Compras con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica

Haga más con menos dolor y agotamiento

Ugh, de compras. Cuando estás sano, puede ser agotador. Cuando tiene fibromialgia o síndrome de fatiga crónica , puede ser una experiencia agotadora, agotadora, abrumadora y que alivia el dolor que nos lleva a la cama durante días.

Sin embargo, es difícil evitar comprar por completo. Ya sea que necesite alimentos, regalos de vacaciones o cumpleaños , ropa u otra cosa, parece que siempre hay algún tipo de viaje de compras a la vuelta de la esquina.

Si bien cada tipo de compras viene con sus propias dificultades potenciales para aquellos de nosotros con estas condiciones, tienen mucho en común que podemos aprender a manejar. Probablemente no hará que los viajes de compras estén libres de problemas, pero puede ayudar a disminuir su impacto en usted.

 

Mejores listas para todo tipo de compras

Listas de comestibles

La mayoría de nosotros sabemos que necesitamos una lista de compras o obtendremos todo lo que buscamos. Pero solo hacer una lista no es suficiente.

Primero, desea que una lista sea lo más completa posible sin tener que hacer un inventario de todo en su refrigerador, congelador y despensa. Ayuda a mantener una lista en el refrigerador para que pueda agregarla cuando se dé cuenta de que necesita algo.

Debido a que podemos cansarnos, olvidarnos y sentirnos abrumados , es una buena idea organizar su lista. Si conoce la tienda lo suficientemente bien, o tiene un mapa del diseño, puede poner las cosas en orden de donde estarán. Si no, intente agrupar cosas como productos agrícolas, carne, lácteos, congelados y alimentos preenvasados.

¿Quién de nosotros no ha hecho una lista larga y hermosa … solo para dejarla en casa sobre la mesa? En el momento en que se haga su lista, póngala en su cartera o billetera. También es posible que desee tomar una foto (o varias) en su teléfono, en caso de que la lista se pierda en algún lugar entre el hogar y la tienda.

Listas de vacaciones

¡Pero las listas no son solo para comprar comestibles! Si va de compras por vacaciones, asegúrese de tener una lista de todas las personas para las que necesita comprar. Cuando compre un regalo, escriba lo que es para no olvidar a quién le ha comprado.

Su lista de vacaciones también debe incluir tallas de ropa y cualquier otra información que pueda ayudarlo, como fragancias favoritas, alergias, equipos deportivos favoritos, etc.

Listas de lugares para ir

If you need to put a check in the bank, mail a package, pick up your prescriptions, and go to the grocery store, be sure you have a list of all those things. It helps to plan a route and put all of your stops in order.

Google Maps can help you with this–look for the “add a stop feature” and let it guide you from place to place.

Going Electronic

Smart phones and tablets can be extremely helpful when it comes to lists and notes to yourself. You’re also less likely to forget it at home, since it’s something most of us carry all the time.

 

Shopping From Home

Often, the best way to go shopping is by not going anywhere.

A lot of grocery and big-box stores offer home delivery for a modest charge. You just submit your list and they show up with it at your house.

If you’re not sure about whether a delivery fee is worth it, compare it to what the gas would cost if you drove there and back, on top of the physical price you pay.

When it comes to gift giving, sometimes buying online is hard because you can’t just wander through until you see something that would work. This is when gift suggestions from the people you’re buying for can really help.

You definitely want to order gifts early, especially during the busy holiday season. Just because the website says it’ll be there in two or three days doesn’t mean it really will. Make sure you’re ordering a few weeks ahead of the deadline and pay attention to shipping estimates.

La ropa es notoriamente difícil de comprar en línea. Puede aumentar sus probabilidades de éxito si se queda en las tiendas donde ha comprado antes porque ya está familiarizado con sus marcas y tamaños.

 

Elige tu tiempo

Muchos de nosotros con estas enfermedades tenemos momentos del día, semana o mes mejores que otros. Siempre que sea posible, intente programar viajes de compras para sus mejores momentos.

