8 razones para ver a un neumólogo si tiene asma

Si tiene problemas de asma o no puede mantener el control de sus síntomas, es probable que se le remita a un especialista conocido como neumólogo , a quien se le conoce comúnmente como médico pulmonar. La neumología es un campo de la medicina que se centra en la salud del sistema respiratorio y aborda los trastornos de los pulmones, las vías respiratorias y los músculos respiratorios.

Cuándo ver a un neumólogo

Si no puede lograr un buen control del asma bajo la atención de su médico de atención primaria, es posible que necesite un neumólogo. Esto es particularmente cierto si el asma está fuera del alcance de la experiencia de su médico.

Los neumólogos también pueden ser necesarios si recién se le diagnostica y no está seguro de qué significa el diagnóstico , tanto a corto como a largo plazo. Debe considerar consultar a un neumólogo si se enfrenta a alguna de las siguientes ocho situaciones:

  1. Usted experimentó un ataque de asma potencialmente mortal y fue ingresado en la UCI.
  2. Usted fue hospitalizado y no se identificó el desencadenante.
  3. Su asma permanece mal controlada después de tres a seis meses.
  4. Necesita un tratamiento especializado, como la termoplastia bronquial .
  5. Ha necesitado esteroides orales más de una vez al año.
  6. Usted tiene asma moderada-persistente o severa-persistente a pesar del tratamiento.
  7. Usted es un candidato o quiere explorar la inmunoterapia para el asma.
  8. Tiene otros síntomas respiratorios además del asma.

En términos generales, se necesitará un especialista para las personas que están más enfermas, tienen asma más complicada o no responden a las terapias estándar.

El campo de la neumología 

Para convertirse en un neumólogo, un médico debe completar una residencia en medicina interna general y participar en una capacitación adicional centrada únicamente en el sistema respiratorio. Muchos también elegirán entrenarse en medicina de cuidados críticos como parte de una especialidad dual.

La capacitación, en total, durará entre dos y tres años. Si bien no es un requisito, muchos neumólogos optarán por aprobar un examen de certificación de la junta para demostrar su dedicación y experiencia en el campo de la neumología.

Además del asma, un neumólogo está certificado para tratar una amplia gama de afecciones respiratorias, que incluyen enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), fibrosis quística, cáncer de pulmón, enfisema, apnea del sueño y tuberculosis.