Medición de la fuerza de agarre para la salud

La fuerza de agarre, también conocida como fuerza de la mano, es una medida antropométrica  que indica la salud muscular en las manos y los antebrazos. La medición a menudo se incluye en estudios longitudinales porque es un indicador del bienestar general de un sujeto adulto.

Cómo se mide la fuerza de agarre

Si visita a un terapeuta ocupacional o físico por alguna condición relacionada con la debilidad, es probable que su médico le realice una prueba de fuerza de agarre. La fuerza de agarre generalmente se mide con un dinamómetro de mano. El paciente aprieta el dinamómetro con toda su fuerza, generalmente tres veces con cada mano. Luego se calcula un puntaje promedio usando las medidas de ambas manos.

Un artículo de 2010 publicado en el Journal of the American Geriatric Society encontró que las medidas de compresión mínimas saludables asociadas con una mejor movilidad en adultos mayores eran de aproximadamente 72.6 libras para hombres de peso normal y 44 libras para mujeres.

¿Por qué importa la fuerza de agarre?

La fuerza de agarre se debilita a medida que envejecemos, lo que eventualmente comienza a afectar nuestro día a día. Las cosas simples como abrir frascos, llevar comestibles y girar las perillas de las puertas se hacen más o menos difíciles dependiendo de la fuerza de las manos.

Las mediciones de la fuerza de agarre son fáciles de calcular, pero son lo suficientemente sensibles como para detectar incluso los cambios más pequeños en la fuerza de la mano, lo que las hace especialmente útiles cuando se realiza un seguimiento del progreso de un paciente que está pasando por una terapia física. También es un indicador confiable de un mayor riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. En un estudio internacional , los investigadores encontraron que una disminución de 11 libras en la fuerza de agarre se correlaciona con un 17 por ciento más de riesgo de muerte cardiovascular, un 7 por ciento de riesgo de ataque cardíaco y un 9 por ciento de riesgo de accidente cerebrovascular.

La fuerza de agarre más pobre se ha asociado con una mayor mortalidadpor cualquier causa entre los adultos mayores en varios estudios diferentes y a menudo se utiliza como un proxy para la fuerza muscular en general. Sorprendentemente, no se conoce bien la razón exacta por la que existe una relación entre las medidas de fuerza de agarre y una mejor longevidad, aunque puede estar relacionada con la sarcopenia o pérdida de masa muscular, que ocurre con la edad.

Es importante reconocer que la poca fuerza de agarre no es necesariamente representativa de la mala salud. Todavía se desconoce si mejorar la fuerza de agarre puede ayudar a prevenir enfermedades relacionadas con la edad,como enfermedades cardíacas y cáncer. Sin embargo,  incluso solo 10 minutos de actividad física por día están relacionados con evitar discapacidades, mejorar la movilidad y vivir más tiempo.