Pasos esenciales para controlar el asma para un mejor control

Para controlar su asma, debe realizar un seguimiento y registrar todos sus síntomas de asma de forma regular. Controlar el asma es una parte importante de su plan general de asma. En los negocios, hay un adagio de que “lo que no se puede medir no se puede cambiar”. Su asma no es diferente, y controlar los síntomas del asma es una parte muy importante de su plan de acción general para el asma.

Puedes controlar el asma de 2 maneras:

  1. Flujo máximo
  2. Los síntomas

Varios estudios han demostrado que la monitorización regular del asma se asocia con:

  • Mayor uso de medicamentos de control.
  • Disminución de las exacerbaciones del asma.
  • Disminución de visitas a la sala de emergencias.

Cómo controlar su asma

  1. Asegúrese de tener un plan de acción para el asma. Esto es esencial para controlar su asma. Los planes de atención del asma se desarrollan con su médico y son una hoja de ruta para saber cómo le está yendo. Con base en su monitoreo, puede hacer cambios en el uso de su medicamento.
  2. Registre sus síntomas. Según el tipo de plan de acción que usted y su médico desarrollen, es posible que desee registrar los síntomas del asma, el flujo máximo o ambos. Puede utilizar un formulario para registrar los síntomas y desencadenantes diarios. Además, la forma se puede imprimir para registrar síntomas como sibilancias , opresión en el pecho , dificultad para respirar y tos crónica . Además, puede registrar la frecuencia con la que usa su medicamento. Si tiene un iPhone, puede usar AsthmaMD o Asthma Journal para controlar el asma de manera eficiente.
  3. Graba tus PEFs. Usando su medidor de flujo máximo, realice un seguimiento de su flujo máximo a lo largo del tiempo. Si usted y su médico acordaron que esto es una parte importante de su control del asma, esta simple prueba puede proporcionarle información importante sobre su control del asma.
  4. Busque cambios en los síntomas del asma y el flujo máximo. Cuando experimente caídas en su flujo máximo o aumentos en los síntomas del asma, siga de cerca su plan de acción para el asma. Una acción rápida basada en su plan de acción para el asma puede impedir una visita al médico o a la sala de emergencias.
  1. Se un detective Si está cayendo en su zona amarilla o roja, vuelva a mirar su diario de asma y hágase estas preguntas:
    1. ¿Veo algún patrón que pueda explicar los síntomas o caídas en el flujo máximo?
    2. ¿Me perdí la medicación?
    3. ¿Podría haber estado expuesto a factores desencadenantes que desconocía?
    4. ¿Tenía síntomas después del ejercicio?
  2. Su diario no es útil si lo olvida en casa. Cuando se prepare para su próxima visita al médico, asegúrese de llevar su diario de asma para hablar con su médico. Su médico puede revisar su diario con usted y proponer cambios para mejorar su asma.