Fumar y la curación tardía de los huesos

¿Sabía que fumar  puede significar que demorar meses más en curar un hueso roto y puede llevar a otras complicaciones de la curación ósea? Si fuma y necesita cirugía ortopédica, sería prudente dejar de fumar con dos meses de anticipación para mejorar su recuperación, y es probable que su médico lo recomiende.

Fumar cigarrillos hace tiempo que se sabe que tiene efectos perjudiciales en el cuerpo, lo que contribuye a problemas como las enfermedades del corazón y el cáncer de pulmón. La investigación también ha demostrado que fumar cigarrillos tiene efectos significativos en los huesos que forman el esqueleto.

La evidencia muestra efectos de fumar en el hueso

Múltiples estudios han demostrado una diferencia significativa en el tiempo de curación del hueso entre grupos de fumadores y no fumadores. Por ejemplo, un estudio examinó a pacientes que fueron tratados quirúrgicamente por una lesión específica en la muñeca. De estos pacientes, el 95% de los no fumadores se curaron completamente, mientras que solo el 68% de los fumadores curaron completamente. El tiempo promedio hasta la curación completa fue más de 2 meses más en los fumadores. Muchos otros estudios en pacientes con diferentes lesiones han mostrado un efecto similar.

La reparación del manguito rotador después de una lesión en el hombro es una cirugía común. Una revisión de estudios encontró que los fumadores tenían una cicatrización deficiente de los desgarros del manguito rotador, peor calidad de reparación y disminución de la biomecánica, con resultados clínicos en general más pobres

Los huesos de la espinilla rotos (fracturas de tibia) se estudiaron en una amplia revisión que concluyó que fumar reducía la curación ósea en este tipo común de fractura. Los ex fumadores también tuvieron un tiempo de curación más largo, pero su riesgo no era tan grande como el de los fumadores actuales.

¿Por qué los huesos se ven afectados por fumar?

Los huesos se nutren de la sangre al igual que los otros órganos y tejidos de su cuerpo. Los nutrientes, los minerales y el oxígeno se suministran a los huesos a través del torrente sanguíneo. Fumar eleva los niveles de nicotina en su sangre y esto hace que los vasos sanguíneos se contraigan. La nicotina contrae los vasos sanguíneos aproximadamente el 25% de su diámetro normal. Debido a la constricción de los vasos, se suministran niveles reducidos de nutrientes a los huesos. Se piensa que esta es la razón del efecto en la curación ósea.

Lo que todo esto significa

Se sabe que el efecto del hábito de fumar en su salud tiene un impacto negativo significativo. Si bien el efecto de la curación ósea puede no parecer tan importante como otros efectos, pregúntele a cualquiera que esté esperando que su esqueleto se recupere y le dirán qué tan importante puede ser la salud ósea.

Si sufre una lesión en el hueso, incluyendo cualquier tipo de fractura, es de suma importancia que no fume. Si lo hace, disminuirá sus posibilidades de recuperarse por completo, prolongará el tiempo que pasa curándose y hará que sea menos probable que esté satisfecho con su resultado.

Si va a someterse a una cirugía ortopédica , es probable que su médico le recomiende dejar de fumar con semanas o meses de anticipación. Si puede ser un ex fumador para el momento de la cirugía y no fuma durante la recuperación, puede mejorar su tiempo de curación y el éxito quirúrgico.