Cómo se trata la enfermedad cardíaca

Dado que la enfermedad cardíaca es un término que abarca una amplia gama de afecciones cardíacas, el tratamiento depende completamente de la afección que tenga. En general, se recomiendan cambios en el estilo de vida, como implementar una dieta saludable para el corazón, dejar de fumar, hacer ejercicio y mantener un peso saludable. También se pueden necesitar recetas, procedimientos o cirugías, según el tipo de enfermedad que tenga y su gravedad. Algunos de los principales tipos de enfermedad cardíaca incluyen la enfermedad aterosclerótica, las arritmias cardíacas, la enfermedad de las válvulas cardíacas, las infecciones cardíacas y la insuficiencia cardíaca .

 

Objetivos por tipo

Los objetivos del tratamiento dependen del tipo de enfermedad cardíaca que tenga, así como de la gravedad de su caso.

Enfermedad aterosclerótica

Las enfermedades ateroscleróticas incluyen enfermedad de las arterias coronarias , enfermedad de las arterias carótidas y enfermedad de las arterias periféricas. Los objetivos del tratamiento son prevenir los síntomas, prevenir un ataque cardíaco y retardar o detener el empeoramiento de su enfermedad.

Arritmia cardíaca

Es posible que no se necesite tratamiento para una arritmia a menos que esté creando problemas o si puede conducir a una arritmia o complicaciones más graves. En estos casos, el tratamiento se centrará en regular los latidos del corazón.

Enfermedad valvular

Con la enfermedad de la válvula cardíaca, sus objetivos de tratamiento serán proteger su corazón de más daños, controlar sus síntomas y posiblemente reparar quirúrgicamente cualquier problema de la válvula.

Infecciones del corazon

Cuando tiene una infección cardíaca como endocarditis, pericarditis o miocarditis, el objetivo principal del tratamiento es deshacerse de la infección e inflamación en su corazón, así como de cualquier síntoma que pueda tener.

Insuficiencia cardiaca

La insuficiencia cardíaca requiere tratamiento de por vida, pero esto puede ayudarlo a vivir una vida más larga y de mejor calidad. El objetivo es reducir sus síntomas tanto como sea posible mientras equilibra los medicamentos y otras opciones de tratamiento.

Remedios caseros y estilo de vida

No importa qué tipo de enfermedad cardíaca tenga, es probable que su médico le recomiende cambios en el estilo de vida para ayudar a mantener a raya sus síntomas y evitar que su condición empeore.

Dejar de fumar

Si fuma, dejar de fumar es una de las mejores cosas que puede hacer para mejorar la salud de su corazón. Fumar puede dañar aún más su corazón y sus vasos sanguíneos, así como contribuir a arritmias cardíacas y presión arterial alta. Hable con su médico acerca de un programa que lo ayude a dejar de fumar.

Ejercicio

No se puede decir lo suficiente sobre la efectividad de mantenerse activo para la salud del corazón. No solo ayuda a mantener bajos su presión arterial y colesterol, sino que también puede ayudarlo a controlar la diabetes y evitar que gane demasiado peso, todos factores de riesgo para desarrollar o empeorar una enfermedad cardíaca. Si tiene una arritmia cardíaca o un defecto cardíaco congénito, debe hablar con su médico acerca de cualquier posible restricción de ejercicio antes de comenzar un programa. En general, trate de hacer de 30 a 60 minutos de ejercicio casi todos los días.

Dieta saludable para el corazón

Comer una dieta rica en frutas, verduras y granos integrales es bueno para su corazón y su peso. Concéntrese en fuentes magras de proteínas y productos lácteos bajos en grasa o sin grasa. Cuida tu ingesta de colesterol, grasa, sal y azúcar también.

Control de peso

Llevar su peso a un nivel normal puede ayudar a prevenir que su enfermedad cardíaca empeore. Hable con su médico sobre el buen rango para usted y su tipo de cuerpo. En general, busque un índice de masa corporal (IMC) de 24 o menos.

Manejo del estrés

No dejes que el estrés en tu vida se acumule. Asegúrese de tomar tiempo para usted y de que tenga métodos de relajación para ir a usar. La meditación, el ejercicio, el yoga, el diario, la pintura, el tejido, la relajación muscular y la respiración profunda son excelentes maneras de lidiar con el estrés.

