¿Qué es una biopsia de próstata?

Un médico puede recomendar una biopsia de próstata si tiene un examen elevado de antígeno prostático específico (APE) o un examen rectal digital anormal, que puede indicar cáncer de próstata . Si bien las pruebas de detección pueden sugerir que hay un problema, se necesita una biopsia de próstata para hacer un diagnóstico de cáncer de próstata y determinar la agresividad de la enfermedad. En este procedimiento, se inserta una aguja en la glándula prostática (más comúnmente a través del recto) para obtener muestras de tejido. Esto se puede hacer al azar o con la guía de imágenes.

Propósito de la Prueba

Cuando una prueba de antígeno prostático específico (PSA) y / o un examen rectal digital son anormales, un médico debe avanzar a una biopsia de próstata para ver el tejido de la próstata y buscar evidencia real de cáncer de próstata; Las pruebas de detección son sugerentes, pero no definitivas. La biopsia también ayudará a establecer el curso para el tratamiento.

Las razones para hacer este examen pueden incluir:

  • Una prueba de PSA elevada
  • Una anomalía en un examen rectal digital, como un bulto
  • Una anomalía en una ecografía transrectal (TRUS)
  • Cuando una biopsia de próstata previa es negativa, pero la prueba de PSA permanece elevada

También se puede hacer una biopsia de próstata en hombres con cáncer de próstata conocido para detectar la progresión de la enfermedad.

Los tipos

Las biopsias de próstata pueden variar tanto en el método utilizado como en el sitio donde se realiza la biopsia.

En el pasado, una biopsia aleatoria de 12 núcleos se hacía con más frecuencia. En este procedimiento, se toman muestras de 12 áreas aleatorias de la glándula prostática.

Las pruebas de imagen con biopsias dirigidas son cada vez más comunes y pueden tener una mayor sensibilidad, así como menos complicaciones (aunque son más costosas). En estos procedimientos, las áreas anormales se detectan primero mediante el uso de ultrasonido rectal (TRUS), resonancia magnética multiparamétrica o fusión MRI-TRUS (una combinación de ultrasonido rectal y mpMRI), y estas regiones anormales se someten a biopsia selectiva.

La biopsia más común es la transrectal , en la cual las agujas de la biopsia se introducen en la glándula prostática a través del recto.

Otra opción es transperineal , en la cual se realiza una incisión entre el escroto y el recto, y se introducen agujas de biopsia en la próstata desde esta región. El abordaje transperineal puede ser necesario si un médico sospecha de un cáncer en la parte frontal de la próstata, o si un hombre ha tenido una cirugía rectal previa.

Con mucha menos frecuencia, se puede usar un abordaje transuretral , en el cual las agujas de biopsia se insertan en la glándula prostática desde la uretra durante una cistoscopia.

Limitaciones

Al igual que muchas pruebas médicas, una biopsia de próstata puede tener falsos negativos (resultados que son normales aunque haya un cáncer presente) y falsos positivos (resultados que sugieren que un cáncer está presente cuando no lo hay).

Con respecto a los falsos negativos, las biopsias de próstata omiten alrededor del 20 por ciento de los cánceres de próstata . Afortunadamente, la mayoría de los cánceres de próstata crecen lentamente y, si el PSA permanece elevado, a menudo se recomienda repetir la biopsia. Se cree que las biopsias por RM / objetivo pueden mejorar la precisión de los resultados y perder menos cánceres, pero como esta es una técnica relativamente nueva, existe una curva de aprendizaje asociada con su uso.

El tema de los falsos positivos ha llevado a un debate significativo y controversia en los últimos años. Los falsos positivos (sobrediagnóstico) pueden resultar en un tratamiento excesivo, lo que expone a los hombres a los efectos secundarios difíciles sin ningún beneficio. Se cree que las biopsias aleatorias, en particular, con frecuencia diagnostican en exceso tumores Gleason 6 inocuos (ver a continuación).

Alternativas

Muchos hombres se han preguntado si es posible sustituir una exploración por una biopsia. Actualmente, la RMN multiparamétrica (así como algunas pruebas de enzimas) pueden ayudar a reducir el número de biopsias innecesarias que se realizan, pero aún se necesita una biopsia para diagnosticar la enfermedad y determinar su agresividad.

Riesgos y contraindicaciones

Al igual que con otras pruebas médicas, una biopsia de próstata conlleva riesgos potenciales, así como razones por las que no se debe realizar la prueba.

