4 ejercicios para corregir la caída del pie y la debilidad tibial anterior

Si tiene una  caída o debilidad en el pie del músculo tibial anterior  de la parte inferior de la pierna, puede beneficiarse de la terapia física para ayudarlo a corregir el patrón de marcha de su paso  elevado  y recuperar el movimiento normal y la fuerza en la pierna. Su fisioterapeuta trabajará con usted para ayudarlo a comenzar a usar su pierna normalmente nuevamente.

Existen muchos tratamientos de fisioterapia diferentes para la caída del pie, incluidos estiramientos, estimulación eléctrica neuromuscular (NMES),  bandas elásticas para elevar el pie o aparatos ortopédicos con una  ortesis de tobillo y pie .

El ejercicio es una de sus herramientas más importantes para corregir un pie caído de la debilidad tibial anterior. Los ejercicios para la caída del pie incluyen movimientos específicos para ayudar a mejorar la fuerza y ​​la entrada neuromuscular a su músculo tibial anterior. El estiramiento de los músculos de la pantorrilla también es importante cuando se le cae el pie.

La caída del pie puede ser causada por varios factores diferentes, por lo que es importante que visite a su médico de inmediato si experimenta debilidad en el tibial anterior. Su médico puede realizar pruebas especiales para determinar la causa de su pie caído y comenzar con la ruta de tratamiento correcta.

Su fisioterapeuta puede ayudarlo a realizar los ejercicios correctamente, y este programa paso a paso puede proporcionarle algunas ideas sobre cómo comenzar.1

Banda elástica ejercicios de caída de pie

Para comenzar a fortalecer el músculo tibial anterior para corregir la caída del pie, obtenga una banda de resistencia elástica. Puede obtener uno de su fisioterapeuta o puede comprar uno en su tienda local de artículos deportivos.

Asegure su banda a un objeto estable como la pata de una mesa o sofá. Luego ate un lazo en tu banda y asegúralo alrededor de tu pie cerca de tus dedos. Puede ser útil que su pierna se apoye sobre una almohada pequeña para que el talón de su pie no se frote en el suelo.

Luego, jale los dedos de los pies y el pie hacia arriba mientras mantiene la rodilla recta. Solo debes mover el tobillo mientras flexionas el pie hacia arriba. Levanta el pie lo más que puedas, mantén la posición final por uno o dos segundos y luego relájate lentamente hacia la posición inicial.

Realice este ejercicio durante 10 a 15 repeticiones o hasta que su músculo tibial anterior se canse y ya no pueda flexionar el tobillo. Luego, pase al siguiente ejercicio.2

Refuerzo tibial anterior con un peso del manguito

Puede usar un peso del manguito para fortalecer el músculo tibial anterior para ayudar a tratar la caída de su pie. Comience sentándose en una silla y envolviendo el peso de su puño alrededor de sus dedos. Asegúrese de que sea seguro.

Comience el ejercicio sentándose con el peso del brazalete en el pie y luego flexione el tobillo para que el pie y los dedos de los pies se muevan hacia la rodilla. Cuando el pie esté flexionado completamente hacia arriba, mantenga la posición durante un par de segundos y luego baje lentamente los dedos de los pies hasta la posición inicial. Repita el ejercicio para 10 a 15 repeticiones.3

Ejercicio isométrico para la caída del pie

Puede usar un peso del manguito para fortalecer el músculo tibial anterior para ayudar a tratar la caída de su pie. Comience sentándose en una silla y envolviendo el peso de su puño alrededor de sus dedos. Asegúrese de que sea seguro.

Comience el ejercicio sentándose con el peso del brazalete en el pie y luego flexione el tobillo para que el pie y los dedos de los pies se muevan hacia la rodilla. Cuando el pie esté flexionado completamente hacia arriba, mantenga la posición durante un par de segundos y luego baje lentamente los dedos de los pies hasta la posición inicial. Repita el ejercicio para 10 a 15 repeticiones.3

Ejercicio isométrico para la caída del pie

Cuando su músculo anterior esté débil, no podrá flexionar completamente su pie. Esto puede mantener su tobillo en una posición donde se acorta su pantorrilla. Una pantorrilla acortada significa un músculo apretado, por lo que puede ser necesario estirar la pantorrilla para corregir completamente la caída del pie.

Un método simple para estirar la pantorrilla es hacer el estiramiento de la pantorrilla con una toalla . Envuelve una toalla alrededor de la bola de tu pie, mantén la rodilla recta y tira de los extremos de la toalla para que el pie se flexione hacia arriba y estire la pantorrilla.

Mantenga el estiramiento durante 15 a 30 segundos y luego relájese. Realice de tres a cinco estiramientos varias veces al día.