Buena higiene

Si padece una enfermedad cardíaca, debe tener especial cuidado de mantenerse alejado de las personas que tienen enfermedades contagiosas. Lávese las manos con regularidad, lávese los dientes con hilo dental al menos dos veces al día y hable con su médico acerca de vacunarse contra la gripe y la neumonía para ayudarlo a mantenerse saludable.

Mantener la atención de seguimiento

Asegúrese de tomar todos sus medicamentos según las indicaciones, acuda a todas sus citas de seguimiento y respete su plan de tratamiento. Si tiene preguntas o inquietudes, hable con su médico. Los planes de tratamiento a menudo tienen múltiples opciones, por lo que si algo no le funciona, lo más probable es que su médico pueda encontrar una solución diferente. Mantenerse bajo el cuidado regular de su médico también lo ayuda a saber si hay un cambio en su condición, por lo que se pueden tomar medidas para controlarlo antes de que se salga de control.

Diabetes Control

Si tiene diabetes , es importante que la mantenga bien controlada. La diabetes no controlada puede empeorar la enfermedad cardíaca, así como otras complicaciones. Sea honesto con su médico acerca de qué tan bien está cumpliendo con su tratamiento para que él o ella pueda desarrollar el mejor plan para usted.

Prescripciones

Para cualquier tipo de enfermedad cardíaca, es posible que necesite medicamentos recetados para tratar sus síntomas y disminuir el riesgo de daño adicional si los cambios en el estilo de vida no son suficientes o si tiene una infección cardíaca o insuficiencia cardíaca. Hay una gran cantidad de medicamentos diferentes que su médico puede recetar.

Antagonistas de la aldosterona

Estos diuréticos ahorradores de potasio se usan para la insuficiencia cardíaca y pueden ayudarlo a vivir más tiempo mientras mejora sus síntomas. Un efecto secundario potencial es que los niveles de potasio en la sangre son peligrosamente altos, por lo que será necesario que su médico realice una estrecha vigilancia. Aldactone (spironolactone) e Inspra (eplerenone) son las dos marcas disponibles.

Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA)

Los inhibidores de la ECA , que se utilizan para tratar la insuficiencia cardíaca, la presión arterial alta, la enfermedad de las válvulas cardíacas, la enfermedad de las arterias coronarias, la miocarditis y los ataques cardíacos, actúan relajando los vasos sanguíneos y ayudando a su corazón a funcionar de manera más eficiente. Los posibles efectos secundarios incluyen tos seca, niveles altos de potasio en la sangre, mareos, fatiga, dolores de cabeza y pérdida del sentido del gusto. Ejemplos de inhibidores de la ECA son Lotensin (benazepril), Vasotec (enalapril), Capoten (captopril) y Monopril (fosinopril).

Bloqueadores del receptor de la angiotensina II

Estos medicamentos se usan para tratar la insuficiencia cardíaca, la miocarditis y la presión arterial alta. También funcionan ayudando a que los vasos sanguíneos se dilaten para que su corazón pueda funcionar de manera más eficiente y su presión arterial se mantenga dentro de los límites normales. Los efectos secundarios pueden incluir mareos, niveles altos de potasio en la sangre e hinchazón en los tejidos. Los ejemplos de bloqueadores del receptor de angiotensina II incluyen Atacand (candesartan), Teveten (eprosartan), Avapro (irbesartan) y Cozaar (losartan).

Inhibidores de la neprilisina del receptor de angiotensina (ARNI)

Estos nuevos medicamentos se utilizan para tratar la insuficiencia cardíaca. Contienen una combinación de bloqueadores de los receptores de angiotensina II e inhibidores de la neprilisina que ayudan a dilatar los vasos sanguíneos, mejorar el flujo de sangre al corazón, reducir la cantidad de sal que su cuerpo retiene y disminuir cualquier presión en su corazón. Los posibles efectos secundarios son mareos, aturdimiento o tos. El único ARNI que actualmente está aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) es Entresto (sacubitril / valsartan).

Medicamentos antiarrítmicos

Los medicamentos antiarrítmicos ayudan a regular los latidos del corazón y se usan para tratar las arritmias y la enfermedad de las válvulas cardíacas.

Los efectos secundarios pueden incluir cambios en el gusto, pérdida de apetito, sensibilidad a la luz solar, diarrea y estreñimiento. Los antiarrítmicos comúnmente prescritos incluyen Cordarone (amiodarone), Tambocor (flecainide), Rhythmol (propafenone), y quinidine.

