Cómo el daño y la enfermedad en el lóbulo frontal afectan su vida

El daño al lóbulo frontal del cerebro causa una variedad de síntomas, que incluyen debilidad motora y problemas de comportamiento.

El lóbulo frontal es un lóbulo relativamente grande del cerebro, que se extiende desde la parte frontal del cerebro casi hasta la mitad hacia la parte posterior del cerebro. Una variedad de afecciones pueden dañar el lóbulo frontal, incluyendo apoplejía , traumatismo craneal y demencia.

Funciones del lóbulo frontal

La corteza cerebral del cerebro tiene 4 lóbulos en cada lado: el lóbulo frontal , el lóbulo temporal , el lóbulo parietaly el lóbulo occipital . Cada una de estas regiones lleva a cabo funciones específicas, y el daño a cualquiera de estas áreas produce el deterioro correspondiente. Los lóbulos frontales son relativamente grandes en comparación con otras regiones del cerebro, y las funciones extensivas controladas por el lóbulo frontal reflejan ese gran tamaño.

Habilidades sociales y emocionales

El lóbulo frontal desempeña un papel importante en la toma de decisiones, el autocontrol y la regulación emocional, proporcionando la capacidad de comportarse adecuadamente en situaciones interpersonales y regular el comportamiento de una manera socialmente aceptable.

Habilidades cognitivas

El lóbulo frontal también integra las habilidades de pensamiento al mantener la atención, el pensamiento de alto nivel y la resolución de problemas. Se cree que los grandes lóbulos frontales de los humanos son responsables del pensamiento avanzado y la innovación, así como de la capacidad de imaginar situaciones.

Función motora

Existen algunas diferencias entre los lóbulos frontales derecho e izquierdo. La parte posterior del lóbulo frontal es una región llamada banda motora, que controla y dirige los movimientos físicos voluntarios (determinados) del cuerpo. La banda izquierda del motor controla el movimiento del lado derecho del cuerpo, mientras que la banda derecha del motor controla los movimientos del lado izquierdo del cuerpo.

Lenguaje y habilidades espaciales

También hay funciones que son predominantemente controladas por el lóbulo frontal izquierdo o el lóbulo frontal derecho . Junto con los lóbulos parietales y temporales vecinos, el lóbulo frontal dominante (generalmente el lado izquierdo) está involucrado en el lenguaje, el pensamiento racional, cuantitativo y lógico, y el razonamiento analítico, mientras que el lóbulo frontal derecho está involucrado con la creatividad, imaginación, intuición Curiosidad, capacidad musical y artística.

Los síntomas

Los síntomas de daño en el lóbulo frontal pueden variar porque hay muchas funciones que realizan los lóbulos frontales. Estos síntomas pueden incluir uno o más de los siguientes:

  • Debilidad en un lado del cuerpo o en un lado de la cara
  • Que cae
  • Incapacidad para resolver problemas u organizar tareas
  • Creatividad reducida
  • Alteración de juicio
  • Reducción del sentido del gusto o el olfato.
  • Depresión
  • Cambios en el comportamiento.
  • Baja motivacion
  • Baja capacidad de atención, fácilmente distraída
  • Interés sexual reducido o aumentado o hábitos sexuales peculiares.
  • Conducta impulsiva o arriesgada.

Causas

El daño al lóbulo frontal generalmente es causado por una enfermedad degenerativa (empeoramiento) o un derrame cerebral, y existen otras afecciones menos comunes que afectan también a los lóbulos frontales.

Demencia

La mayoría de los tipos de demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimery la demencia con cuerpos de Lewy, son causadas por la degeneración de los lóbulos frontales. No está claro por qué ocurren estas condiciones. A medida que las neuronas en los lóbulos frontal y temporal se atrofian (encogen) con el tiempo, se desarrollan dificultades para pensar, controlar las emociones , incapacidad de organización, problemas para comunicarse y comportamiento inusual.

Carrera

Los accidentes cerebrovasculares y los ataques isquémicos transitorios (AIT)también pueden afectar la función del lóbulo frontal. Cuando el flujo de sangre a través de uno o más de los vasos sanguíneos que suministran sangre a un área del lóbulo frontal se interrumpe o sangra, la región correspondiente del cerebro sufre y no puede funcionar como debería. La demencia vascular, un tipo de demencia causada por el efecto acumulativo de varios accidentes cerebrovasculares pequeños, es una causa común de síntomas de deterioro del lóbulo frontal.

Otras causas de daño o lesión en el lóbulo frontal pueden incluir las siguientes:

Diagnóstico

Una tomografía computarizada cerebral o una resonancia magnética cerebralpueden detectar un derrame cerebral en el lóbulo frontal y posiblemente una infección. Sin embargo, cuando hay otra causa, como la demencia o una conmoción cerebral , entonces una prueba de imágenes cerebrales a menudo muestra atrofia o puede no detectar el daño del lóbulo frontal.

Para evaluar su daño en el lóbulo frontal, su médico puede enviarle pruebas de conmoción cerebral o una evaluación neuropsicológica completa. Las pruebas involucran habilidades de habla, motricidad, comportamiento social, espontaneidad, control de impulsos, memoria, resolución de problemas y lenguaje.

Tratamiento

El tratamiento del daño del lóbulo frontal puede incluir varias estrategias, dependiendo de la causa. Por ejemplo, una infección puede tratarse con antibióticos y el tumor cerebral puede extirparse quirúrgicamente o tratarse con quimioterapia o radiación.

Las enfermedades degenerativas, como la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Huntington y la demencia, generalmente se tratan de forma sintomática, pero en este momento, es poco lo que se puede hacer para evitar que las afecciones empeoren.

Rehabilitación

Cuando el daño en el lóbulo frontal se manifiesta como debilidad motora, la rehabilitación puede ayudarlo a optimizar su función motora existente. La rehabilitación implica fortalecer y optimizar sus habilidades motoras existentes.

Terapia cognitiva y conductual

La rehabilitación es un desafío mayor para las deficiencias cognitivas y sociales, y el enfoque de la terapia cognitiva y conductual hace hincapié en la regulación de las emociones y la contención de la conducta impulsiva.

Desenredar terminología confusa

El cerebro tiene dos hemisferios, el izquierdo y el derecho. Sin embargo, el lóbulo frontal a veces se denomina hemisferio, lo que puede ser confuso.

Esta confusa terminología se debe al hecho de que el cerebro temprano se desarrolla como tres hemisferios cerebrales, o secciones, antes del nacimiento: el cerebro anterior, el cerebro medio y el cerebro posterior. Cada una de estas secciones en desarrollo tiene funciones específicas.

  • La función del cerebro posterior es controlar la respiración y la frecuencia cardíaca.
  • El cerebro medio, ubicado en la parte superior del tronco cerebral, controla las acciones reflejas, como el movimiento de los ojos y otros movimientos voluntarios.
  • El cerebro anterior, la parte más grande y más desarrollada del cerebro, controla las percepciones y respuestas emocionales, los movimientos involuntarios, los patrones de sueño, la memoria y la capacidad organizativa. El cerebro anterior se divide en dos mitades, o hemisferios, que se encuentran directamente detrás de la frente.