Consejos para vivir la vida en tus 80s

Sus 80 son los nuevos 60, todavía no son viejos, así que no se atrevan a usar su edad como una excusa para estar relajados acerca de su salud.Ahora más que nunca, puedes hacer una diferencia en tu longevidad . Sus 80 son un momento para estar al tanto de cualquier condición de salud y ser religiosos en las citas de detección. También puede trabajar para preservar la memoria y la función cerebral, el equilibrio, el nivel de energía y mucho más. Comience con esta lista de tareas de la longevidad hoy.1

Comer para un envejecimiento saludable

Tal vez no tuviste la nutrición de un santo toda tu vida, eso está bien. La buena noticia es que hacer mejoras ahora puede realmente ayudar a detener y (en algunos casos) revertir el daño ya causado.

Comienza por comer tantos antioxidantes como puedas. ¿Por qué? Estas sustancias, que se encuentran en las plantas, proporcionan la materia prima que su cuerpo necesita para hacer reparaciones y evitar daños. .2

No te pierdas una proyección

Desde la presión arterial alta hasta el cáncer, los exámenes de detección pueden salvar su vida. Claro, es una molestia programar las citas, ir al consultorio del médico y luego esperar para una prueba, pero hacerlo de todos modos. Sé que es inconveniente e incluso un poco atemorizante, pero encuentra la manera de hacerlo un poco divertido.

Guarde una buena revista para leer solo mientras espera, recompénsese con un buen almuerzo después o traiga a un amigo y haga una fecha de proyección . Hagas lo que hagas, las evaluaciones realmente pueden salvar tu vida …3

Ser 100% adherente

La adherencia es lo que los profesionales médicos llaman “seguir las órdenes de los médicos”.

Resulta que muchas personas no son adherentes. Las personas (por su cuenta y sin consultar a un médico) dejarán de tomar los medicamentos. Esto es muy peligroso. Es realmente sorprendente la cantidad de personas que hacen esto. Si cree que su medicamento no está funcionando o está causando efectos secundarios difíciles, hable con su médico .

Mantenga un registro de sus síntomas y tenga una conversación detallada sobre lo que es mejor para usted, pero no cambie de dosis, tome pausas o suspenda sus medicamentos. 4

Move Your Body

Your body is built to move. Movement keeps your heart, your bones, your muscles and even your brain healthy and active. The more you move, the more energy and health you will have. Make movement a part of every day. You can do formal exercise or just get out and walk. Sign up for some classes on yoga or other types of exercise that combine balance, strength, and flexibility — but whatever you do, keep moving! .5

See Friends, Protect Your Brain

Seeing your friends can protect your brain. Older adults who reported less loneliness were more likely to have healthy, well-functioning brains year later. Why is this? Our brains are stimulated by people (much more so than by crossword puzzles).

People are engaging, interesting, and sometimes hard to understand. Almost every encounter with another person presents the brain a with​ a number of emotional, cognitive and social puzzles to solve. Spend time with people and keep yourself sharp. 6

Ask for Help

One of the reasons that relationships are good for aging is that people can be helpful. When you are not feeling well, need some extra help or are just going through a bad day; having friends and family nearby can a — help.

Here’s the trick — they can’t help if you don’t let them. Sure, you don’t want to annoy other people, but no one can help you unless you ask them. Make clear, limited requests and people will be glad to help out when needed. It is easier for your friends and family to help you with small things than to let problems build up in secret.7

Create New Stories

Las historias son una forma fundamental en que tu cerebro procesa el mundo. Tomarse un momento y contar historias ricas y creativas es un gran ejercicio para el cerebro. No solo eso, sino también contar historias es una forma de conectar con las personas. En lugar de informar “solo los hechos” cuando hable por teléfono o con sus seres queridos, desarrolle formas de enriquecer su idioma, agregar dramatismo y mantener el interés. Pasar tiempo en esto mantendrá tu cerebro afilado y tus relaciones fuertes. .8

Mantener un buen horario de sueño

Hay un mito terrible que dice que las personas mayores necesitan menos sueño. Simplemente no es verdad. Todos los adultos, independientemente de su edad, necesitan entre 7 y 9 horas de sueño cada noche. A medida que envejeces, es posible que te encuentres durmiendo menos que eso, pero esto se debe a problemas de sueño, no a cambios en las necesidades de sueño.

Las enfermedades (como la presión arterial alta), los efectos secundarios de los medicamentos y los malos hábitos (como tomar la siesta demasiado tiempo o ver la televisión en la cama) se combinan para hacer del sueño un desafío para el adulto mayor. Pase una o dos semanas enfocándose en mejorar sus hábitos de sueño y vea si no comienza a sentirse más joven. 9

Trabaja tu cerebro

No dejes que tu cerebro se aburra. Si sus días son demasiado rutinarios y predecibles, su cerebro simplemente comenzará a “desconectarse”. La curiosidad es una de las mejores maneras de prevenir eso.

Participe en el mundo que lo rodea, haga cambios en su rutina diaria y encuentre algo que le apasiona. Usa técnicas  para comenzar y luego inventa las tuyas. Si siempre puedes encontrar algo interesante, entonces tu cerebro tendrá más probabilidades de envejecer bien.10

Recuerde trabajar en la memoria

Ya hemos hablado de mantener su cerebro en forma, pero no se olvide de trabajar específicamente en su memoria. Tu memoria también necesita ejercicio , al igual que tu curiosidad. Haga una memoria “ejercicio” todos los días.

Puedes probar cosas simples como no usar listas, tratar de recordar abrir la puerta con la mano opuesta o conducir de una manera nueva a una tienda. Mientras sigues practicando, desarrollarás nuevas técnicas y “ejercicios” para tu memoria.

Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.