Antibioticos

Los antibióticos se usan para tratar infecciones cardíacas como la endocarditis y la pericarditis bacteriana. Su médico hará un análisis de sangre para ver qué tipo de microbio está causando su infección y le recetará un antibiótico o una combinación de ellos según los resultados Es probable que deba recibir los antibióticos por vía intravenosa, lo que significa que probablemente estará en el hospital durante al menos una semana. Una vez que su médico pueda ver que la infección está desapareciendo, es posible que pueda recibir tratamientos por vía intravenosa (IV) o incluso hacerlos en casa.

Anticoagulantes

Los anticoagulantes evitan que se formen coágulos de sangre y evitan que los coágulos de sangre aumenten de tamaño. Se utilizan para tratar un tipo de arritmia llamada fibrilación auricular, enfermedad de la válvula cardíaca, defectos cardíacos congénitos y para personas que corren el riesgo de sufrir un derrame cerebral o un ataque cardíaco.

Los efectos secundarios pueden incluir sangrado excesivo, mareos, debilidad, pérdida de cabello y erupciones cutáneas. Ejemplos de anticoagulantes son Coumadin (warfarina), heparina, Pradaxa (dabigatran) y Eliquis (apixaban).

Agentes antiplaquetarios

Los agentes antiplaquetarios evitan que se formen coágulos de sangre al evitar que las plaquetas en su sangre se peguen entre sí. A menudo se usan para la enfermedad aterosclerótica y para las personas que han tenido un ataque cardíaco, un derrame cerebral, ataques isquémicos transitorios (AIT), angina inestable o ciertas cirugías del corazón. Dependiendo de su condición, es posible que le receten dos agentes antiplaquetarios.

Los posibles efectos secundarios incluyen dolores de cabeza, mareos, náuseas, estreñimiento, diarrea, indigestión, dolor abdominal, hemorragias nasales y moretones con facilidad. La aspirina es un agente antiplaquetario, al igual que Plavix (clopidogrel), Effient (prasugrel) y Brilinta (ticagrelor).

Bloqueadores beta

Estos medicamentos ayudan a reducir su presión arterial al bloquear la epinefrina, lo que ayuda a su corazón a latir lentamente y con menos fuerza y ​​sus vasos sanguíneos se dilatan. Los bloqueadores beta se usan generalmente para la presión arterial alta, la enfermedad aterosclerótica, las arritmias cardíacas, la miocarditis, la enfermedad de las válvulas cardíacas, la insuficiencia cardíaca y los ataques cardíacos.

Los efectos secundarios pueden incluir manos y pies fríos, fatiga y aumento de peso. Los bloqueadores beta comúnmente prescritos son Sectral (acebutolol), Tenormin (atenolol), Kerlone (betaxolol) y Zebeta (bisoprolol).

Bloqueadores de los canales de calcio

Los bloqueadores de los canales de calcio bloquean parcialmente el efecto del calcio en las células del músculo cardíaco y los vasos sanguíneos. Pueden reducir la presión arterial y disminuir la frecuencia cardíaca. Se utilizan para tratar enfermedades ateroscleróticas, presión arterial alta y arritmias.

Los efectos secundarios pueden incluir estreñimiento, dolor de cabeza, transpiración, somnolencia, sarpullido, mareos, palpitaciones, náuseas e hinchazón en los pies o piernas. Los bloqueadores de los canales de calcio prescritos típicamente incluyen Norvasc (amlodipina), Cardizem y Tiazac (diltiazem), Plendil (felodipina) y Sular (nisoldipina).

Digital

También conocido como Lanoxin (digoxina), este medicamento para la insuficiencia cardíaca y ciertas arritmias cardíacas retrasan su corazón, disminuyen los síntomas de la insuficiencia cardíaca y ayudan a darle un latido cardíaco más fuerte.

Los posibles efectos secundarios comunes son mareos, desmayos y latidos cardíacos lentos o rápidos.

Diuréticos

Es probable que haya oído a los diuréticos denominados píldoras de agua. Esto se debe a que evitan que el líquido y el sodio se acumulen en su cuerpo, lo que disminuye la cantidad de trabajo que su corazón tiene que hacer. Estos medicamentos se usan para tratar la enfermedad de las válvulas cardíacas, la miocarditis, la enfermedad aterosclerótica, la presión arterial alta y la insuficiencia cardíaca.

