Una visión general del desprendimiento de retina

El revestimiento del interior del globo ocular es una capa de células neuronales sensible a la luz llamada retina . Al igual que una cámara, la retina captura los rayos de luz y los convierte en impulsos eléctricos. Estos impulsos viajan a lo largo del nervio óptico hasta el cerebro, donde se convierten en imágenes. La retina se encuentra sobre la coroides , un tejido responsable de nutrir la retina.

El desprendimiento de retina ocurre cuando la retina se separa de la coroides. Es una verdadera emergencia ocular y requiere tratamiento inmediato para evitar la pérdida severa de la visión y la ceguera potencial.

Los tipos

Hay tres tipos de desprendimiento de retina:

  • Desprendimiento de retina regmatógeno: este es el tipo más común. Es causada por desgarros o agujeros en la retina, conocidos como roturas de la retina.
  • Desprendimiento  de la retina traccional : este tipo de desprendimiento ocurre cuando el tejido cicatricial u otro tejido anormal crece en la superficie de la retina, alejando la retina de la capa debajo de ella.
  • Desprendimiento de retina exudativo: este desprendimiento ocurre cuando fluye líquido o sangre debajo de la retina, separándolo de la capa debajo. El desprendimiento de retina exudativo suele ser una complicación de otras afecciones, como degeneración macular , tumores oculares y presión arterial alta.

Los síntomas

No hay dolor cuando la retina se desprende. Sin embargo, hay varios síntomas visuales comunes que deberían alertarlo sobre un posible desprendimiento de retina:

  • Flotadores que pueden aparecer como puntos grises, cuerdas o telarañas flotando en su campo de visión
  • Melanoma ocular
  • Una cortina o velo oscuro que se mueve sobre tu visión
  • Visión borrosa

Si experimenta alguno de estos síntomas, no dude en buscar atención médica. El tiempo es esencial en el tratamiento de un desprendimiento de retina. El tratamiento temprano puede mejorar la posibilidad de restaurar su visión.

Causas

El desprendimiento de retina a menudo es causado por un trauma. Es más común en personas miopes, que tienen un globo ocular ligeramente más largo.

Algunos desprendimientos de retina ocurren espontáneamente sin una causa específica. Estos a menudo están relacionados con cambios en el vítreo, el fluido similar a un gel que llena la cavidad del ojo.

A medida que envejecemos, el vítreo puede licuarse y separarse de la retina, causando un desprendimiento vítreo posterior (EVP).

Ciertas enfermedades también pueden causar desprendimiento de retina al permitir el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y cicatrices, que causan contracciones en la retina.

Factores de riesgo

Varios factores pueden aumentar su riesgo de desarrollar un desprendimiento de retina.

  • Avances en los cambios relacionados con la edad en el vítreo.
  • Alto nivel de miopía
  • Áreas débiles en la periferia de la retina.
  • Antecedentes familiares de desprendimiento de retina.
  • Desprendimiento de retina previo en un ojo.
  • Historia de la cirugía ocular, como la cirugía de cataratas.
  • Trauma ocular

Diagnóstico

El diagnóstico de un desprendimiento de retina lo realiza un profesional del cuidado de los ojos. Un optometrista u oftalmólogo puede dilatar sus pupilas y usar un oftalmoscopio binocular indirecto para examinar el interior del ojo con una vista tridimensional.

Ocasionalmente, se puede usar un dispositivo de ultrasonido si hay un sangrado denso dentro del ojo. La sangre a veces puede obstruir la vista, lo que dificulta ver claramente la retina. El dispositivo de ultrasonido produce ondas de sonido que rebotan en la parte posterior del ojo, formando una imagen que le permite al médico ver si la retina está realmente desprendida.

Tratamiento

Hay varias formas de tratar el desprendimiento de retina. El tratamiento depende del tipo, la gravedad y la ubicación del desprendimiento.

  • Retinopexia neumática: se  utiliza cuando el desprendimiento se produce en la parte superior del ojo. El ojo se inyecta con una burbuja de gas que presiona contra la retina.
  • Crioterapia:  utiliza un método de congelación o láser para fijar la retina en su lugar.
  • Láseres: se  utilizan para crear pequeñas cicatrices en el ojo para evitar más desgarros o desgarros.
  • Hebilla escleral:  una pequeña banda de silicona que se adhiere a la parte externa del ojo para mantener la retina en su lugar. La hebilla no es visible desde el exterior.