Remedios naturales para la esclerodermia

La esclerodermia es un término médico para una enfermedad que causa el endurecimiento y el engrosamiento de la piel o los tejidos conectivos (las fibras que soportan la piel y los órganos internos).

Hay dos tipos principales de esclerodermia: localizada y sistémica. Si bien la esclerodermia localizada solo afecta su piel, la esclerodermia sistémica afecta no solo a su piel sino también a sus vasos sanguíneos y órganos internos (como su corazón y pulmones).

Remedios naturales para la esclerodermia

Hay poca evidencia científica que apoye el uso de la medicina alternativa en el tratamiento de la esclerodermia. Sin embargo, los siguientes remedios pueden ser útiles para las personas que buscan controlar esta condición.

Vitamina D

En un estudio realizado en 2009 con 156 personas con esclerodermia sistémica, los investigadores encontraron que  la  insuficiencia de vitamina D y las tasas de deficiencia eran muy altas entre las personas con el trastorno. Los autores del estudio señalan que la suplementación con vitamina D común no parece corregir la deficiencia en pacientes con esclerodermia y que es más probable que se necesite una dosis más alta para tales individuos.

Si está lidiando con la esclerodermia sistémica, consulte a su médico para determinar una dosis diaria adecuada de vitamina D (un nutriente que se cree que ayuda a regular el sistema inmunológico).

Vitamina e

Según un estudio de 2009 de 27 pacientes, la aplicación tópica de gel de vitamina E puede reducir el tiempo de curación y aliviar el dolor en personas con úlceras digitales causadas por la esclerodermia sistémica.

Investigaciones anteriores sugieren que la vitamina E puede tener una acción antifibrótica y ayudar a frenar la acumulación de exceso de tejido.

Síntomas de la esclerodermia 

La morfea (un tipo de esclerodermia localizada) está marcada por parches de piel con forma ovalada y engrosada que son blancas en el centro y tienen un borde morado.

La esclerodermia lineal (el otro tipo de esclerodermia localizada) está marcada por bandas o estrías de piel endurecida en los brazos, piernas o frente. En las personas con esclerodermia sistémica, los síntomas varían según el área corporal afectada por el trastorno.

La esclerodermia también puede producir los siguientes síntomas:

¿Qué lo causa?

La causa exacta de la esclerodermia es desconocida. Sin embargo, se piensa que la actividad anormal en el sistema inmunológico hace que las células produzcan en exceso colágeno, lo que a su vez hace que se acumule tejido conectivo. Por esa razón, se conoce como una enfermedad autoinmune, es decir, una enfermedad del sistema inmunológico.

Ciertos factores pueden aumentar su riesgo de esclerodermia. Éstos incluyen:

  • Ser mujer
  • Exposición al polvo de sílice y ciertos solventes industriales (como los disolventes de pintura)
  • Someterse a una cierta forma de quimioterapia (bleomicina)
  • Los afroamericanos y ciertos grupos de nativos americanos (incluidos los nativos americanos Choctaw en Oklahoma) también parecen tener un mayor riesgo de esclerodermia o sus complicaciones

Otras opciones de tratamiento

Dado que la esclerodermia puede llevar a complicaciones potencialmente mortales (como daño severo al corazón, los pulmones y los riñones), es importante buscar atención médica si muestra signos de este trastorno.

Aunque en la actualidad no hay manera de detener la producción excesiva de colágeno y curar la esclerodermia, ciertos tratamientos médicos pueden ayudar a controlar los síntomas y limitar el daño. El tratamiento depende de las áreas afectadas y puede incluir el uso de medicamentos, cirugía y / o terapia física.