Si bien en general son bastante seguros, probablemente notará un aumento en la micción, lo que puede llevar a la pérdida de minerales. Otros posibles efectos secundarios incluyen niveles bajos de sodio en la sangre, mareos, deshidratación, dolores de cabeza, calambres musculares, problemas en las articulaciones y disfunción eréctil. Los ejemplos de diuréticos incluyen Midamor (amilorida), Bumex (bumetanida), Diuril (clorotiazida) e Hygroton (clortalidona).

Estatinas

Las estatinas se utilizan para bajar el colesterol. Por lo general, se recetan cuando usted tiene una enfermedad aterosclerótica para ayudar a mantener sus niveles de colesterol dentro de los límites normales para prevenir un ataque cardíaco y un derrame cerebral.

El efecto secundario más común es el dolor muscular. Los efectos secundarios menos comunes son daño hepático, aumento de los niveles de azúcar en la sangre y efectos neurológicos como confusión o pérdida de memoria. Ejemplos de estatinas son Lipitor (atorvastatina), Lescol (fluvastatina), Altoprev (lovastatina) y Zocor (simvastatina).

Vasodilatadores

También conocidos como nitratos, los vasodilatadores disminuyen la carga de trabajo de su corazón al permitir que los vasos sanguíneos se relajen y dilaten, aumentando la sangre y el oxígeno hacia su corazón. Los vasodilatadores a menudo se usan para tratar la enfermedad de las válvulas cardíacas, la hipertensión arterial, la insuficiencia cardíaca y la enfermedad aterosclerótica. Debido a que pueden tener muchos efectos secundarios, los vasodilatadores generalmente solo se recetan si otros métodos no funcionan para controlar su presión arterial.

Los efectos secundarios pueden incluir latidos cardíacos rápidos, palpitaciones, retención de líquidos, náuseas, vómitos, enrojecimiento de la piel, dolores de cabeza, más crecimiento del vello de lo normal y dolor en las articulaciones o el pecho. Los vasodilatadores comúnmente prescritos incluyen isordil (dinitrato de isosorbida), Natrecor (nesiritide), tabletas de nitroglicerina y Apresolina (hidralazina).

Procedimientos dirigidos por especialistas

Si los cambios en el estilo de vida y los medicamentos recetados no tratan de manera efectiva su enfermedad cardíaca, su médico puede recomendar otras opciones, como cirugía, procedimientos especiales o dispositivos médicos. Aquí hay una descripción general de algunos de los procedimientos y dispositivos que pueden usarse.

Injerto de bypass de arteria coronaria (CABG)

Se usa un injerto de derivación de la arteria coronaria (CABG, por sus siglas en inglés) cuando se bloquea su corazón. En una CABG, el cirujano usa arterias o venas de la pierna, el brazo o el tórax para desviar la sangre alrededor de la obstrucción del corazón, permitiendo que la sangre y el oxígeno fluyan con mayor libertad para que su corazón no tenga que trabajar tan duro. Una CABG también puede ayudar a aliviar el dolor de pecho (angina). Es posible que le hagan uno o varios injertos, dependiendo de la cantidad de bloqueo que haya. Esta cirugía se usa para tratar la insuficiencia cardíaca, la enfermedad aterosclerótica y las arritmias.

Reparación o reemplazo de la válvula cardíaca

Si tiene un problema con la válvula cardíaca, como se puede encontrar en la enfermedad de la válvula cardíaca, la insuficiencia cardíaca y la endocarditis, es posible que su médico le recomiende que haga reparar o reemplazar su válvula. Su válvula original puede repararse utilizando uno de varios métodos diferentes o puede reemplazarse con una válvula protésica si es irreparable. Existen ciertas reparaciones y reemplazos de las válvulas cardíacas que pueden realizarse sin cirugía a corazón abierto en procedimientos mínimamente invasivos. Su médico decidirá cuál es la mejor opción para usted según su condición.