Riesgos potenciales

Algunos de los riesgos de una biopsia de próstata pueden ser más preocupantes para ciertos individuos que para otros, así que asegúrese de consultarlos con su médico.

  • Dificultad para orinar: algunos hombres pueden tener dificultad o incapacidad para orinar después del procedimiento, y es posible que se necesite un catéter hasta que desaparezca la inflamación (generalmente de dos a tres días).
  • Sangrado rectal: a veces el sangrado rectal puede ser excesivo y requerir tratamiento, como una cirugía.
  • Infección: pueden ocurrir infecciones locales o de todo el cuerpo ( sepsis ) y son responsables de aproximadamente el 75 por ciento de las hospitalizaciones en los 30 días posteriores a la biopsia de próstata, lo que la convierte en la causa más frecuente de admisión por complicaciones.Las infecciones parecen ser menos comunes con la RM / biopsias dirigidas (porque se toman menos muestras), pero, en el momento actual, las infecciones relacionadas con las biopsias de próstata están aumentando .
  • Con la RM / biopsias dirigidas, existe un raro riesgo de fibrosis sistémica nefrogénica , una enfermedad rara y en ocasiones mortal que afecta la piel y los órganos, debido al material de contraste utilizado (gadolinio), pero el riesgo es principalmente preocupante para hombres con Mala función renal.

Estos riesgos potenciales deben compararse con el beneficio potencial del procedimiento. Como el cáncer de próstata generalmente crece lentamente, se recomienda que los hombres no se realicen una prueba de PSA (y potencialmente una biopsia) si no se espera que vivan más de 10 a 15 años.

Contraindicaciones

Una contraindicación relativa a una biopsia de próstata es el uso de anticoagulantes que no pueden detenerse para el procedimiento. Cuando esto ocurre, el riesgo de sangrado durante el procedimiento debe sopesarse frente al riesgo de detener el anticoagulante. Nunca deje de tomar un medicamento recetado sin la aprobación de su médico.

No se debe realizar una biopsia de próstata en hombres que tienen una fístula rectal (una conexión anormal entre el recto y otra región, como la piel de las nalgas) o que ya no tienen un recto debido a una cirugía.

Antes de la prueba

Una consideración importante antes de una biopsia de próstata es si, y cuándo, realizar la prueba. Es importante hablar con su médico y asegurarse de que comprende el procedimiento, sus riesgos y los posibles beneficios para usted como individuo.

Su médico necesitará saber acerca de cualquier afección médica que tenga y, si se planea una resonancia magnética / biopsia dirigida, si tiene algún metal en su cuerpo, como un marcapasos o un reemplazo de articulación.

Sincronización

El procedimiento de biopsia de próstata real toma solo de 10 a 20 minutos, pero debe planificar reservar al menos unas pocas horas para la prueba. Esto incluirá tiempo para completar formularios, recibir el medio de contraste (si corresponde) y para administrar un bloqueo nervioso y / o anestesia local.

Ubicación

Las biopsias de próstata generalmente se realizan en el departamento de radiología de un hospital o clínica de urología.

Qué ponerse

Se le pedirá que se ponga una bata durante el procedimiento, pero es una buena idea usar pantalones holgados y ropa interior o boxers sueltos para después de la biopsia. Si va a someterse a una biopsia por fusión de MRI o MRI-TRUS, querrá evitar llevar cualquier artículo con metal, como un reloj.

Preparación

Aunque existe cierta controversia sobre el beneficio, la mayoría de los médicos le indicarán que use un enema en su casa o en la oficina para prepararse para la biopsia. El momento puede variar, ya que algunos médicos recomiendan un enema la noche anterior y otros recomiendan que se haga dos horas o menos antes del procedimiento.

Comida y bebida

La mayoría de los médicos recomiendan tomar solo líquidos claros la mañana del procedimiento. También es importante beber una gran cantidad de agua u otros líquidos claros en las horas previas a la prueba. Una vejiga llena puede hacer que a su médico le resulte más fácil visualizar su próstata y las estructuras circundantes en una ecografía .

Medicamentos

Debe darle a su médico una lista completa de los medicamentos que esté tomando, especialmente los anticoagulantes (anticoagulantes o medicamentos antiplaquetarios). Los medicamentos como Coumadin (warfarina), Plavix (clopidogrel), aspirina, heparina y más pueden aumentar el riesgo de sangrado durante una biopsia. Se le puede recomendar que deje de hacerlo, pero asegúrese de hablar con el médico que le recetó los anticoagulantes.

