5 pruebas ortopédicas innecesarias

Pruebas que probablemente no le ayudarán

Los médicos ordenan muchas pruebas para ayudar en el diagnóstico de enfermedades. Algunas pruebas son útiles, otras pueden no serlo. Cuando no se realiza por las razones correctas, una prueba puede ser peligrosa, ya que podría guiar un tratamiento inadecuado o innecesario. ¡Aprende sobre algunas pruebas usadas en ortopedia que pueden hacerte pensar dos veces!

En general, se debe obtener una prueba cuando un resultado sospechoso llevará en una dirección, y un resultado diferente conducirá a un tratamiento diferente. Si el curso probable de tratamiento no cambia, entonces la prueba a menudo es innecesaria. 1

Rayos X para un tobillo torcido

Los esguinces de tobillo son lesiones comunes que ocurren con resbalones, tropiezos y caídas. A menudo, puede ser difícil determinar la gravedad de la lesión, ya que las fracturas de tobillo también pueden causar dolor e hinchazón. Sin embargo, su médico debe poder determinar, solo examinándole, si realmente se necesita una radiografía.

Su médico debe poder determinar si cumple con los criterios específicos, conocidos como criterios de Ottawa , que predicen la probabilidad de fractura y, por lo tanto, la necesidad de una radiografía. Estos criterios se basan en la ubicación de la ternura y la capacidad de caminar cuatro pasos.

En muchas situaciones, los pacientes tienen radiografías innecesarias de tobillo después de haber sufrido un esguince de tobillo. Un buen examen clínico puede ayudar a prevenir estas pruebas innecesarias.2

Resonancia magnética para el dolor de espalda

Las resonancias magnéticas son herramientas muy útiles. Se puede ver mucho en una resonancia magnética: huesos, ligamentos, cartílagos, músculos, fluidos, órganos, etc. Sin embargo, algunos médicos afirman que ves demasiado. De hecho, las IRM muestran muchos signos de envejecimiento normal, incluso en personas tan jóvenes como de 20 años, que pueden confundirse con un hallazgo anormal.

Un problema con la resonancia magnética de la columna vertebral es que una vez que haya superado la adolescencia, probablemente tenga hallazgos normales en la resonancia magnética de la columna vertebral que pueden interpretarse como anormales. Por ejemplo, la ” acumulación de discos ” se ve comúnmente en personas jóvenes sanas sin dolor de espalda. Este hallazgo rara vez es la causa del dolor de espalda y puede confundir a los pacientes que tratan de encontrar la fuente de su dolor.

Las IRM y las radiografías rara vez son necesarias para diagnosticar el dolor de espalda y, por lo general, solo se realizan si los tratamientos estándar para el dolor de espalda no son efectivos. También hay algunas señales de advertencia que su médico puede buscar para determinar si es necesario tomar imágenes, pero para la gran mayoría de los pacientes, estas no son pruebas útiles.3

Exámenes de sangre para el dolor articular

The use of blood testing to diagnose joint pain may be very helpful, even necessary. However, ordering blood tests without understanding how the result will be used is generally not helpful. Blood tests are generally best used to confirm a suspected diagnosis, rather than as a substitute for a thorough history and physical examination.

The problem is, many blood test to diagnose types of arthritis can be falsely positive. That means that the result may be positive without the diagnosis of the underlying condition being present. For example, tests for rheumatoid arthritis (RA) can be positive in patients without RA, and may be negative in patients with RA!

Again, that is not to say that blood tests have no utility, but excessive use of these tests may lead to unnecessary treatment with potentially dangerous medications. Before obtaining a blood test, your doctor should consider the possible diagnoses and ensure that the tests are performed for specific reasons, not just fishing for a possible problem. As stated above, if obtaining tests is just a fishing expedition, the results may prove to be falsely reassuring or lead to a misdiagnosis.4

MRIs for Shoulder Pain

Como ocurre con el dolor de espalda, las IRM del hombro a menudo muestran hallazgos que pueden ser signos de envejecimiento normal. Por ejemplo, los desgarros del manguito rotador se vuelven muy comunes, especialmente a medida que las personas envejecen. Si bien el desgarro del manguito de los rotadores es relativamente poco común en pacientes menores de 50 años, se vuelven cada vez más comunes hasta el punto en que más de la mitad de los pacientes mayores de 70 años presentan un desgarro del manguito de los rotadores, y esto ocurre en pacientes sin síntomas de dolor de hombro. .

Si los cirujanos operaran a todas las personas mayores con desgarros del manguito rotador, estarían muy ocupados. La verdad es que la mayoría de los desgarros del manguito de los rotadores, especialmente en pacientes mayores de 60 años, mejorarán con tratamientos no quirúrgicos más simples .

Nuevos datos sugieren que los desgarros del labrum se diagnostican excesivamente en pacientes jóvenes con IRM de hombro. Nuevamente, es importante asegurarse de que los hallazgos de MRI estén correlacionados con los hallazgos del examen, y no solo se trata el resultado de la prueba.5

Prueba de densidad ósea en pacientes de bajo riesgo

Las pruebas de densidad ósea ayudan a determinar si un paciente tiene el diagnóstico de osteoporosis , una condición que causa el adelgazamiento del hueso. Hay criterios específicos que se utilizan para determinar cuándo esta prueba es apropiada.

Tener una prueba de densidad ósea anormal puede guiar el tratamiento, pero los tratamientos a menudo involucran medicamentos que pueden tener efectos secundarios significativos . A los pacientes que no necesitan una prueba de densidad ósea se les puede atender mejor esperando hasta que cumplan con los criterios apropiados para la prueba.

Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.