Desfibrilador-cardioversor implantable (DCI)

Si tiene una arritmia cardíaca, su médico puede recomendar que se le aplique un desfibrilador cardioversor implantable (DCI). Va justo debajo de la piel de su pecho y tiene cables que pasan por sus venas hasta su corazón. El ICD controla su ritmo cardíaco y le da a su corazón un shock si va demasiado rápido o se detiene. También puede funcionar como un marcapasos, evitando que el corazón lata demasiado lento. A veces, las personas con insuficiencia cardíaca u otras enfermedades cardíacas terminan con arritmias, por lo que un DAI puede ser una opción.

Dispositivos de asistencia ventricular (VAD)

Si su corazón está débil y / o tiene insuficiencia cardíaca, es posible que su médico quiera implantar un dispositivo de asistencia ventricular (DAV). Este dispositivo ayuda a su corazón a bombear sangre a través de su cuerpo. Puede colocarse en cualquiera de los dos ventrículos en su corazón o en ambos, pero se coloca con más frecuencia en el ventrículo izquierdo, en cuyo caso se llama LVAD. Se puede usar un DAV mientras espera recibir un trasplante de corazón, si no es un buen candidato para un trasplante de corazón, o si su médico espera que su corazón recupere su funcionamiento normal, pero necesita ayuda mientras tanto. La implantación requiere una cirugía a corazón abierto, por lo que los riesgos y beneficios deben sopesarse. Para las personas con insuficiencia cardíaca grave, sin embargo, puede ser un salvavidas.

Intervenciones coronarias percutáneas [PCI]

También conocida como angioplastia, la intervención coronaria percutánea (ICP) consiste en enhebrar un tubo con un globo desinflado conectado a través de las venas hasta las arterias coronarias. Luego se infla el globo para ensanchar los lugares en las arterias que están bloqueados para permitir que la sangre fluya a través de mucha más libertad. Este procedimiento a menudo se combina con la colocación de un stent, un tubo de malla de alambre que ayuda a mantener la arteria abierta después. Las PCI también pueden ayudar a disminuir el dolor en el pecho (angina) y abrir las arterias en el cuello y el cerebro si corre el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

Marcapasos

Similar a un DAI, un marcapasos también se implanta justo debajo de la piel cerca de la clavícula con un cable que se dirige al corazón. Cuando su ritmo cardíaco es anormal, envía un impulso eléctrico a su corazón para hacerlo latir con regularidad. Los marcapasos se utilizan para personas con arritmias.

Procedimiento de laberinto

Para algunos tipos de arritmia, un procedimiento de laberinto funciona para regular el ritmo cardíaco. El cirujano crea una serie de cortes en la parte superior del corazón que luego cicatrizan, lo que dificulta el paso de los impulsos eléctricos.

Endurectomía

Para algunas personas con enfermedad aterosclerótica, puede ser necesario eliminar quirúrgicamente la acumulación de grasa de las paredes arteriales para eliminar una obstrucción. Cuando esto se hace en las arterias de su cuello, las arterias carótidas, se llama endarterectomía carotídea.

Ablación con catéter

This procedure for certain types of arrhythmias involves threading a catheter with an electrode at the tip through your blood vessels to your heart. The catheter is placed in the area of your heart that’s giving off the abnormal electrical signal and the electrode ablates, or destroys, a very small amount of tissue there using radiofrequency energy. This creates a block so the signal can no longer get through.

Cardioversion

Another procedure for certain arrhythmias, particularly atrial fibrillation, your heart is given a shock by using electrodes or paddles on your chest. This forces it to beat in a normal rhythm.

Heart Transplant

If your heart is severely and irreversibly damaged and other treatments aren’t working, you may need a heart transplant, replacing your diseased heart with a healthy heart from an organ donor. A heart transplant can lengthen your life and improve the quality of your life, but it can take a long time to find a suitable donor.

Palliative Care

Palliative care involves treating the pain, discomfort, side effects of medications, and symptoms of a serious disease, such as heart failure. It may be a good choice for you if you have severe heart disease and you’re experiencing distressing symptoms that are difficult to control, such as:

  • Chest pain (angina) even when you’re resting
  • Shortness of breath (dyspnea) even when you’re resting
  • Persistent symptoms, such as swelling in your feet, despite aggressive treatment
  • Inability to tolerate aggressive treatments because of low blood pressure or kidney disease
  • History of heart attacks and/or resuscitation

Keep in mind, palliative care can be implemented at any time during the course of your illness and you may want to consider it as soon as you’re diagnosed with any serious illness. It’s not just for the end of life, though hospice care does always include palliative care. The purpose of palliative care is to help you deal with symptoms, stress, and to improve your quality of life. It’s used alongside your regular care so you can keep seeing your current doctors.

