Fuerza y ​​entrenamiento muscular para personas con artritis

Si bien el ejercicio aeróbico tiene muchos beneficios para la salud excelentes, como mantener el corazón y los pulmones y aumentar la capacidad cardiovascular , no hace que sus músculos sean fuertes, como lo hace el entrenamiento de fuerza.

  • Los ejercicios de fortalecimiento pueden ayudar a mantener o aumentar la fuerza muscular.
  • Los músculos fuertes ayudan a sostener y proteger las articulaciones afectadas por la artritis.

Beneficios para la salud del entrenamiento de fuerza

Las investigaciones han demostrado que los ejercicios de fortalecimiento son seguros y efectivos para mujeres y hombres de todas las edades, incluidos aquellos que no gozan de una salud perfecta. El entrenamiento de fuerza puede ayudar a reducir los síntomas de numerosas enfermedades y afecciones crónicas, entre ellas:

El entrenamiento de fuerza, particularmente en combinación con el ejercicio aeróbico regular, también puede tener un impacto profundo en la salud mental y emocional de la persona.

Alivio de la artritis

La Universidad de Tufts completó un programa de entrenamiento de fuerza con hombres mayores y mujeres con artrosis de rodilla moderada a grave. Los resultados del estudio mostraron que el entrenamiento de fuerza:

  • disminución del dolor en un 43%
  • aumento de la fuerza muscular
  • rendimiento físico mejorado
  • Mejora de los signos y síntomas de la enfermedad.
  • discapacidad disminuida

La efectividad del entrenamiento de fuerza para aliviar el dolor de la osteoartritis fue tan potente, si no más potente, como los medicamentos. Se han observado efectos similares del entrenamiento de fuerza en pacientes con artritis reumatoide.

Reducir resbalones y caídas

A medida que las personas envejecen, el equilibrio y la flexibilidad inadecuados contribuyen a las caídas y fracturas. Las fracturas óseas pueden provocar una discapacidad significativa y, en ocasiones, complicaciones fatales. Los ejercicios de fortalecimiento, cuando se realizan correctamente y en toda la amplitud de movimiento, aumentan la flexibilidad y el equilibrio de una persona, lo que disminuye la probabilidad y la gravedad de las caídas.

Fortalecer huesos

Las mujeres posmenopáusicas pueden perder 1-2% de su masa ósea anualmente. Los resultados de un estudio de la Universidad de Tufts mostraron que el entrenamiento de fuerza aumenta la densidad ósea y reduce el riesgo de fracturas entre las mujeres de 50 a 70 años.

Control de peso

El entrenamiento de fuerza es crucial para el control de peso  porque las personas que tienen más masa muscular tienen una mayor tasa metabólica. El músculo es un tejido activo que consume calorías, mientras que la grasa almacenada consume muy poca energía. El entrenamiento de fuerza puede proporcionar hasta un 15% de aumento en la tasa metabólica, lo que es de gran ayuda para la pérdida de peso y el control de peso a largo plazo.

Control de glucosa

Los estudios también muestran que los cambios en el estilo de vida, como el entrenamiento de fuerza, tienen un profundo impacto en ayudar a los adultos mayores a controlar su diabetes.

Estado mental sano

El entrenamiento de fuerza proporciona mejoras similares en la depresión como medicamentos antidepresivos. El entrenamiento de fuerza también mejora la confianza en sí mismo y la autoestima, lo que tiene un fuerte impacto en la calidad de vida en general.

Mejorar el sueño

Las personas que hacen ejercicio regularmente disfrutan de una mejor calidad de sueño.

  • se duermen más rápido
  • dormir mas profundamente
  • despertar con menos frecuencia
  • dormir mas

Los beneficios del sueño obtenidos como resultado del entrenamiento de fuerza son comparables al tratamiento con medicamentos, pero sin los efectos secundarios o el gasto.

Corazón saludable

El entrenamiento de fuerza también es importante para la salud cardíaca porque el riesgo de enfermedad cardíaca es menor cuando el cuerpo es más delgado.

Consulte con su médico

Lo más probable es que puedas participar en el entrenamiento de fuerza; sin embargo, esta es una decisión que debe tomar en consulta con su médico. Discuta sus condiciones y objetivos específicos con su médico para que puedan hacer las recomendaciones necesarias.

NIAMS sugiere que puede haber muchos ejercicios fuera del alcance de las personas con un tipo particular de artritis o cuando las articulaciones están inflamadas e inflamadas. La cantidad y la forma de ejercicio recomendadas para cada individuo variarán dependiendo de:

  • tipo de artritis
  • articulaciones involucradas
  • niveles de inflamacion
  • estabilidad de las articulaciones
  • reemplazos conjuntos
  • otras limitaciones

Empieza despacio

Es importante comenzar de forma conservadora y progresar lentamente. Considere trabajar con un instructor de acondicionamiento físico o fisioterapeuta calificado, al menos durante algunas sesiones, para asegurarse de que su forma de ejercicio sea correcta.

  • Presta atención a tu cuerpo.
  • El entrenamiento de fuerza nunca debe causar dolor.
  • Sentirse bien es una indicación de que está haciendo un buen ejercicio.
Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.