¿Qué causa los problemas de equilibrio después de un traumatismo craneal?

Los problemas de mareo y equilibrio son las quejas comunes de personas que han sufrido traumas craneales  y lesiones cerebrales traumáticas. Actualmente se estima que al menos el 30 por ciento de los sobrevivientes de lesiones cerebrales sufren estos problemas. Los síntomas comunes incluyen:

  • Sentirse mareado o aturdido
  • Una sensación de que el entorno circundante está deformado o ondulado.
  • Dificultad para mantener una postura erguida
  • Tropezando, cayendo
  • Incapacidad para coordinar los movimientos del cuerpo, extremidades y manos
  • Náuseas y vómitos

Hay una serie de factores que influyen en el riesgo de desarrollar problemas de equilibrio después de sufrir un traumatismo craneal. Estos incluyen qué parte del cerebro se lesionó, la gravedad de esa lesión cerebral y el daño a otros órganos y estructuras del cuerpo.

Los accidentes traumáticos que afectan la cabeza pueden afectar a muchos otros sistemas corporales. Puede haber lesiones en la médula espinal, huesos mayores del esqueleto y órganos como los ojos y oídos. Todos estos sistemas contribuyen a mantener el equilibrio.

Finalmente, los medicamentos que se usan para tratar los síntomas de un traumatismo craneal también pueden provocar mareos y problemas de equilibrio.

Todas estas posibles causas deben considerarse al tratar de determinar el origen de los problemas de equilibrio después de un traumatismo craneal.

Table of Contents

Entradas y salidas

Mantenerse equilibrado y coordinado es un proceso continuo. Los ojos, oídos, piel, músculos y sensores de presión envían continuamente mensajes al cerebro, específicamente al tronco cerebral y al cerebelo, sobre la posición del cuerpo en el espacio.

El tronco cerebral y el cerebelo están ubicados en la base del cerebro en la parte posterior de la cabeza. El tronco cerebral integra la información que recibe de los numerosos órganos sensoriales, músculos y sensores de presión, y junto con el cerebelo decide cómo debe responder el cuerpo.

El cerebro puede dirigir algunos músculos para apretar y otros músculos para relajarse. También puede enviar un mensaje casi instantáneo a través de algo llamado “reflejo vestibular-ocular” entre el oído interno y los ojos. Esto permite que los ojos se mantengan al día con cualquier cambio repentino de posición corporal, para que pueda ver a dónde se dirige.

Daño al cerebro

La lesión del tronco cerebral o del cerebelo es extremadamente grave. Interfiere con varios procesos de equilibrio crítico y equilibrio. El daño puede bloquear la capacidad de recibir retroalimentación del cuerpo, analizar esa información o enviar la respuesta correctiva correcta.

Lesiones asociadas: huesos, oídos y ojos

El traumatismo craneal a menudo ocurre en el contexto de otras lesiones físicas. Si las costillas, la columna vertebral, la pelvis o los huesos largos de las piernas se rompen, existe un problema estructural que contribuye al desequilibrio general.

El daño a los oídos es significativo porque el oído interno contiene varios canales llenos de líquido que forman parte del sistema vestibular. Este sistema envía mensajes instantáneos al tronco cerebral sobre la posición de la cabeza en el espacio. Si los pequeños cristales ubicados dentro de esta sección de la oreja se desprenden, puede llevar a una condición llamada vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB).

Las lesiones del sistema visual también contribuyen al desequilibrio después de un traumatismo craneal. Estas lesiones pueden incluir daño al ojo en sí, o daño a los nervios que comunican señales visuales al cerebro. La pérdida parcial de la visión, la percepción de profundidad perdida o alterada, la visión doble, la dificultad para enfocar los ojos y no responder lo suficientemente rápido a las señales ambientales pueden desarrollarse.

Medicamentos

Se utilizan diversos medicamentos para tratar los síntomas de un traumatismo craneal. Éstos incluyen:

  • Antibioticos
  • Medicamentos para la presión arterial
  • Medicamentos anticonvulsivos
  • Medicamentos para el dolor
  • Pastillas para dormir

En presencia de mareos y vértigo, se debe completar una revisión cuidadosa de los medicamentos para determinar si alguno es la causa de los síntomas.

Una vez que se determina la causa de los problemas de equilibrio, se puede iniciar el tratamiento .