¿Por qué las mujeres en la menopausia a menudo experimentan insomnio?

Antes de su insomnio inducido por la menopausia , ¿solía dormir bien? Entonces comenzaste esta transición hormonal y te convertiste en la princesa y el guisante. Hay varias razones por las que la menopausia causa insomnio y, afortunadamente, también varias formas de controlar sus síntomas. 

¿Por qué no duermes bien durante la menopausia?

Una serie de factores se juntan en la menopausia para perturbar el sueño. Los niveles hormonales, los problemas de salud, el estilo de vida y los factores de estrés situacionales juegan un papel importante en si usted se queda dormido y permanece dormido. Después de los 40 años (y algunas veces antes), es posible que tenga problemas para conciliar el sueño o para quedarse dormido porque los niveles hormonales en disminución afectan el ciclo de sueño / vigilia. Además, los sofocos, los sudores nocturnos, los problemas de la tiroides, el dolor y las dificultades respiratorias pueden ayudarlo. En particular, la apnea del sueño , que está relacionada con los cambios en los niveles de estrógeno y el aumento de peso , es común en la menopausia.

A cualquier edad, el estrés puede continuar. Pero durante la menopausia, las mujeres pueden estar lidiando con padres ancianos, adolescentes maleducados, divorcios, preocupaciones laborales y problemas de dinero. Todas estas dificultades pueden hacer que sea difícil dormir. Y si está deprimido o ansioso fuera de estos desafíos, sentirse y permanecer dormido puede parecer imposible.

Si tiene problemas de salud, los medicamentos (tanto recetados como de venta libre) pueden mantenerlo despierto. La dieta y el uso de sustancias como la cafeína, la nicotina, el alcohol o los suplementos también pueden ser factores importantes.

¿Qué puedes hacer sobre el insomnio?

Lo que se debe hacer sobre las noches de insomnio depende de lo que los está causando. Pero tomar medidas ayuda. Si está tomando estimulantes, por ejemplo, suspenda o reduzca considerablemente su consumo de cafeína. Deje de fumar , no beba alcohol, reduzca el consumo de chocolate y verifique los suplementos que esté tomando para ver si afectan su sueño. 

Si la ansiedad o los sudores nocturnos lo están despertando, trate sus síntomas. Consulte con su proveedor médico y discuta qué medicamentos o suplementos podrían aliviar sus síntomas. Existen varios tipos de recetas que ayudan, incluidos los antidepresivos , los medicamentos contra la ansiedad y los medicamentos sedantes / hipnóticos. Un curso corto puede hacer que regreses a un patrón de sueño natural.

Ya sea que use cohosh negro, aceite de linaza, antidepresivos o un tratamiento de hormonas corto, puede tomar decisiones que alivien sus síntomas lo suficiente para restablecer un buen patrón de sueño. Recuerde tomar los medicamentos y los suplementos según las indicaciones y hablar con su médico acerca de los medicamentos que ya está tomando para ver si los efectos secundarios lo mantienen despierto. Un médico, consejero, entrenador personal, acupunturista, terapeuta de masaje o naturópata, ya sea solo o en combinación, puede ayudar a restablecer su ciclo de sueño.

Cambia tu entorno y rutinas

Mantenga su dormitorio fresco. Usted tiene una muy sensible sofoco umbral durante la menopausia, por lo que desea mantener su cuerpo tan fresco como sea posible sin ser incómodo. Cualquier cosa que aumente la temperatura de su cuerpo puede hacer que se apague el interruptor, así que mantenga la temperatura de su habitación un poco más baja durante la noche.

Modera tu temperatura corporal para minimizar los sudores nocturnos . Use pijamas ligeros y mantenga un trapo frío o una compresa fría en una bolsa de plástico con cierre junto a la cama. Colóquese la compresa fría en la cara y el pecho tan pronto como note que se acerca un sofoco y respire profundamente hasta que pase el destello. Trata de mantenerte relajado mientras haces esto. Practique la respiración lenta y profunda durante el día para que cuando se despierte con ansiedad o un sofoco, pueda usar la técnica para calmarse y relajarse. La relajación progresiva, la terapia conductual cognitiva, la biorretroalimentación o la autohipnosis son técnicas que le servirán durante los períodos de insomnio y otros momentos angustiantes.

Practica la buena higiene del sueño. Vaya a la cama a una hora regular, y use su cama solo para dormir y tener sexo. Relájate antes de acostarte. Retire la televisión del dormitorio y no coma por lo menos dos horas antes de acostarse. Además, mantenga su dormitorio oscuro. Desea enviar a su cerebro el mensaje de que la noche es para dormir, ya que la luz le indica que debe despertarse y mantenerse despierto.

Ejercicio al aire libre durante el día. La combinación de luz natural, vitamina D y ejercicio es una receta para dormir mejor. Asegúrese de hacer ejercicio temprano en el día para obtener más luz del día y evite tener demasiada energía antes de acostarse.

Mantente positivo

No te culpes si no puedes callarte. A veces viene con el territorio de la menopausia, y cuanto más te desespere, menos dormirás. El insomnio es frustrante y se derrama en todas sus actividades diurnas. Te debes a ti mismo para conseguir el descanso y la recuperación que solo puede suceder con una buena noche de sueño. Luego, cuando la vida presente un nuevo desafío, puedes decir: “Déjame dormir en él”. Y lo harás.

Author profile
Bone Marrow Transplantation at Disciplied INC | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.