Lo que debe saber sobre una resonancia magnética rápida para la detección del cáncer de mama

Cómo la resonancia magnética abreviada puede mejorar significativamente la detección de cáncer

La resonancia magnética de mama rápida (o MRI abreviada) para la detección del cáncer de mama es una técnica relativamente nueva diseñada para detectar el cáncer de mama temprano. En comparación con las mamografías o las mamografías 3D, es más probable que detecte el cáncer, especialmente los cánceres de seno más agresivos. Las mamografías omiten aproximadamente el 15 por ciento de los cánceres de seno y son menos precisas en mujeres con senos densos. En comparación con las IRM de mama convencionales, las IRM abreviadas son mucho menos costosas (en algunos centros, similares al costo de una mamografía) y su realización lleva solo unos 10 minutos.

Actualmente, las pruebas de resonancia magnética rápida para el cáncer de seno se usan principalmente además de las mamografías para mujeres con tejido mamario denso (40 por ciento a 50 por ciento de las mujeres) para las cuales las mamografías son menos precisas. También se considera que tiene un nicho como prueba “intermedia” para quienes no califican para una resonancia magnética convencional pero tienen un riesgo algo mayor de desarrollar cáncer de seno. Sin embargo, algunos investigadores proponen que la resonancia magnética abreviada algún día pueda reemplazar la mamografía para la detección temprana del cáncer de seno en mujeres de riesgo promedio.

Para las mujeres que tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de seno(definido como un riesgo del 20 por ciento de desarrollar la enfermedad durante toda la vida), todavía se recomienda la resonancia magnética convencional. En general, la resonancia magnética de seno es la mejor herramienta para detectar el cáncer de seno temprano (detecta cuatro a cinco veces más cánceres que las mamografías), pero su uso actualmente está limitado debido al costo y al tiempo. Cabe destacar que una de cada ocho mujeres desarrollará cáncer de seno en algún momento de la vida, y el 85 por ciento de estas mujeres no tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

Propósito de la resonancia magnética rápida

En la actualidad, la resonancia magnética rápida (resonancia magnética) o la resonancia magnética abreviada (AB-MRI) están diseñadas como una prueba que se realizará además de una mamografía para las mujeres que tienen tejido mamario denso (aproximadamente el 40 por ciento de las mujeres, aunque a diferentes grados). El tejido mamario denso aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de seno y hace que la enfermedad sea más difícil de encontrar en una mamografía.

El hombre acreditado con la investigación original sobre resonancia magnética rápida, David Strahle, comentó que tratar de encontrar cánceres de seno en tejido mamario denso es “como tratar de ver una tormenta eléctrica a través de nubes sin radar”. La resonancia magnética no suele verse afectada por la densidad mamaria.

Tradicionalmente, el ultrasonido de seno ha sido la forma más común de detección complementaria (utilizada junto con la mamografía) para mujeres con senos densos. Cabe señalar que el término “senos densos” se refiere a los senos que tienen un tejido más denso que el tejido graso en una mamografía.

Comparación de la RM de mama rápida con otras pruebas

La resonancia magnética de mama rápida se comparará con las mamografías (y la mamografía 3D) y las resonancias magnéticas de mama convencionales, pero es importante tener en cuenta algunas de las diferencias en los estudios. En algunos estudios, la mamografía o la mamografía 3D y la resonancia magnética de mama rápida se comparan directamente. Otros estudios comparan el uso de la mamografía y el ultrasonido versus la mamografía y la resonancia magnética rápida. Sin embargo, otros comparan la resonancia magnética rápida con la resonancia magnética convencional.

Comparación con la mamografía

En comparación con una mamografía tradicional , la resonancia magnética de mama rápida es mucho más probable que detecte cánceres de mama tempranos.

Detección temprana y cáncer de seno perdido

En promedio, las mamografías omiten el 15 por ciento de los cánceres de seno, mientras que es raro que la IRM de seno omita el cáncer de seno (esta es una de las razones por las cuales se recomienda para mujeres de alto riesgo).

Cánceres de mama agresivos

La IRM de mama rápida es más efectiva que la mamografía para encontrar cánceres de mama más agresivos o de rápido crecimiento (cánceres con un grado tumoral más alto ).

Si bien las mamografías son principalmente una prueba anatómica, las IRM brindan más información sobre la fisiología o la función. Dado que las IRM pueden ver el flujo sanguíneo (vascularización) y la inflamación alrededor de los tumores, es más probable que detecten cánceres de seno.

