Manejar los síntomas del cáncer de pulmón

¿Cómo puede manejar sus síntomas de cáncer de pulmón? Recibir un diagnóstico de cáncer de pulmón puede ser aterrador. Detrás de ese miedo se encuentran las preguntas no solo sobre el pronóstico, sino también sobre los posibles síntomas que se avecinan. ¿Tendré dolor? ¿Sentiré que me estoy asfixiando? Afortunadamente, hemos avanzado mucho en el manejo de los síntomas que acompañan al cáncer de pulmón, y existe un excelente alivio para la mayoría de estos síntomas.

El manejo del dolor

Existe una amplia gama de medicamentos y tratamientos alternativos disponibles para controlar el dolor asociado con el cáncer de pulmón. Comunicar su nivel de dolor con su oncólogo lo ayudará a asegurarse de que él o ella elija los mejores medicamentos para tratar su dolor sin que se sienta demasiado cansado o aturdido. Los profesionales de la salud a menudo preguntan sobre el dolor con una escala del 1 al 10. Familiarizarse con esta “escala del dolor” puede ayudarlo a compartir de manera objetiva el nivel de dolor que está experimentando.

  • Libre de dolor (0): completamente libre de dolor
  • Dolor leve (1–3): el dolor es tolerable y no interfiere con las actividades normales
  • Dolor moderado (4–6): el dolor se describe como molesto e interfiere significativamente con las actividades normales
  • Dolor severo (7–10): el dolor es incapacitante e interfiere completamente con las actividades normales. Un nivel de dolor de 10 se describiría como “el peor dolor de todos”.

Manejo de las dificultades respiratorias

Dependiendo de la causa de la falta de aliento, hay muchas opciones disponibles para aliviar las molestias. Al evaluar sus síntomas, su oncólogo puede hacer algunas pruebas para obtener una medida objetiva de su respiración. Más comúnmente, él o ella obtendrán una lectura de oximetría , es decir, un número que refleja la cantidad de oxígeno en su sangre y, por lo tanto, qué tan bien funcionan sus pulmones para llevar oxígeno a su cuerpo. Él o ella entonces puede recomendar:

  • Terapia de oxígeno: la terapia de oxígeno se puede organizar tanto en su casa como en el hospital.
  • Medicamentos: dependiendo de la causa subyacente, se pueden usar medicamentos para tratar la neumonía, sibilancias , acumulación de líquido en los pulmones, ansiedad, etc.
  • Terapias complementarias : técnicas como la relajación pueden ayudar con los síntomas de falta de aliento
  • Quimioterapia o radiación : si el tamaño del tumor contribuye a la dificultad respiratoria, algunas veces se usan para reducir el tamaño del tumor.
  • Toracentesis: si la falta de aire está relacionada con una acumulación de líquido en el revestimiento del pulmón (derrame pleural), su médico puede insertar una aguja en este espacio para drenar el líquido

Manejo de la fatiga

Fatigue is common during lung cancer treatment. Often times the best treatment is to give yourself permission to rest. Make sure to share your symptoms of fatigue with your oncologist. Sometimes this can be a sign of another problem such as anemia or depression that he or she will want to address further.

Management of Weight Loss and Loss of Appetite

Loss of appetite (anorexia) and weight loss are also common during cancer treatment. ALCASE (Lung Cancer Alliance) has outlined three situations where you should contact your oncologist. Always bring up any concerns or questions you have about appetite and weight loss even if they are not on this list. These include:

  • Weight loss of over 5 pounds in 1 month without trying
  • If it is painful to drink or eat
  • If you are unable to eat or drink for 24 hours

Cancer Cachexia

Cancer cachexia is more than just weight loss. This syndrome of “wasting” is directly responsible for roughly 20 percent of cancer deaths. Symptoms include unintentional weight loss, muscle wasting, loss of appetite, and a lowered quality of life. If you’ve lost weight or even if you haven’t, make sure to learn about cachexia and talk to your doctor about options for preventing this serious complication of cancer.