¿Qué es el sistema endocannabinoide?

Cómo funciona el sistema y su papel en la enfermedad.

El sistema endocannabinoide (ECS) desempeña funciones importantes en su cuerpo mucho más allá del proceso por el que lleva el nombre, que interactúa con el cannabis, también conocida como marihuana . ¿Te diste cuenta de que teníamos un sistema completo llamado después de la olla? Hacemos. Esto se debe a que las sustancias que provienen de la planta de marihuana, los cannabinoides, se descubrieron primero.

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

Echemos un vistazo a la palabra “endocannabinoide”. “Cannabinoid” proviene de “cannabis”, y “endo” es la abreviatura de “endógeno”, lo que significa que se produce naturalmente dentro de tu cuerpo.

Entonces, “endocannabinoide” simplemente significa sustancias parecidas al cannabis que naturalmente ocurren dentro de nosotros.

El propio ECS se compone de tres partes:

  • Endocannabinoides
  • Receptores en el sistema nervioso y alrededor de su cuerpo que los endocannabinoides y los cannabinoides se unen con
  • Enzimas que ayudan a descomponer los endocannabinoides y los cannabinoides.

No solo el ECS es una parte natural de nuestro cuerpo, sino que es crucial. Es posible que haya escuchado muchas afirmaciones sobre las propiedades medicinales de la marihuana en general o de los cannabinoides THC y CBD. Con tantos efectos aparentemente no relacionados, podría preguntarse si es solo un gran despliegue publicitario de personas que quieren que la droga se legalice; sin embargo, la ciencia médica respalda muchas de estas afirmaciones, y la razón de los efectos de gran alcance tiene que ver con el tamaño y el alcance del propio sistema endocannabinoide.

El sistema endocannabinoide: crucial para la homeostasis

Para entender el ECS, primero ayuda entender qué es la homeostasis .

Básicamente, la homeostasis es el esfuerzo de su cuerpo por mantener todo en la zona correcta. Intenta mantener su entorno interno estable y óptimo sin importar lo que esté sucediendo en el entorno que lo rodea. Piense en todos los indicadores del tablero de un automóvil o avión. Todos le dicen al operador si las cosas están o no operando en la zona apropiada.

Al igual que la electrónica en un automóvil o avión, su cuerpo trabaja continuamente para monitorear niveles y funciones importantes en su cuerpo. ¿Su temperatura es demasiado alta, demasiado baja o está bien? ¿Son tus niveles hormonales lo que deberían ser? ¿Está tu corazón latiendo demasiado rápido? ¿Necesitas combustible o descanso? ¿Se está acumulando demasiado en su torrente sanguíneo o dentro de sus células?

Cuando algo está funcionando fuera del rango correcto, su cuerpo activa el ECS para ayudar a corregirlo. Entonces, cuando tenga mucho calor y comience a sudar, agradezca a su ECS por trabajar para enfriarlo. ¿Estómago gruñendo? Esa es la ayuda de su ECS para recordarle que coma porque necesita combustible.

El ECS hace esto a través de los receptores de cannabinoides que se encuentran en tejidos seleccionados. Tenemos (al menos) dos tipos de receptores cannabinoides:

  • CB1 que se encuentra en el sistema nervioso central (cerebro y nervios de la médula espinal)
  • CB2 que se encuentra en el sistema nervioso periférico (nervios en las extremidades), el sistema digestivo y células especializadas en el sistema inmunológico.

Se cree que los receptores cannabinoides se encuentran entre los más abundantes en nuestro sistema nervioso central, y algunos investigadores plantean la hipótesis de que también podríamos tener uno tercero, aún no descubierto.

A través de esos receptores, el ECS ayuda a regular muchas funciones importantes, tales como:

  • Apetito
  • Digestión
  • Función inmune
  • Inflamación, incluyendo neuroinflamación
  • Estado animico
  • Dormir
  • Reproducción / fertilidad
  • Motor control
  • Regulación de la temperatura
  • Memoria
  • Dolor
  • Placer / recompensa

Su cuerpo activa el ECS con precisión para que solo afecte lo que necesita. Por ejemplo, si sus hormonas reproductivas están fuera de control, funcionará para regularlas sin alterar su digestión o sistema inmunológico.