It can prompt all of your healthcare providers to coordinate their care, which gets everyone on the same page. Palliative care can also give you emotional support, help make sure that your wishes are followed, and educate you about your disease. Your palliative care team is personalized and may be made up of a variety of healthcare providers including doctors, nurses, counselors, nutritionists, social workers, pharmacists, and religious or spiritual advisors.

Complementary Medicine (CAM)

There are several different foods and supplements you can look into adding to your treatment program that may help your heart disease. It’s a good idea to talk to your doctor before increasing or adding these to your diet.

Flaxseed

A number of studies have shown that supplementing your diet with flaxseed may reduce bad cholesterol if your cholesterol is already high. This was seen when whole flaxseed or lignan supplements were used, but not flaxseed oil. Multiple studies have also shown that flaxseed supplements can significantly lower your blood pressure.

You can mix flaxseed with liquids or solids, but talk to your doctor about how much you should consume because ingesting too much can cause problems like constipation and, rarely, bowel obstruction. Flaxseed also might not be good for people with certain health conditions, so check with your doctor first.

Omega-3 Fatty Acids

The omega-3 fatty acids in fish may help lower your blood pressure a bit, decrease triglycerides, lower your cholesterol, reduce inflammation, and decrease irregular heartbeats. In fact, if you have heart failure, an atherosclerotic disease, or you’ve recently had a heart attack, the American Heart Association recommends that you take omega-3 fish oil supplements every day to help treat your disease.

You can get the same benefits from eating fish that are rich in omega-3 fatty acids at least twice a week. Tuna, salmon, mackerel, lake trout, herring, and sardines have the most, but there are other fish that are beneficial as well. It should be noted that omega-3 fatty acids, whether in supplement or food form, won’t prevent heart disease.

Garlic

In a review of studies of the effects of garlic on heart disease, it was found that garlic supplements have the potential to help prevent heart disease, as well as treat it. Although the studies included in the review used different types of garlic preparations, generally garlic powder, aged garlic extract, or garlic oil, in general, it was found that the aged garlic extract had the most consistent effect. Systolic blood pressure and diastolic blood pressure were reduced by 7 to 16 mmHg and 5 to 9 mmHg respectively, and total cholesterol was reduced by 7.4 to 29.8 mg/dL. Additionally, the studies showed that garlic supplementation had a positive effect on risk factors for atherosclerotic disease such as calcium buildup in the coronary arteries, stiffness of the arteries, and a biomarker of inflammation called C-reactive protein.

Garlic is very safe and is often used to treat high blood pressure in developing countries. The most common side effects are body odor and bad breath, which can be minimized if you take your garlic in capsule form instead of eating it raw. Garlic may also cause some digestive issues like abdominal pain, bloating, gas, and, rarely, allergic reactions.

Vitamin D

More and more studies are linking vitamin D deficiency to all sorts of kinds of heart disease like heart attack, heart failure, peripheral arterial disease, strokes, and high blood pressure. It would naturally follow then that perhaps adding more vitamin D to your diet may help prevent or treat heart disease.

Multiple clinical trials are now being done on just that possibility and, so far, the results are encouraging. One study used a form of vitamin D called 1,25-dihydroxyvitamin D3 (1,25D) in mouse heart cells called cardiac colony-forming unit fibroblasts (cCFU-Fs). cCFU-Fs cells begin to replace the cells in tissue that has been inflamed and damaged from oxygen deprivation after a heart attack. This results in scar tissue in your heart that may stop it from pumping blood effectively and can lead to heart failure. The researchers found that the 1,25D was able to stop the cCFU-Fs from forming, so preliminary studies are positive. Of course, as this is animal research, results may not be the same in humans.

Dicho esto, pedirle a su médico que compruebe su nivel de vitamina D puede ser una buena idea para asegurarse de que está en el buen camino, especialmente porque se ha comprobado que es bueno para sus huesos y puede haber un beneficio cardiovascular adicional. La mejor forma de aumentar tus niveles es lograr una exposición media del sol de alrededor de 10 minutos.Afrontar la enfermedad cardíaca¿Fue útil esta páginaFuentes de artículos