Diagnóstico del dolor crónico

Por lo general, el dolor crónico no se diagnostica hasta que usted ha tenido dolor regularmente durante tres a seis meses. Esta espera puede ser frustrante cuando tiene dolor sin una buena explicación médica. Desafortunadamente, el diagnóstico de dolor crónico no es fácil.

Debido a que el proceso de encontrar una causa para su dolor puede ser desalentador, puede verse tentado a dejar de buscar por completo. Intenta, sin embargo, mantenerlo todo el tiempo que puedas. La simple eliminación de enfermedades y trastornos potenciales puede ayudarlo a comprender de dónde proviene el dolor, incluso si la verdadera fuente nunca se descubre. Esto puede hacer que el tratamiento de su dolor sea más efectivo.

Con el tiempo, su médico realizará una serie de pruebas diferentes que pueden incluir análisis de sangre, imágenes y pruebas nerviosas. Las pruebas que realiza dependen de la ubicación de su dolor y de lo que sospecha que lo está causando, además de sus otros síntomas. Estos son algunos de los tipos más comunes de dolor crónico y cómo se investigan.

Dolor de espalda

Si sufre de dolor de espalda crónico, su médico realizará pruebas para determinar si la causa es un trastorno tisular, como una distensión muscular o una fractura capilar, o si es causada por un daño en los nervios, como una ruptura de disco.

  • Las radiografías pueden detectar lesiones en el hueso y en el tejido denso.
  • Las resonancias magnéticas pueden revelar daños en los huesos, así como en tejidos más blandos, como músculos, ligamentos o tendones.
  • Las tomografías computarizadas brindan detalles más precisos que una radiografía y se pueden usar para examinar las áreas problemáticas más de cerca.

Dolor de cabeza

El dolor de cabeza crónico puede ser causado por tensión muscular, trastornos del sistema nervioso o tensión ocular. Con frecuencia, se asocian con otras afecciones crónicas como la esclerosis múltiple o lesiones en el cuello y el hombro. Su médico puede primero descartar cualquier causa subyacente de dolores de cabeza como enfermedades, anomalías químicas o deshidratación. También puede recomendar una consulta de optometrista.

Si no tiene ningún trastorno subyacente que pueda causar dolores de cabeza crónicos, su médico puede diagnosticarle haciendo una serie de preguntas para determinar la causa de sus dolores de cabeza:

  • ¿Su dolor está localizado en un lado de su cabeza?
  • ¿Comienza en el cuello?
  • ¿Es peor al final del día?
  • ¿Causa sensibilidad a la luz o al sonido?

La respuesta a estas preguntas puede determinar si tiene migrañas, dolores de cabeza en racimo, dolores de cabeza por tensión muscular o fatiga ocular.

Fibromialgia

La fibromialgia puede ser difícil de diagnosticar. Muchos de sus síntomas son comunes a otras enfermedades crónicas, como la EM o la artritis reumatoide. Si su médico sospecha que usted tiene fibromialgia, puede esperar las siguientes pruebas:

  • Radiografías y resonancia magnética para descartar trastornos tisulares.
  • Análisis de sangre para descartar enfermedades reumáticas como el lupus.
  • Pruebas neurológicas para descartar EM.
  • Palpación de los puntos sensibles a la fibromialgia.

Su médico también le preguntará acerca de otras enfermedades comunes asociadas con la fibromialgia, como el síndrome del intestino irritable (SII), dificultad para dormir o concentración, fatiga crónica y sensibilidad a la luz o el ruido.

Artritis y dolor en las articulaciones

El dolor en las articulaciones generalmente es causado por la artritis, pero las lesiones por esfuerzo repetitivo, como las que resultan de los deportes de contacto o el trabajo manual, también pueden causar dolor crónico.

Al diagnosticar la causa del dolor crónico de las articulaciones, su médico realizará una radiografía o una resonancia magnética para examinar los tejidos y los huesos con mayor detalle. También puede realizar análisis de sangre para descartar otros trastornos.

Dolor neuropático

Los nervios del dolor envían señales al cerebro cuando son estimulados por una lesión; sin embargo, pueden volverse excesivamente excitables y transmitir señales cuando no es necesario. Este es el caso de la distrofia simpática refleja (RSD) y el dolor del miembro fantasma .

El dolor neuropático también puede ser causado por la estimulación constante de los nervios del dolor, como en casos de discos deslizados, estrechamiento del canal espinal o lesiones que causaron daño nervioso grave. La neuropatía periférica es también uno de los síntomas más comunes de la diabetes avanzada, que se presenta en el 60 a 70% de la población diabética.

Si su médico sospecha que su dolor crónico es causado por los nervios, le pedirá que describa su dolor. La mayoría de las personas con dolor en los nervios lo describen como ardor o punzante. Las imágenes por resonancia magnética y las tomografías computarizadas pueden identificar áreas exactas de daño nervioso. Si es necesario, su médico puede realizar pruebas de conducción nerviosa para localizar áreas con daños.

Otras causas

Antes de hacer un diagnóstico, su médico puede querer descartar otras causas más graves de dolor crónico. Por ejemplo, el dolor crónico de espalda o los dolores de cabeza pueden ser síntomas de tumores cancerosos. El dolor en las articulaciones y los síntomas similares a la fibromialgia también son comunes en la EM. El dolor neuropático puede indicar una lesión leve de la médula espinal.

Si bien puede ser frustrante esperar un diagnóstico preciso de su dolor, es mejor si su médico realiza una investigación exhaustiva. Es mejor tomarse su tiempo para el diagnóstico correcto que correr hacia uno equivocado, o peor aún: no hay diagnóstico en absoluto.