Quistes de cuerdas vocales

Diagnóstico de 3 tipos principales

Los quistes de las cuerdas vocales, también conocidos como quistes de las cuerdas vocales, son crecimientos no cancerosos que generalmente se desarrollan cuando una persona de alguna manera hace mal uso o abusa de su voz. La incidencia de los quistes de las cuerdas vocales es desconocida, pero la incidencia es mucho mayor entre las personas que usan sus voces como parte de su profesión. Por ejemplo, a la celebridad Rachael Ray se le diagnosticó un quiste de las cuerdas vocales.

Además de los quistes, los pólipos (una masa indefinida de tejido que normalmente no es canceroso) también pueden formar pólipos (una masa de tejido que generalmente surge de una membrana mucosa) y nódulos. Si bien los nódulos y los pólipos son difíciles de diferenciar, los quistes de las cuerdas vocales son mucho más fáciles de identificar que los otros dos. La actriz y cantante Julie Andrews perdió su voz de canto debido a los nódulos en las cuerdas vocales.

A veces hay un engrosamiento de las cuerdas vocales en el lado opuesto del crecimiento. Las alergias y otros irritantes, como la laringitis por reflujo, también pueden contribuir a la formación de crecimientos anormales en las cuerdas vocales.

Tipos de quistes de cuerdas vocales

Tres tipos principales de quistes se encuentran comúnmente en las cuerdas vocales. Los quistes de retención mucosa , se llenan con un líquido claro y se originan en las células que recubren el tracto respiratorio. La mala higiene de la voz es a menudo la causa de los quistes de retención de moco. Los quistes epidermoides , o quistes de inclusión escamosos, están formados por células epidérmicas (piel) y queratina. Los quistes epidermoides por lo general son causados ​​por el abuso de las cuerdas vocales o la tos excesiva. Los quistes oncocíticos , o quistes epiteliales de las glándulas salivales, son raros y más comúnmente debido a la edad.

Los síntomas

Los quistes de las cuerdas vocales tienen una variedad de síntomas que son únicos para cada individuo. Algunas personas con quistes de las cuerdas vocales pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • ronquera
  • dolor
  • fatiga
  • una repentina pérdida de voz
  • dificultad para cantar en un cierto tono

Diagnóstico de los quistes de las cuerdas vocales

El diagnóstico de las cuerdas vocales se puede realizar mediante una laringoscopia con una luz especial llamada estroboscopio. Esto permitirá a su otorrinolaringólogo revisar visualmente las cuerdas vocales y determinar el impacto que tiene el quiste en las vibraciones de las cuerdas vocales. Antes de cualquier tratamiento importante, es probable que su médico le prescriba un descanso de la voz y luego repita la laringoscopia para visualizar cualquier cambio que haya ocurrido mientras descansa su voz.

Tratamiento

El primer tratamiento es en realidad solo una eliminación de los factores de riesgo instigantes. Por lo general, su médico le recetará un descanso de la voz y le enseñará la higiene adecuada de la voz. A menudo, la terapia del habla es beneficiosa. Los terapeutas del habla pueden enseñarle maneras de reducir el abuso de las cuerdas vocales y usar su voz de manera más eficiente. La cirugía se reserva para los casos en los que su voz se ve significativamente afectada y no suele ser un tratamiento de primera línea.