Radiación

Mammography involves a small amount of radiation exposure. On the other hand, MRI doesn’t involve any radiation exposure.

Cost

In general, fast breast MRI is slightly more costly than mammography—one center reports the cost to be $250 for a fast breast MRI. Since it is now usually done as a supplemental test, is added to the cost of mammography.

In addition, most insurance companies don’t yet cover the test, though the cost may be less than many insurance deductibles.

However, it’s thought that fast MRI could potentially cost less than mammography over the long term as the test would not need to be done as often. For example, it may only need to be done every two years in a situation in which a mammogram was needed yearly.

A 2019 simulation study found that even though the initial cost of MRI screening in average-risk women was higher, it was actually more cost effective over time. Certainly, finding breast cancers early is less costly both physically and emotionally than findings them when they are larger or have spread. (Conventional MRIs are usually only covered by insurance for those who are high risk.)

Discomfort

Unlike mammography, MRI doesn’t require chest compression, though it does require a needle stick for the contrast.

Ductal Carcinoma in Situ

There have been mixed results in studies looking at early detection and DCIS. Some studies have concluded that mammograms are more helpful (more sensitive) in detecting DCIS (by seeing breast calcifications). However, other researchers have found that MRI is a better test for testing intermediate or high-grade DCIS—tumors that need to be managed more aggressively. Since there is significant concern about overdiagnosis of DCIS, this could be an advantage.

False Positives

The issue of false positives (findings that falsely suggest cancer, but may require a biopsy, for instance) with MRI relative to mammogram has been a concern of some researchers. There are, however, important differences in the types of false positives with the two types of studies.

In a 2018 study, it was found that false positives attributed to breast MRI were more likely to be high-grade atypical proliferative changes (changes more likely to become cancerous), whereas false positives with digital mammography were more likely to be due to low-risk findings. In other words, not all false positives are equal.

Comparison With 3D Mammogram (Digital Breast Tomosynthesis)

Recently, 3D mammograms have become available as a way to detect more breast cancers in the early stage, and studies are currently in place comparing fast MRI (AB-MRI) to 3D mammograms. From previous studies, however, it appears that fast MRI may be far superior, with findings suggesting that it is up to three times more sensitive than 3D mammography.

It is thought that traditional mammography will detect breast cancer in four of 1,000 tests, 3D mammography somewhat higher at five in 1,000, with supplemental breast ultrasounds detecting another two to four cases of cancer (but risks more false positives). In comparison, abbreviated MRI will detect, on average, 16 to 23 more breast cancers per 1,000 women.

Comparison With Supplemental Breast Ultrasound Screening

Supplementing mammograms with breast ultrasound can detect more cancers, so researchers have set out to compare the combination of mammography with supplemental ultrasound studies against mammograms and supplemental fast MRI.

In a 2017 study of 2,120 women with no risk factors (which means a lifetime risk of breast cancer equal to 15 percent or less), the use of supplemental MRI every one year to three years in addition to mammograms was compared to mammograms with supplemental breast ultrasounds.

Fast breast MRI found an additional 60 cancers (40 of which were invasive). None of these cancers were found by ultrasound or mammography alone. In a different study, 11 cancers were found in 443 women who had both a negative screening mammogram and ultrasound.

It’s likely that the cost of mammogram plus ultrasound is more than that of fast MRI, though not yet covered by many insurance plans. Breast ultrasound also results in many more false positives than fast MRI.

Comparison to Conventional MRI

La resonancia magnética de mama convencional es la mejor herramienta de detección para el cáncer de mama y se considera la mejor opción para las personas con alto riesgo de desarrollar la enfermedad (tienen un riesgo de por vida del 20 por ciento o más). De hecho, es muy raro que una resonancia magnética de seno omita un cáncer potencialmente mortal. Además de poder visualizar los cambios en los vasos sanguíneos, los cánceres no son tan fáciles de ocultar por los tejidos normales en una resonancia magnética.

La resonancia magnética rápida no puede diagnosticar el espectro de enfermedades mamarias que una resonancia magnética convencional, pero puede tener una capacidad similar para detectar cánceres de mama.

