Resumen de enfisema

El enfisema es una enfermedad pulmonar crónica causada por el daño a los alvéolos , los pequeños sacos de aire en el pulmón donde se produce el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. Con el enfisema, el daño a los alvéolos hace que el aire quede atrapado, causando que se expandan y rompan.

El enfisema se clasifica como un tipo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica(EPOC), que también incluye bronquitis crónica y bronquiectasia .

Como resultado del daño progresivo a los alvéolos, las personas con enfisema experimentarán una disminución del nivel de oxígeno en la sangre (hipoxemia) combinada con un mayor nivel de dióxido de carbono en la sangre (hipercapnia).

Aproximadamente cinco millones de estadounidenses viven con enfisema, cuya condición se asocia con una discapacidad grave y una pérdida de hasta seis años de vida. La EPOC es hoy la cuarta causa de muerte en los Estados Unidos.

Los síntomas

El enfisema afecta principalmente a los pulmones, pero también puede afectar otros sistemas de órganos, como el corazón, los músculos y el sistema circulatorio, a medida que avanza la enfermedad. Dependiendo de la etapa de la enfermedad y otros factores, los síntomas del enfisema pueden incluir:

  • Falta de aliento (disnea)
  • Una tos persistente 
  • La producción de esputo o flema.
  • Sibilancias
  • Infecciones respiratorias frecuentes (incluyendo neumonía )
  • Dolor de pecho
  • Cianosis (dedos y labios azulados debido al bajo nivel de oxígeno en la sangre)

Además de los síntomas respiratorios, la EPOC también puede provocar intolerancia al ejercicio y atrofia muscular . La combinación de ejercicio disminuido y estrés respiratorio crónico puede promover la pérdida de masa muscular magra, especialmente en los músculos centrales.

Esto puede crear una espiral descendente donde la debilidad muscular central solo aumenta la gravedad de los síntomas respiratorios.

Complicaciones

El enfisema se caracteriza por lo que se conoce como  exacerbaciones de la EPOC . Estos son períodos en que los síntomas empeoran y requieren hospitalización. Las exacerbaciones pueden precipitarse por infecciones o exposición a la contaminación del aire, humo de madera o incluso perfume.

Las personas con enfisema también tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón .

Según una investigación de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, la EPOC aumenta el riesgo de cáncer de pulmón en un 200 a 500 por ciento en comparación con los fumadores sin EPOC.

Si sus síntomas de EPOC están empeorando, hable con su médico sobre la posibilidad de cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón es mucho más curable cuando se diagnostica en las primeras etapas de la enfermedad.

Causas

Fumar es la causa más común de enfisema, se cree que es responsable del 85 al 90 por ciento de los casos. Pero hay muchas otras causas que pueden actuar solas, o en conjunto con fumar, para causar enfisema.

Si bien no podemos estar completamente seguros de por qué algunas personas tienen EPOC y otras no, se han identificado varios factores de riesgo, entre ellos:

  • Humo de segunda mano
  • Exposición ocupacional a humos, polvo y vapores.
  • Contaminación del aire
  • Asma

Hasta el 5 por ciento de las personas con EPOC tienen un trastorno genético conocido como deficiencia de alfa-1-antitripsina . Se debe sospechar la afección cuando varios miembros de la familia desarrollan enfisema, especialmente si ninguno ha fumado.

Tratamiento

El enfisema es irreversible y progresivo con el tiempo, por lo que los objetivos de los tratamientos de enfisema son ralentizar la progresión de la enfermedad y mejorar los síntomas. Algunos tratamientos incluyen:

  • Medicamentos:  no hay tratamientos farmacológicos que hayan probado ser exitosos en reducir la velocidad de disminución de la función pulmonar con enfisema. En cambio, los medicamentos se usan para ayudar a aumentar la  tolerancia al ejercicio , reducir las  exacerbaciones de la EPOC y mejorar el estado de salud general. Los medicamentos utilizados para la EPOC estable incluyen  broncodilatadores ,  glucocorticoides y antibióticos para infecciones.
  • Terapia de oxígeno : se puede administrar de forma continua, durante la actividad o para el alivio de episodios repentinos de dificultad para respirar. La terapia de oxígeno a largo plazo de más de 15 horas por día se administra cuando un paciente tiene  niveles bajos de  saturación de oxígeno durante la EPOC avanzada (etapa IV).
  • Dejar de fumar: esto es muy importante para las personas que viven con esta afección y puede ayudar a retardar la progresión de la enfermedad.
  • Rehabilitación pulmonar : hay muchos beneficios de la rehabilitación pulmonar , un programa interdisciplinario que debe durar al menos seis semanas. La terapia pulmonar puede hacer una gran diferencia para las personas que viven con enfisema al mejorar la tolerancia al ejercicio, reducir los síntomas y disminuir las hospitalizaciones y las estadías.
  • Inmunizaciones : mantenerse al día con las inmunizaciones, especialmente la vacuna contra la gripe y la vacuna contra la neumonía, ayuda a  prevenir infecciones que pueden empeorar la enfermedad .
  • Ejercicio regular : el enfisema crea un círculo vicioso. La enfermedad en sí dificulta el ejercicio, y la atrofia de los músculos puede, a su vez, empeorar la enfermedad. Los mejores ejercicios para la EPOC incluyen una combinación de resistencia, flexibilidad y entrenamiento de fuerza.
  • Cirugía pulmonar: la cirugía de  reducción del volumen pulmonar  para extirpar el tejido severamente dañado puede ser útil para algunas personas con enfisema grave, especialmente para aquellas personas que tienen una enfermedad que afecta predominantemente los lóbulos superiores. La bullectomía  se puede realizar en pacientes con bullas gigantes. El trasplante de pulmón  es otra consideración.

Tratamiento de la EPOC por etapa

El curso del tratamiento está dirigido en gran medida por la etapa de la enfermedad :

  • Leve:  broncodilatador de acción corta y una vacuna anual contra la gripe
  • Moderado:  broncodilatador de acción prolongada y rehabilitación pulmonar.
  • Grave:  agregar corticosteroides inhalados para tratar las exacerbaciones
  • Muy grave:  oxigenoterapia y cirugía pulmonar si es necesario.