del cuerpo en la que las contracciones intestinales se activan al comer o beber. Cada uno de los siguientes puede servir para fortalecer la intensidad de las contracciones colónicas provocadas por el reflejo.
    1. Comer una comida grande.
    2. En esta comida, consumir alimentos con un alto contenido de grasa.
    3. Bebe cualquier tipo de bebida caliente.
    4. Ingerir cafeína, si puede tolerar la sustancia sin irritar su sistema digestivo.
  2. Póngase tan cómodo como sea posible mientras se sienta en el inodoro. Use ejercicios de relajación para mantener su cuerpo calmado y cómodo. Escucha música o lee algo que sea estimulante y entretenido.
  3. Use sus músculos abdominales, no su recto. Tenga cuidado de no tratar de expulsar las heces poniendo una presión innecesaria en el recto. El objetivo es trabajar con su cuerpo mientras siente las sensaciones del colon al tratar de pasar las heces. Puede resultarle útil inclinarse hacia adelante para poder concentrar su esfuerzo en contraer los músculos de la parte inferior de su abdomen.