Dicho esto, para las personas con alto riesgo, se recomienda la detección convencional. Esto incluye:

  • personas con mutaciones del gen BRCA y sus parientes de primer grado (los parientes de primer grado incluyen padres, hermanos e hijos)
  • personas con síndrome de Li-Fraumeni , síndrome de Cowden o síndrome de Bannayan-Riley-Ruvalcaba y sus familiares de primer grado
  • personas con otras mutaciones genéticas asociadas con el riesgo de cáncer de seno
  • mujeres que han tenido cáncer de seno en su otro seno
  • mujeres que recibieron radioterapia en el pecho entre los 10 y los 30 años (como el linfoma de Hodgkin)
  • personas con un riesgo de cáncer de seno de por vida de al menos 20 por ciento según un modelo como BRCAPRO

Sin embargo, la resonancia magnética convencional es mucho más costosa y toma alrededor de 45 minutos frente a 10 minutos para una resonancia magnética abreviada. Tampoco se considera rentable para las mujeres con riesgo medio o intermedio. Al considerar el costo, es importante incluir no solo el procedimiento, sino también el costo (como la biopsia de seno) de investigar resultados anormales. (Nuevamente, vale la pena señalar que el 85 por ciento de las mujeres que desarrollan cáncer de seno no tienen antecedentes familiares de la enfermedad).

Todavía se desconoce si la resonancia magnética rápida podría usarse para mujeres de alto riesgo. Un estudio de 2017 que comparó la RM de mama abreviada con la RM convencional en más de 1,000 mujeres encontró que el puntaje BIRADS (interpretación realizada por un radiólogo que describe la probabilidad de que haya un cáncer presente) cambió en solo un 3.4 por ciento después de que se realizó la prueba convencional. La mayoría de estos cambios no afectaron el manejo (por ejemplo, si se recomendaba o no una biopsia).

Dicho esto, varios estudios han encontrado que la resonancia magnética rápida es comparable a la resonancia magnética convencional con respecto al seguimiento después de la cirugía de cáncer de seno, para la estadificación del cáncer de seno y para una evaluación adicional de las anormalidades encontradas en el examen de mamografía.

Limitaciones

Una limitación importante es que algunas personas experimentan claustrofobia extrema con IRM, incluso cuando se usan medicamentos para la sedación.

Riesgos y contraindicaciones.

Al igual que con cualquier examen médico, una resonancia magnética rápida conlleva riesgos potenciales, así como razones por las cuales no se debe ordenar el examen (contraindicaciones).

Riesgos potenciales

Existe un riesgo potencial relacionado con el agente de contraste gadolinio utilizado para las exploraciones. Un informe en la revista The Lancet Neurology encontró que el gadolinio se acumula en los núcleos profundos del cerebro, aunque el significado de esto es incierto. El gadolinio se aprobó por primera vez como agente de contraste en 1988, y hasta ahora no se han documentado problemas clínicamente significativos.

Ciertamente, un riesgo importante de cualquier tipo de detección de cáncer de seno es el de los falsos positivos y el impacto emocional que esto implica.

Contraindicaciones

La prueba no se puede realizar en personas que tienen implantes metálicos en cualquier parte del cuerpo, como algunos cables de marcapasos, cuerpos extraños metálicos, lentes de contacto “pez gatillo”, bombas de insulina y más.

Antes de la prueba

Antes de su IRM de mama rápida, su médico le hablará sobre los motivos por los que la prueba puede ser útil. También discutirá cuidadosamente sus factores de riesgo para el cáncer de seno. Si su riesgo es alto (si se espera que su riesgo de desarrollar cáncer de seno sea de 20 por ciento o más), puede recomendarle que se haga una resonancia magnética de seno convencional.

También es importante que recopile los estudios previos de imágenes mamarias que haya tenido para que el radiólogo pueda comparar cualquier hallazgo con cambios previos en sus senos.

Sincronización

Si bien el examen en sí solo demora alrededor de 10 minutos en realizarse, debe reservar mucho tiempo cuando haga su cita. Esto incluirá tiempo para completar los formularios necesarios, proporcionar la información de su seguro y tener una vía intravenosa insertada a través de la cual se administrará el contraste (gadolinio). Las clínicas varían, y aunque a menudo irá a su casa y será informado de sus resultados más adelante, es posible que deba reservar tiempo para analizar sus resultados poco después de que se realice la prueba.

Ubicación

Actualmente, hay áreas limitadas donde se están realizando resonancias magnéticas abreviadas. Muchos de estos se encuentran en centros de cáncer más grandes u otras instalaciones que tienen una resonancia magnética.