Además, mire la hora del día y el mes. Si tiende a sentirse abrumado por las multitudes, no quiere estar en una tienda de comestibles justo después de las 5 pm o el primer día del mes, cuando todos están allí.

¡No se recomienda comprar el Black Friday, la víspera de Navidad o el 26 de diciembre!

 

Plan de descanso

Si se dirige a un importante viaje de compras, haga un plan sobre cómo y cuándo va a descansar. Evitará que se desgaste demasiado rápido.

Por ejemplo, digamos que necesita ir a varios lugares. Después del segundo, tal vez podrías parar en una cafetería durante media hora. O tal vez pueda sentarse en un vestidor y leer un rato, o recostarse en su asiento trasero y simplemente relajarse.

Conducir requiere energía física y mental, ¡así que no lo cuentes como descanso!

 

Invita a un amigo

Siempre que sea posible, lleve a alguien a la tienda con usted. En el mejor de los casos, pueden:

  • Manejar
  • Ayudarte a mantenerte enfocado
  • Hacer el trabajo pesado
  • Haga cola mientras se sienta y descansa, o regrese al auto
  • Ayuda a descargar en casa

También es posible que pueda separarse, por lo que ninguno de ustedes tiene que caminar por toda la tienda.

 

Use ayudas de movilidad

Las tiendas tienen carros motorizados por una buena razón: personas como nosotros, para quienes comprar puede causar dolor y agotamiento. ¡No sienta que no está “lo suficientemente discapacitado” para usarlos!

Es difícil usar un bastón o un andador mientras compra, pero si no tiene que llevar bolsas o empujar un carrito, llévelo consigo incluso si no cree que lo necesitará ese día. Más vale prevenir que curar.

Eso se aplica incluso si está usando un carrito motorizado o una silla de ruedas: la mayoría de las tiendas no están configuradas para comprar fácilmente desde una silla, así que prepárese para pararse con frecuencia y posiblemente caminar distancias cortas.

Es posible que también desee considerar un carro rodante liviano y portátil para un viaje al centro comercial, para que no tenga que cargar todas esas bolsas.

 

Pequeñas cosas que ayudan

Tener en cuenta algunas pequeñas cosas puede marcar la diferencia entre un viaje de compras exitoso y un día realmente malo.

  • Vístete cómodamente . No es necesario que el dolor de la cintura te deje de lado temprano. Se deben dar zapatos cómodos.
  • Cíñete a las tiendas que conoces bien siempre que sea posible. Reduce la confusión y los vagabundeos adicionales.
  • Un buen lugar de estacionamiento no siempre es el que está cerca de la puerta. Puede ser tan importante tener uno cerca de la devolución del carrito. Considere una placa o placa para discapacitados .
  • Prueba tu carrito. Asegúrese de no obtener uno con una rueda defectuosa o un chirrido que agrave los síntomas.
  • Comience con la tienda o área más importante de la tienda en caso de que tenga que irse temprano.
  • Si comienza a sentir pánico o abrumado, deténgase y respire profundamente.
  • Sepa dónde puede tomar un descanso, ya sea en un baño o vestidor, en un banco, en un café o en la sección de muebles.
  • Usar tapones para los oídos o auriculares para reducir el ruido puede ayudar a evitar la sobrecarga sensorial y la sensibilidad al ruido . Una lista de reproducción relajante también puede ayudar.
  • Pídale al cajero que no haga sus maletas demasiado pesadas. Y sí, ¡te gustaría ayuda para tu auto!

 

Estimulación, estimulación, estimulación

Siempre recuerde los conceptos básicos del ritmo cuando esté haciendo alguna actividad física. Escuche las señales de su cuerpo y sepa cuándo debe detenerse o cuándo no es el día adecuado para ir de compras. A veces, es mejor posponerlo que tenerlo acostado durante una semana.

Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.