Leiomiosarcoma de colon y recto

La detección temprana del leiomiosarcoma del colon y del recto es crucial porque el cáncer se metastatiza  (disemina) en más de la mitad de los pacientes. Sin embargo, el diagnóstico temprano a menudo no se produce hasta que aparecen complicaciones como sangrado u obstrucción.

¿Qué es el leiomiosarcoma?

Los tumores cancerosos del tejido conectivo se denominan “sarcomas”. El cartílago, la grasa, los vasos sanguíneos, los nervios, los músculos y los huesos se consideran tejido conectivo. Los sarcomas se dividen en dos grupos: tumores óseos y sarcomas de tejidos blandos. Los sarcomas de tejidos blandos, específicamente los leiomiosarcomas, ocurren en el colon y el recto.

“Leio-” significa “suave” y “myo-” significa “músculo”. Entonces, “leiomiosarcoma” significa literalmente un cáncer de músculo liso. El colon tiene tres capas de este tipo de músculo, que trabajan juntas para mover los desechos a través del tracto digestivo.

Los síntomas

Los síntomas del leiomiosarcoma incluyen sangrado y dolor. La edad promedio al momento del diagnóstico es de 60 años.

Causas

Las causas exactas del leiomiosarcoma no se conocen, pero los estudios han demostrado que existen factores de riesgo genéticos y ambientales asociados con él. Ciertas condiciones hereditarias que se presentan en las familias posiblemente podrían aumentar el riesgo de desarrollar leiomiosarcoma. La exposición a altas dosis de radiación, como la radioterapia utilizada para tratar otros tipos de cáncer, también se ha relacionado con el leiomiosarcoma y es posible que la exposición a ciertos herbicidas químicos pueda aumentar el riesgo de desarrollar esta enfermedad, pero no se ha demostrado una asociación directa .

Incidencia

Los leiomiosarcomas son extremadamente infrecuentes y representan menos del dos por ciento de todos los cánceres colorrectales.

Diagnóstico

Después del diagnóstico, su tumor se clasificará para determinar cuánto ha avanzado el cáncer. Esto es importante porque el tratamiento varía según la etapa. La etapa está determinada por el tamaño del tumor, si el tumor se ha diseminado a los ganglios linfáticos cercanos, si el tumor se ha diseminado a otra parte del cuerpo y cómo se ven las células bajo el microscopio.

Los tumores se clasifican utilizando los números I a IV. Cuanto mayor sea el número, más avanzará el tumor. Leiomiosarcoma en estadio IV significa que ha afectado a los ganglios linfáticos o se ha diseminado a partes distantes del cuerpo. 
Las perspectivas para los pacientes con leiomiosarcoma varían. Depende de la ubicación y el tamaño del tumor y de su tipo y extensión de la diseminación. Algunos pacientes con tumores de bajo grado o con tumores que no se han diseminado más allá de la Etapa I han tenido excelentes pronósticos. Hay numerosos sobrevivientes a largo plazo de este grupo. En general, los tumores de alto grado que se han diseminado ampliamente en todo el cuerpo tienen tasas de supervivencia menos favorables.