Tenga en cuenta que algunos medicamentos de venta libre, así como los suplementos dietéticos, también pueden actuar como anticoagulantes, y es importante hablar con su médico acerca de cualquiera de estos preparativos que esté tomando.

Además de sus medicamentos habituales, la mayoría de los médicos le recetarán un tratamiento breve de antibióticos para comenzar la noche anterior o la mañana de su biopsia.

Costo y seguro de salud

La mayoría de las compañías de seguros médicos privados, así como Medicare, cubrirán el costo de una biopsia de próstata, aunque la cobertura puede variar según el procedimiento en particular. En algunos casos, es posible que deba obtener una autorización previa antes de la prueba, especialmente con los procedimientos más nuevos, como las biopsias de fusión MRI-TRUS.

El costo de una biopsia de próstata puede ser difícil de descifrar, ya que se le puede facturar por separado el procedimiento, los laboratorios y la patología. Según una revisión de 2017 , el costo promedio de una biopsia aleatoria de 12 núcleos fue de $ 6,521 y el de una fusión MRI-TRUS con biopsia dirigida, $ 16,858.

Sin embargo, al considerar esta diferencia de costos, es importante considerar otros costos. Un procedimiento de fusión MRI-TRUS es más sensible y es menos probable que necesite una biopsia repetida después de una. Además, los hombres que tienen la fusión MRI-TRUS con biopsia dirigida tienen una menor incidencia de sepsis. La sepsis no solo es una infección potencialmente mortal, sino que también puede resultar en una hospitalización costosa.

Para aquellos que no tienen seguro, su médico o un trabajador social en su clínica puede ayudarlo a explorar opciones. Algunas clínicas ofrecen un costo reducido cuando se establece un plan de pago antes del procedimiento. Si es probable que su biopsia muestre cáncer, una organización de cáncer también podría ayudarlo a encontrar algún tipo de asistencia financiera para las personas con cáncer .

Que traer

Si puede, lleve a alguien para que lo lleve a casa en caso de que le den algún medicamento para el dolor o la sedación que afecte su capacidad para conducir.

Otras Consideraciones

Cuando organice su biopsia de próstata, es útil contar con alguien con quien pueda hablar sobre lo que la prueba podría significar para usted y cómo está haciendo frente emocionalmente. La incertidumbre de no saber qué podría mostrar una biopsia de próstata es a veces tan difícil de manejar como un diagnóstico de cáncer de próstata.

Durante el examen

Cuando tenga su biopsia de próstata, habrá una cantidad de personas presentes. Un técnico de radiología y / o enfermera, un médico que trata el cáncer de próstata (generalmente un urólogo) y, a menudo, un radiólogo.

Pre-Test

Cuando esté listo para su biopsia, se le pedirá que firme un formulario de consentimiento informado. Este formulario indica que usted comprende el propósito de la biopsia, así como cualquier riesgo potencial. Se revisará una prueba de orina para asegurarse de que no haya evidencia de una infección; Si existe, la prueba puede necesitar ser retrasada. También se le pueden administrar antibióticos 30 a 60 minutos antes del procedimiento si no los recibió la noche anterior a la prueba.

Para aquellos que se someterán a un procedimiento de IRM, se administrará contraste con gadolinio (el gadolinio generalmente es seguro para las personas con alergias al tinte de contraste). También se puede realizar un análisis de sangre para revisar sus riñones debido a la rara reacción de gadolinio que puede ocurrir en personas con enfermedad renal. Un técnico volverá a confirmar que no tiene ningún metal en su cuerpo o las razones por las que no se puede realizar una MRI.

Durante este tiempo, su médico también hablará sobre el control del dolor durante el procedimiento. Los médicos varían en su enfoque para controlar el malestar debido a una biopsia de próstata, con opciones que incluyen lidocaína inyectada, gel de lidocaína tópica, un bloqueo nervioso periprostático o del plexo pélvico y / o medicamentos para el dolor oral como Ultram (tramadol).

Con un bloqueo nervioso, se inyecta anestesia cerca de los nervios que abastecen a la próstata para adormecer una región más grande de tejido. Un estudio de 2014 que examinó la lidocaína versus un bloqueo de nervio periprostático encontró que una combinación de ambos proporcionaba un mejor control del dolor que cualquiera de los dos métodos utilizado solo. Según un estudio de 2017 , un bloqueo del nervio del plexo pélvico puede ser incluso más efectivo que un bloqueo periprostático.

