Causas y tratamiento de la amigdalitis

A menudo pensamos que la amigdalitis es uno de esos ritos de pasajes que los niños pasan junto con la varicela y los aparatos ortopédicos. Si bien la afección generalmente ocurre durante los años preescolares a adolescentes, puede ocurrir en cualquier momento de la vida, por diversas razones.

Las formas en que se diagnostica y trata la amigdalitis han cambiado considerablemente en los últimos 30 años. Ahora existen pruebas rápidas que pueden ayudarnos a detectar infecciones con mayor rapidez y medicamentos más nuevos capaces de superar las bacterias resistentes. Dicho esto, la tasa de amigdalectomía (la extirpación quirúrgica de las amígdalas) ha aumentado desde la década de 1970 , según un estudio de la Facultad de Medicina de Mayo Medical School.

Entendiendo la amigdalitis

Sus amígdalas forman parte del sistema linfático, que es responsable de eliminar las toxinas y los microorganismos dañinos (incluidos los virus y las bacterias) de su cuerpo. Sus amígdalas trabajan atrapando partículas inhaladas y entregándolas al sistema linfático para que sean neutralizadas.

Hay tres pares de amígdalas en su cuerpo:

  • Amígdalas faríngeas , también conocidas como adenoides, ubicadas en el techo de su boca cerca de donde su nariz se conecta a su garganta
  • Amígdalas linguales situadas detrás de la lengua.
  • Amígdalas palatinas localizadas en la parte posterior de la garganta.

La amigdalitis ocurre cuando un virus o bacteria ingresa a la boca o nariz y queda atrapado por las amígdalas. Cuando esto suceda, el sistema inmunitario atacará y atacará a los invasores y provocará una respuesta inflamatoria , causando fiebre e hinchazón.

La amigdalitis es común, con la mayoría de las personas que experimentan al menos un episodio antes de la edad adulta, y es altamente contagiosa. Es más frecuente en niños de cinco a 15 años, pero también puede ocurrir entre los 15 y los 25 años. El riesgo tiende a disminuir a medida que la persona envejece.

Causas

La mayoría de los casos de amigdalitis son causados ​​por un virus, mientras que se cree que entre un cinco y un 40 por ciento son causados ​​por bacterias.

Algunas de las causas virales más comunes incluyen:

Las causas bacterianas más comunes incluyen:

Las causas no infecciosas de las amígdalas inflamadas son más raras, pero pueden incluir cáncer de las amígdalas y amígdalas crípticas .

Los síntomas

Los síntomas de la amigdalitis tienden a aparecer rápidamente y desaparecen dentro de tres a 14 días, a menudo sin tratamiento. Los signos y síntomas pueden incluir:

  • Dolor de tragar ( odinofagia )
  • Dificultad para tragar ( disfagia )
  • Inflamación y agrandamiento de las amígdalas.
  • Bolsillos o parches de color blanco en las amígdalas (exudados de amígdalas)
  • Inflamación de los ganglios linfáticos, principalmente alrededor del cuello ( linfadenopatía )
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Pequeñas manchas rojas o púrpuras en el paladar ( petequias )

Los síntomas pueden variar según el tipo de virus o bacteria involucrado, así como la edad y la salud del individuo. Si bien la mayoría de los casos de amigdalitis son agudos, lo que significa que aparecen y se resuelven rápidamente, también pueden ser recurrentes (recurrentes varias veces al año) o crónicos (que duran más de tres meses).

Diagnóstico

El diagnóstico de amigdalitis se basa primero en un examen físico y una revisión de su historial médico. En los casos en que hay síntomas de estreptococos en la garganta (fiebre, exudado amigdalina, ganglios linfáticos inflamados alrededor del cuello y no tose), el médico tomará una muestra de su garganta y la cultivará en un laboratorio para confirmar la presencia del estreptococo bacterias Los resultados de laboratorio suelen tardar entre 24 y 48 horas.

Se pueden usar pruebas genéticas más nuevas y rápidas y, aunque son un poco menos sensibles que un cultivo de garganta, pueden generar resultados en tan solo 10 minutos.

Tratos

Los síntomas de la amigdalitis tienden a ser más molestos que serios y generalmente requieren poca intervención médica.

  • Si tiene amigdalitis viral , el tratamiento se centrará en aliviar el dolor y la fiebre con analgésicos de venta libre, como Tylenol (acetaminofeno) o Advil (ibuprofeno). Los medicamentos recetados, incluidos los antivirales, generalmente no se recetan.
  • Por el contrario, la amigdalitis bacteriana se trata comúnmente con antibióticos. La penicilina y la amoxicilina son las opciones estándar de primera línea, aunque se pueden usar eritromicina y antibióticos más nuevos como linezolid en casos de resistencia a los medicamentos. Los síntomas de la amigdalitis generalmente desaparecen a las 24 horas de comenzar el tratamiento.

Si las amígdalas son tan grandes que interfieren con la respiración, el médico puede prescribir un medicamento corticosteroide (esteroide) oral para ayudar a reducir su tamaño. Sin embargo, los esteroides de cualquier tipo deben usarse con precaución debido a sus efectos secundariossignificativos .

Amigdalectomía

Si tiene amigdalitis crónica o recurrente que está afectando su calidad de vida, su médico puede recomendar una amigdalectomía. Existen varios métodos para realizar esta cirugía, entre ellos los escalpelos ultrasónicos, los escalpelos de plasma de alta frecuencia, la cauterización eléctrica y las cirugías tradicionales de “cuchillo frío”. Si bien las amigdalectomías son relativamente comunes y seguras, es importante discutir los riesgos y beneficios de la cirugía con su médico.Amigdalectomía: se le quitarán las amígdalas

Remedios caseros para probar

Si le recetan o no un tratamiento, existen remedios caseros que pueden aliviar en gran medida muchos de los síntomas de la amigdalitis. Además de usar un analgésico de venta libre, intente:

  • Beber líquidos calientes como tés o caldo
  • Beber líquidos fríos o chupar paletas heladas.
  • Chupar pastillas anestésicas para la garganta o usar un spray para la garganta que contenga benzocaína
  • Hacer gárgaras con una solución de 1/2 cucharadita de sal combinada con ocho onzas de agua tibia
  • Colocar una compresa fría o una compresa de hielo en el cuello
  • Usando un humidificador de niebla fría

Es importante tener en cuenta que la aspirina debe evitarse en niños con cualquier infección viral debido a un mayor riesgo de síndrome de Reye , una inflamación del cerebro y el hígado potencialmente mortal.

Complicaciones relacionadas

Es importante recordar que la mayoría de los casos de amigdalitis se resuelven por sí solos sin causar problemas persistentes. Sin embargo, los casos graves o recurrentes pueden llevar a complicaciones como otitis media(infección del oído medio) o absceso peritonsillar (la formación de una bolsa llena de pus cerca de las amígdalas).

Las amígdalas a veces pueden hincharse tanto que interfieren con la respiración y la deglución. Esto puede llevar a una condición más seria conocida como apnea obstructiva del sueño.

La apnea del sueño es una condición en la cual una persona deja de respirar por períodos breves de tiempo mientras duerme. Esto puede provocar fatiga diurna, depresión, cambios de humor y otros problemas de salud más graves, como presión arterial alta y enfermedades del corazón. La apnea obstructiva del sueño también es una indicación importante de amigdalectomías en personas con amigdalitis crónica o recurrente.Un resumen de la apnea del sueño