Luego, una vez que los endocannabinoides han hecho su trabajo y han logrado equilibrar las cosas, ciertas enzimas aparecen para descomponerlos e impedir que vayan demasiado lejos y alteren el equilibrio en la dirección opuesta.

Es una respuesta precisa.

That’s different from what happens if someone smokes marijuana and floods their system with cannabinoids. Then the drug has wide-ranging impacts on physiology, some of which may be beneficial while others may be harmful.

Homeostasis is essential to our health and survival, so when the ECS isn’t working properly, it can cause a lot of problems for you.

Because cannabis products can stimulate activity of the ECS, they’re obvious targets for potential treatments, and a ton of research is going on around the world. We also have medications made from synthetic (lab-created) cannabinoids, such as the drug nabilone.

We’re already seeing a lot of research on cannabinoid-based treatments and we’re likely to see more as we gain a better understanding of the system and the substances. Changes in legal status have also driven research.

The Role of Receptors and Enzymes

When someone smokes marijuana, a cannabinoid from the plant attaches to the CB1 receptor in the brain and creates a high. This cannabinoid is called THC, which is short for delta-9-tetrahydrocannabinol. One of your own endocannabinoids that attaches to the same receptor is called anandamide.

While THC and anandamide are similar, anandamide doesn’t get you high like THC. Anandamide does have a calming effect, though. In fact, it gets its name from ananda, the Sanskrit word for bliss.

The reason anandamide doesn’t get us high and THC does lies with something called the FAAH enzyme. FAAH’s job is to break down anandamide and other endocannabinoids. It works quickly on the ones your body creates, but it can’t break down THC. That means THC sticks around for a lot longer and therefore has a much greater effect.

In the brain, cannabinoids and endocannabinoids work as neurotransmitters (chemical messengers that deliver information from one cell to the next.) Neurotransmitters all interact with a lot of different receptors and thus have a lot of different effects.

Un cannabinoide de origen vegetal que ha recibido mucha atención de los investigadores es el cannabidiol o el CDB. No tiene propiedades psicoactivas, por lo que sus beneficios vienen sin el alto nivel de THC. Una función conocida de la CDB en el cerebro es evitar que la enzima FAAH rompa la anandamida, por lo que la anandamida puede tener un mayor impacto. Se cree que esa es la razón por la que la CDB puede ayudar a tratar los trastornos de ansiedad.

Deficiencia de endocannabinoides

A medida que la ciencia médica ha aprendido más sobre la ECS, también se descubrieron varias afecciones que parecen estar relacionadas con la desregulación del sistema, que se denomina deficiencia de endocannabinoides clínicos (CECD). La CECD no es una enfermedad en sí misma, pero es un término general que abarca las condiciones con esta característica común.

Las condiciones de la CECD incluyen:

Estas condiciones a veces se denominan “condiciones funcionales” o ” síndromes de sensibilidad central “. Tienden a ser resistentes a la mayoría de los tratamientos, por lo que los investigadores están buscando tratamientos a base de cannabis.

Estas condiciones generalmente también involucran más de un sistema, lo que tiene sentido cuando observa las áreas influenciadas por el ECS.

Por ejemplo, la fibromialgia involucra los sistemas nerviosos central y periférico, el sistema inmunológico, el sistema endocrino (hormonal) e incluso el sistema digestivo. También se ha relacionado con la perimenopausia prematura, los problemas de concepción y la histerectomía temprana. La sensibilidad a la temperatura y la mala memoria son síntomas comunes.

Eso parece una bolsa de problemas no relacionados hasta que piensas en la homeostasis y la ECS.

Todavía estamos en una etapa temprana del proceso de averiguar cómo corregir la deficiencia de endocannabinoides, pero la creciente disponibilidad de marihuana medicinal y productos de CBD ha sido ampliamente aceptada por la comunidad de pacientes y es probable que veamos mucha más investigación en esa área.

Potencial de tratamiento

Los cannabinoides se están investigando como posibles tratamientos para todo tipo de afecciones, no solo aquellas que involucran la deficiencia de endocannabinoides.

Algunas de las enfermedades que están siendo investigadas incluyen:

El CBD ya está en uso para la epilepsia pediátrica, el dolor, la inflamación, el acné, el asma y muchas otras afecciones.

Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.