A lo largo de la prueba

Una vez que ingrese a la sala de procedimientos, su médico le indicará que se acueste de lado (generalmente su lado izquierdo) con las rodillas contra su pecho.

Con una biopsia transrectal, el área alrededor del recto se limpiará con un antiséptico y se inyectará un anestésico local (lidocaína) o se colocará en la pared del recto. También se puede hacer un bloqueo del nervio periprostático o plexo pélvico. Si es así, puede sentir un pinchazo agudo con la inyección de anestésico.

Luego se colocará una sonda de ultrasonido delgada y lubricada en su recto para obtener una imagen de la próstata y las estructuras circundantes, y se dejará en su lugar durante el procedimiento. Con un procedimiento de MRI, se insertará una bobina endorrectal (un cable de metal cubierto con material de látex) en el recto.

Las muestras de biopsia se toman insertando agujas huecas muy delgadas y cargadas por resorte en la próstata. En una biopsia aleatoria, se tomarán muestras de 12 áreas de la próstata para asegurarse de que se examine la próstata completa en busca de cáncer. Con un procedimiento de MRI o MRI-TRUS, se tomarán biopsias selectivas de áreas que parecen anormales en la prueba de imagen. Es normal sentir algo de dolor e incomodidad por un momento mientras se toman las biopsias, a pesar de la medicación para adormecer. De principio a fin, el procedimiento completo generalmente no dura más de 20 minutos.

Un procedimiento transperineal es similar, pero la piel que se encuentra entre el escroto y el recto se limpia y anestesia y se toman biopsias a través de esta región después de hacer una pequeña incisión.

Un abordaje transuretral es algo diferente y con frecuencia se realiza en el quirófano bajo anestesia general. Se inserta un cistoscopio en la uretra y se realizan biopsias a través de la pared de la uretra.

Prueba posterior

Cuando se realice el procedimiento, se extraerá la sonda de ultrasonido o la bobina endorrectal y las muestras de biopsia se enviarán a un laboratorio donde un patólogo determinará si hay cáncer u otra condición. Luego puede ir a casa con su acompañante o con el transporte contratado.

Despues de la prueba

Su médico le dará instrucciones específicas sobre lo que debe hacer después de su procedimiento, pero generalmente se le permitirá regresar a una dieta normal y prácticas de baño normales cuando regrese a casa. Es una buena idea beber agua adicional durante los primeros días para limpiar su sistema urinario.

También se le puede recomendar que continúe tomando antibióticos hasta que se complete. Si tomaba anticoagulantes que se detuvieron para el procedimiento, es probable que se le pida que evite reanudarlos durante al menos unos días.

Manejando los Efectos Secundarios

Después de la biopsia, es posible que tenga algo de dolor rectal durante unos días. Esto se puede aliviar con remojos o compresas calientes en el área. Algunos hombres experimentan sangrado leve o manchas de sangre en sus heces u orina. Si la cantidad de sangrado es pequeña y se detiene después de unos días, esto se considera normal. Las manchas de sangre en el semen también son comunes y pueden persistir durante varias semanas después de la biopsia.

Debe llamar a su médico si nota algún sangrado moderado o intenso (más de una cucharadita a la vez) de su recto, vejiga o en su semen. También debe consultar a su médico de inmediato si experimenta fiebre o escalofríos, dolor abdominal o pélvico significativo, dificultad para orinar o síntomas inespecíficos como mareo o vértigo.

Interpretando Resultados

Los resultados de una biopsia de próstata suelen tardar entre dos y tres días en volver, y su médico puede entregarlos por teléfono o pedirle que acuda a una consulta.

El informe incluirá:

  • El número de muestras de biopsia tomadas.
  • Si las muestras son negativas, tienen hallazgos benignos, son sospechosas (y si es así, por qué) o cáncer
  • Si hay cáncer, el porcentaje de cáncer en cada una de las muestras
  • La puntuación de Gleason, que indica la agresividad del cáncer.

Echemos un vistazo a los posibles resultados de la muestra con mayor profundidad.

Negativo

Una biopsia negativa significa que no hay evidencia de cambios benignos, células sospechosas o células cancerosas en el área de la biopsia.