Qué ponerse

Se pondrá una bata para el procedimiento, de modo que pueda usar ropa regular para su cita. Tendrá que quitar cualquier cosa metálica de su cuerpo, por lo que es mejor dejar joyas (como anillos de boda) en casa.

Comida y bebida

No hay restricciones dietéticas antes de una resonancia magnética de mama.

Costo y seguro de salud

Debido a que la RM abreviada de los senos es un procedimiento muy nuevo, muchas compañías de seguros aún no cubren la prueba. Si tiene un alto riesgo, el seguro generalmente cubre el costo de una resonancia magnética de seno convencional. Se requerirá que muchas personas paguen por sí mismas por una resonancia magnética rápida, y es importante hablar con su médico sobre esto de antemano.

En general, el costo de una resonancia magnética de mama rápida es mucho más bajo que una resonancia magnética convencional y más similar al costo de una mamografía.

Que traer

Debe traer su tarjeta de seguro a su cita, así como cualquier otra documentación o películas anteriores que se soliciten. Podrá conducir a su cita y regresar a casa nuevamente, pero a algunas personas les gusta traer un compañero para que les acompañe mientras esperan y para ayudarles a pensar en cualquier pregunta que puedan hacer.

Durante el examen

Cuando llegue para su examen, un técnico de radiología se reunirá con usted y le explicará el procedimiento. El técnico le preguntará acerca de cualquier metal que pueda tener en su cuerpo (lo que podría ser una contraindicación para hacer la prueba) y se asegurará de que no quede nada metálico en su cuerpo. En algunos centros, el radiólogo también le hablará sobre la prueba y lo que puede esperar.

Pre-Test

Cuando llegue a la sala de resonancia magnética, un técnico insertará una aguja intravenosa en una vena. Puede sentir un palo afilado cuando se introduce la aguja. El agente de contraste, gadolinio, se inyectará a través de la vía intravenosa. A diferencia de algunos agentes de contraste que pueden causar enrojecimiento, la mayoría de las personas desconocen que la inyección ha sido administrada.

A lo largo de la prueba

Se le pedirá que se acueste en la mesa de resonancia magnética y el técnico se asegurará de que se sienta cómodo. Aunque el técnico saldrá de la sala durante la prueba real, usted estará en contacto constante a través de un orador, y el técnico se registrará a menudo para ver cómo le está yendo. Se le darán auriculares para reducir parte del ruido (las máquinas de resonancia magnética son ruidosas) y se le ofrecerá una selección de música para escuchar durante el procedimiento.

Cuando esté listo, la mesa se deslizará dentro del tubo para la resonancia magnética. Los tubos de resonancia magnética son más estrechos que los tubos de tomografía computarizada, y algunas personas experimentan claustrofobia. Cerrar los ojos antes de ingresar al tubo puede ser útil. Algunas personas que son muy claustrofóbicas pueden necesitar un sedante antes del procedimiento. Si este es el caso, deberá traer un conductor que lo lleve a su casa después de la prueba.

Cuando comience la prueba, escuchará un zumbido a su alrededor y luego “ruidos” a medida que continúa el procedimiento. Debe informar a su técnico si se siente claustrofóbico o incómodo de alguna manera durante el procedimiento.

Después de la prueba

Cuando se complete la prueba, la mesa se deslizará por debajo de la resonancia magnética y podrá prepararse para llegar a casa. Le quitarán la vía intravenosa y le colocarán una venda para mantener el sitio limpio y disminuir el sangrado.

Los efectos secundarios son poco frecuentes, aunque existe un riesgo muy pequeño de sangrado, hematomas o infección en el sitio donde se colocó la vía intravenosa. Se le permitirá regresar a su hogar o esperar a que el radiólogo le hable sobre sus imágenes.

Interpretación de resultados

Su médico puede llamarlo para hablar sobre la prueba o, en su lugar, pedirle una cita para analizar los resultados en persona. Al igual que las mamografías, los informes de resonancia magnética proporcionan información sobre el riesgo de cáncer de mama y cualquier región sospechosa, aunque la terminología difiere significativamente.

Dependiendo de sus resultados, su médico puede recomendar pruebas adicionales, como una biopsia de seno o un seguimiento dentro de un cierto período de tiempo. Asegúrese de hacer preguntas para comprender sus resultados y lo que pueden significar para usted.

Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.