La fisioterapia como tratamiento para el dolor lumbar

El dolor lumbar es el diagnóstico más frecuente en muchas clínicas de fisioterapia y afecta a casi el 85-90% de los estadounidenses en algún momento u otro. Es la segunda causa principal de visitas al médico, después del resfriado común. El dolor lumbar también es la principal causa de tiempo perdido en el trabajo, y se gastan miles de millones de dólares cada año en el diagnóstico y tratamiento del dolor lumbar.

Anatomía

La espalda baja, o espina lumbar , consta de cinco huesos, o vértebras, apilados unos sobre otros. Entre los huesos hay amortiguadores suaves y esponjosos llamados discos intervertebrales . La médula espinal y los nervios están protegidos por estos huesos. Los ligamentos múltiples y las uniones musculares proporcionan estabilidad y movilidad a la columna lumbar.

Causas

Las tres causas más comunes del dolor lumbar son la mala postura para sentarse, la flexión frecuente hacia adelante y el levantamiento de objetos pesados.

Aunque el trauma puede ser una causa de dolor lumbar, la mayoría de las veces no hay una razón aparente para la aparición de los síntomas. Por lo tanto, se cree que la tensión repetitiva en las estructuras alrededor de la columna lumbar es la causa principal del dolor lumbar.

Cuándo buscar ayuda

Recuerde, el dolor lumbar puede ser un problema grave y se recomienda encarecidamente consultar a un médico, fisioterapeuta u otro proveedor de atención médica calificado si los síntomas de la espalda baja están presentes y limitan significativamente la función y la movilidad. Además, hay algunos signos y síntomas que requieren atención médica inmediata. Estos incluyen, pero no se limitan a:

  1. Pérdida de control muscular. Si se produce una pérdida repentina del control muscular en la cadera, el muslo, la pantorrilla, la espinilla o los dedos de los pies, se justifica la derivación inmediata a un médico. Si no puede levantar la pierna para caminar, levantarse de una silla o subir las escaleras, es posible que tenga un problema grave que requiera atención médica.
  2. Pérdida de la función intestinal o vesical. Si las estructuras en la parte baja de la espalda están comprimiendo la médula espinal o los nervios que controlan la función del intestino y la vejiga, puede ocurrir la pérdida del control del intestino o la vejiga. La mayoría de las veces, el síntoma principal es una incapacidad para orinar. Si esto ocurre con la aparición del dolor lumbar, debe considerarse una emergencia médica y se requiere atención médica inmediata.
  3. Antecedentes de cáncer o enfermedad metastásica. Aunque es raro, siempre es una buena idea consultar a un médico si tiene un inicio reciente de dolor lumbar y antecedentes de cáncer. Se pueden realizar pruebas simples para descartar una enfermedad metastásica y se puede iniciar un tratamiento adecuado.
  4. Trauma significativo reciente. Aunque es raro, el dolor en la parte baja de la espalda puede ser provocado por un trauma como las caídas o los accidentes automovilísticos. Si se ha producido un trauma significativo y ha causado dolor agudo de espalda baja, se requiere una visita a un médico para descartar una fractura antes de iniciar el tratamiento.

Por qué la ubicación de los síntomas es importante

La ubicación de los síntomas también puede ser útil para identificar la causa del problema y para comenzar el autocontrol del dolor lumbar.

Qué hacer cuando se produce dolor de espalda baja

Si actualmente está experimentando dolor lumbar, están indicados uno o dos días de descanso. Después de este corto período de tiempo, deben iniciarse ejercicios suaves de cuidado personal para restablecer la movilidad y disminuir el dolor. Debido a que una mala postura es una causa importante de dolor lumbar, es importante mantener una postura adecuada. Use una almohada pequeña o un rollo de toalla para sostener la columna vertebral mientras está sentado. Recuerde, si el dolor le impide hacer ejercicio o si el dolor persiste durante más de 2 a 3 semanas, es necesario visitar a un médico, fisioterapeuta u otro proveedor de atención médica.

Qué esperar de la terapia física

Cuando el dolor lumbar es persistente o interfiere con las actividades normales, puede ser necesario visitar a un fisioterapeuta. Cuando acude a un fisioterapeuta, él o ella realizará una evaluación inicial en la primera visita. Prepárese para moverse un poco, así que asegúrese de usar ropa cómoda y asegúrese de que su espalda baja esté accesible.

Una evaluación inicial constará de varias partes diferentes. Primero, se tomará una historia de su problema actual. Prepárese para hablar sobre sus síntomas y qué actividades o posiciones mejoran o empeoran sus síntomas. Se le harán algunas preguntas especiales para ayudar al terapeuta a determinar la naturaleza de su problema y descubrir cualquier cosa que necesite atención médica inmediata.

El fisioterapeuta también tomará medidas de cómo se está moviendo. Esto puede incluir mediciones de su rango de movimiento y fuerza . También se incluirá una evaluación postural en la evaluación inicial. A partir de los resultados de la evaluación, se diseñará y comenzará un plan de tratamiento específico. Es importante recordar ser un participante activo en su tratamiento y hacer preguntas si no está seguro de qué hacer.

Afrontamiento y gestión

Cuando se produce un episodio agudo de dolor lumbar, no se asuste. La mayoría de los estudios indican que el dolor lumbar agudo es de corta duración y la mayoría de los síntomas se resuelven espontáneamente en unas pocas semanas. Con esto en mente, el dolor lumbar, aunque de corta duración, tiende a ser de naturaleza episódica. Muchas veces, las personas tienen múltiples episodios de dolor lumbar durante su vida. Los episodios recurrentes tienden a empeorar progresivamente con el paso del tiempo. Por lo tanto, es importante no solo tratar los síntomas del dolor de espalda baja, sino también tener una estrategia para prevenir futuros problemas de espalda baja

Uno de los momentos más importantes para cuidar su espalda baja es cuando no tiene síntomas. Al mantener una postura adecuada y una fuerza y ​​movilidad adecuadas en la columna vertebral, los episodios de dolor lumbar se pueden evitar por completo. Hable con su fisioterapeuta, quien puede ayudarlo a aprender lo que puede hacer para su dolor de espalda o ciática.