Cambios benignos

Hay una serie de hallazgos benignos que pueden observarse en una biopsia. Algunos de estos incluyen:

  • Atrophy: Atrophy (including focal atrophy or diffuse atrophy) simply refers to the shrinkage of prostate tissue and is common in men who have had hormonal therapy.
  • Inflammation: Both chronic or acute prostatitis may be noted.
  • Adenosis: Atypical adenomatous hyperplasia, or adenosis, is another benign finding.

Suspicious

It’s not uncommon for cells on a biopsy to be in the gray area between normal and cancer. These cells do not look entirely normal, but don’t have all the characteristics of cancer cells either. Some conditions that may result in a suspicious biopsy include:

  • Prostatic intraepithelial neoplasia (PIN): PIN may be considered either high grade or low grade. Low-grade PIN is similar to a negative biopsy in many ways, with the cells mostly appearing normal. With high-grade PIN, there is a 20 percent chance that cancer is present somewhere in the prostate gland.
  • Glandular atypia: Atypical glandular proliferation or atypical acinar cell proliferation means that it looks like cancerous cells are present, but there are only a few of them. With glandular atypia, there is often a good chance that cancer is present somewhere in the prostate.
  • Proliferative inflammatory atrophy: This refers to the finding of inflammation and small cells on one of the samples, and is linked with a higher risk of developing prostate cancer in the future.

Cancer

If there is evidence of cancer on a biopsy specimen, the report will include a notation regarding the percent of cancer present in each of the samples. In order to determine the aggressiveness of a prostate cancer, and hence, the most appropriate treatment options, biopsies are also given a Gleason score and a grade score after further evaluation.

Gleason Score

The Gleason score is determined by looking at the prostate cancer cells in two different areas of the tumor and assigning each a grade of 1 to 5 based on what they look like under the microscope. A score of 5 indicates that the cells are highly abnormal appearing (poorly differentiated), whereas a score of 1 means the cells look very similar to normal prostate cells (well-differentiated). Note: Scores of 1 and 2 are usually not recorded.

Two samples are used as prostate cancers are often heterogeneous, meaning that different parts of a tumor may be more aggressive than others. These two scores are added together to get the final Gleason score:

  • Gleason 6: Defines low-grade cancer in which the cells appear much like normal prostate cells; tumors are unlikely to grow or spread.
  • Gleason 7: Defines medium-grade cancers; cells are moderately abnormal appearing.
  • Gleason 8 to 10: Considered high-grade cancers that are more likely to grow and spread; cells appear very different from normal prostate cells.

It’s important for men to understand that “low-grade” cancers often behave like normal tissue, and there is controversy over whether these tumors should even be called cancer.

Grade Group

Using Gleason scores, prostate cancers are also placed into grade groups:

  • Grade group 1: Gleason 6 tumors
  • Grade group 2: Gleason 7 tumors that are made up of primarily well-formed glands
  • Grade group 3: Another type of Gleason 7 tumors that are primarily made up of poorly-formed glands
  • Grade group 4: Gleason 8 tumors
  • Grade group 5: Gleason 9 and Gleason 10 tumors

Follow-Up

The recommended follow-up after your biopsy will depend on the results of your test.

While a negative result is reassuring (there is an 80 percent to 90 percent chance you do not have prostate cancer), it does not guarantee that prostate cancer isn’t present in areas that were not biopsied. If your PSA is very high or remains high, a repeat biopsy may be recommended.

With benign findings, your doctor will discuss what these mean, but most often follow-up will be the same as with a negative result. (Prostatitis found on a biopsy does not usually require treatment.)

If suspicious findings are noted, next steps will depend on exactly what is seen. With low-grade PIN, follow-up is essentially like that of a negative biopsy. But for high-grade PIN or glandular atypia, a repeat biopsy in a few months may be recommended.

If cancer is found, follow-up and treatment will depend on the Gleason score. For lower scores, a period of watchful waiting/active surveillance may be recommended, whereas with a high Gleason score, immediate treatment with surgery or radiation therapy may be the best option.

As far as PSA tests and digital rectal exams after a prostate biopsy go, recommendations will vary. In the past, with a negative biopsy, screening tests were usually recommended a year after the procedure. But there is significant controversy over this practice today, and different organizations have different recommendations.

With a biopsy result that suggests an increased risk of prostate cancer in the future, some physicians may recommend getting a PSA test in three to six months, but again, this will vary. With prostate cancer, the frequency of testing will depend on the Gleason score, treatments, and more.

Author profile
Bone Marrow Transplantation at Disciplied INC | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.