Conozca su aguja Huber para el acceso al puerto de quimioterapia

El tratamiento de quimioterapia consiste en agujas, y eso significa que se quedará atascado con jeringas, agujas intravenosas, agujas mariposa y agujas Huber. No entre en pánico la primera vez que vea esa larga y curva aguja de quimio, está diseñada para facilitarle el tratamiento. Aprenda cómo prevenir el pinchazo de un pinchazo de aguja, sepa el tamaño de aguja que necesita y cómo la aguja de Huber es más segura para usted y su enfermera.

Fundamentos De La Aguja De Huber

Una aguja Huber es una aguja hueca especialmente diseñada que se usa con un puerto de quimioterapia  (puerto-a-cat. La aguja tiene una punta biselada y larga que puede atravesar su piel, así como el tabique de silicona del reservorio del puerto implantado.

La punta biselada de una aguja Huber no eliminará un núcleo de silicona de su puerto, lo que evita que una porción de silicona o piel se aloje en la línea de su catéter (una complicación muy común) y hace que su puerto dure más tiempo. El Dr. Ralph L. Huber, un dentista, diseñó la punta de la aguja direccional, biselada y afilada, y el Dr. Edward B. Tuohy, un anestesiólogo, la refinó para su uso en catéteres espinales.

Las agujas de Huber funcionan para muchas personas

Las agujas de Huber trabajan duro en varias configuraciones. Estas agujas se pueden usar durante una cita de infusión para administrar quimioterapia, antibióticos, solución salina o transfusiones de sangre. Las agujas de Huber pueden dejarse en su lugar durante algunas horas o durante varios días si es necesario. Muchas personas se benefician de las agujas Huber, que se utilizan en diálisis , ajustes de la banda gástrica, transfusiones de sangre y tratamientos intravenosos para el cáncer.

No todas las agujas son iguales

Las agujas de Huber vienen en varios largos y calibres. Debe saber el tamaño de la aguja que funciona con su puerto. Si su enfermera usa una aguja Huber que es demasiado corta, no funcionará bien para su extracción de sangre o su infusión. Si un Huber es demasiado corto, puede sentirse doloroso y apretado. Del mismo modo, una aguja Huber que sea demasiado larga para su puerto podría tambalearse o girar, causando daños en el sello de silicona. La mayoría de las enfermeras de infusión asegurarán una aguja y un catéter Huber colocados en su lugar con cinta o un vendaje oclusivo.

Agujas de diferentes tamaños para diferentes puertos

Needles, like infusion ports, come in different sizes. Infusion needles should be sized to match the type of implanted port that you have. Huber needles that are used for infusion ports come in lengths from 0.5 inches up to 1.5 inches. These needles are usually color-coded and come in different diameters ranging from a 21 gauge needle to a 25 gauge needle.

It’s a good idea to ask your infusion nurse for the length and gauge of Huber needle that works best with your port and keep this information in your health notebook. If you visit a different clinic or hospital, this information may save you some pain and prevent multiple needle sticks. Even if you receive all of your infusions at the same cancer center, you will likely be seeing different infusion nurses. In a perfect world, a new nurse might know exactly which size and gauge needle works best for you, but that’s not always the case in real life. It pays to take an active role in your cancer care, even in these small details, and to ask about the needle at the start of each and every time your port is accessed.

Usar una aguja estándar en lugar de una aguja especializada, como una aguja Huber, puede reducir la efectividad del dispositivo y exponerlo a complicaciones.

Alivie su dolor con un poco de crema de gritos

Se debe usar una aguja Huber para acceder a su puerto de quimio. El punto fuerte y cónico de un Huber será menos doloroso que una aguja no cónica y penetrará limpiamente a través de la piel y la silicona. Este tipo de aguja noelimina un núcleo de piel o silicona, por lo que su puerto se volverá a sellar, y su piel se curará perfectamente cuando se retire la aguja.

Si quiere evitar el dolor de un pinchazo de aguja, use un poco de “crema de gritos”, un término que las enfermeras suelen usar para el gel de lidocaína o la crema de Emla. Una vez que haya colocado la aguja en su puerto, no lamueva ni la gire, porque eso dañará el septum de silicona. Dado que el gel, las cremas o los parches de lidocaína pueden demorar unos 30 minutos para que sea completamente efectivo, es importante hablar con su enfermera antes de su infusión. Es posible que su clínica le aplique un parche, crema o gel. 30 minutos a 60 minutos antes de su cita, para que su infusión pueda comenzar de inmediato cuando llegue (su oncólogo puede darle una receta, pero muchos de estos productos también están disponibles sin receta).

Seguridad con agujas para personas con cáncer y sus enfermeras

La quimioterapia intravenosa se administra a través de una aguja y un catéter, que deben retirarse al final del tratamiento. La aguja está en contacto con sus medicamentos de quimioterapia y su suministro de sangre. Para prevenir infecciones y pinchazos accidentales con la aguja, existen dispositivos de seguridad diseñados para usar con estas agujas. Las alas de plástico y los protectores de aguja de su aguja Huber lo protegen a usted y a su enfermera contra lesiones e infecciones. Después del uso, las agujas se eliminarán de forma segura, junto con los desechos médicos. Tendrá una venda sobre la punción de la aguja después del tratamiento; asegúrese de mantenerla colocada 15 a 30 minutos después de su infusión para mantener el área limpia y evitar fugas.

A medida que escuchamos acerca de los errores médicos en la medicina, conocer su aguja y cómo cuidarse durante y después de la quimioterapia es una de las formas en que puede  ser su propio defensor en su atención del cáncer .

Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.