Definición y función de los ganglios linfáticos

Los ganglios linfáticos y su relación con el cáncer y la infección

Los ganglios linfáticos, también conocidos como glándulas linfáticas, son masas de tejido de forma ovalada en el cuerpo que desempeñan un papel importante en la protección del cuerpo contra infecciones y cáncer . Al responder a estas preguntas básicas sobre los ganglios linfáticos, comprenderá el papel que desempeñan en su cáncer o infección.

Definición y función de los ganglios linfáticos en el cuerpo

Todos tenemos un sistema linfático extenso en su cuerpo, que consiste en ganglios linfáticos y vasos linfáticos. Los vasos linfáticos transportan un líquido claro llamado linfa que se extrae de los tejidos de todo el cuerpo. La linfa contiene desechos celulares como células cancerosas, bacterias y virus. Este líquido luego se drena en los ganglios linfáticos, donde es filtrado por las células que combaten las infecciones dentro de los ganglios linfáticos. Estas células que combaten las infecciones, también llamadas glóbulos blancos, destruyen estos cánceres extraños o “malos” y las células relacionadas con infecciones. 

Una señal de que las células inmunitarias dentro de un ganglio linfático están combatiendo una infección o cáncer es cuando se agrandan o se inflaman. Esto se llama linfadenopatía, o adenopatía para abreviar. 

Localización de los ganglios linfáticos en el cuerpo

Los ganglios linfáticos se encuentran dispersos en todo el cuerpo y se ubican en grupos, como en la axila, la ingle, el cuello, la pelvis y el abdomen. En algunas áreas como el cuello, los ganglios linfáticos están localizados superficialmente y pueden palparse, se sienten como un chícharo o un frijol pequeño. En otras áreas, como el abdomen o el tórax, los ganglios linfáticos se encuentran más profundos y no se pueden palpar.

¿Qué significa un ganglio linfático agrandado?

Los ganglios linfáticos agrandados o inflamados  pueden indicar infección, cáncer u otra enfermedad que afecta el sistema inmunológico. En general, los ganglios linfáticos inflamados están relacionados con una infección menor con la que el sistema inmunitario está combatiendo. Por ejemplo, uno o más ganglios linfáticos en el cuello pueden inflamarse y volverse sensibles con una infección de oído, dolor de garganta o absceso dental. Una vez que la infección ha desaparecido, los ganglios linfáticos inflamados vuelven a su tamaño normal.

Los ganglios inmóviles, duros, no sensibles y de tamaño persistente son sospechosos de cáncer y deben ser evaluados por un médico. Si las células cancerosas están presentes en un ganglio linfático, se propagan allí desde el tumor primario, como un tumor de mama que se disemina a los ganglios linfáticos de la axila, o se originan en el ganglio linfático, y esto se denomina linfoma . Si a una persona se le diagnostica un tumor sólido, si se agrandan o no ciertos ganglios linfáticos es una parte importante de la estadificación del cáncer, que afecta la forma en que se trata el cáncer. 

Mis amígdalas se hinchan a veces. ¿Son las amígdalas los ganglios linfáticos?

Las amígdalas se consideran órganos linfáticos y actúan como ganglios linfáticos, aunque son mucho más grandes. El bazo, un órgano ubicado en el lado izquierdo de su abdomen, también es un órgano linfoide, aunque en lugar de filtrar el líquido linfático, filtra la sangre. 

Cómo se analizan los ganglios linfáticos

Si a su médico le preocupa que un ganglio linfático se vea afectado por un cáncer o una infección, él tomará una biopsia del ganglio linfático o extirpará todo el ganglio linfático. El patólogo puede examinar el contenido de los ganglios linfáticos con un microscopio para ver si hay células relacionadas con el cáncer o la infección.