7 alimentos que afectan la presión arterial

Muchos alimentos pueden afectar la presión arterial: algunos (como los estimulantes débiles que se encuentran en el café y el té) por un período corto de tiempo, otros (como la sal) durante un período más largo. Saber de qué alimentos comer más, y cuáles evitar, puede marcar la diferencia en la salud de su corazón. Se ha demostrado que cada uno de los nutrientes y alimentos enumerados a continuación influyen en la presión arterial.1

sal

Aunque hay desacuerdo sobre el papel preciso que desempeña la sal en la presión arterial alta, no hay duda de que la presión arterial y el consumo de sal están relacionados.

Una fuerte evidencia sugiere que algunas personas pueden ser anormalmente sensibles a la sal y que el consumo de sal puede ponerlas en un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

Si bien los detalles todavía tienen que ser resueltos, velando sobre la ingesta de sal puede ayudar a reducir el riesgo de presión arterial alta o hacer vigente la presión arterial alta más fácil de controlar.2

Cafeína

La cafeína es un estimulante que se encuentra en el té, el café, el cacao y algunos refrescos. Excita el sistema nervioso central y aumenta la frecuencia cardíaca, la tasa metabólica y la presión arterial. Sin embargo, estos efectos son solo temporales y los efectos a largo plazo del consumo de cafeína pueden sorprenderlo.

Muchos estudios han demostrado que el consumo habitual de café no está relacionado con la hipertensión y, en muchos casos, el consumo regular de café puede, de hecho, disminuir el riesgo de hipertensión.3

Alcohol

Los estudios han demostrado que beber cantidades moderadas de alcohol parece proteger contra la presión arterial alta, el ataque cardíaco y otras enfermedades cardiovasculares. La teoría es que el alcohol afecta las paredes de los vasos sanguíneos, alterando su elasticidad y cambiando la forma en que responden a ciertos mensajes de “estrés” transmitidos por las hormonas. La combinación de estos dos efectos conduce a una presión arterial promedio más baja y menos trabajo para su corazón. Sin embargo, en cantidades excesivas, el alcohol tiene exactamente los efectos opuestos: aumenta la rigidez de los vasos sanguíneos, aumenta el nivel general de “estrés” metabólico y impone mayores exigencias al corazón.4

Ácido fólico

El folato, una vitamina B que se encuentra en algunos vegetales, cítricos y frijoles, y el ácido fólico (que se encuentra en la mayoría de los cereales y el pan en los EE. UU.) Puede ayudar a disminuir la presión arterial (y prevenir la aparición de presión arterial alta) en dosis de aproximadamente 800 microgramos por día – el doble de la cantidad diaria recomendada. ¿La captura? Los efectos positivos del ácido fólico solo se han demostrado en mujeres. Un estudio de 2015 encontró que la suplementación con ácido fólico incrementaba la vasodilatación (la apertura de los vasos sanguíneos que permite que la sangre fluya más libremente) en adultos mayores, pero no en adultos más jóvenes.5

Potasio

El potasio es un electrolito importante que se encuentra en papas, yogur, pescado, aguacates y calabazas de invierno. Muchos estadounidenses no obtienen la cantidad recomendada en sus dietas (4,700 mg / día para adultos). No consumir suficiente potasio conduce a un aumento de la presión arterial y un mayor riesgo de accidente cerebrovascular. El potasio probablemente funciona al cambiar la forma en que los vasos sanguíneos responden a ciertos mensajes químicos en el cuerpo, ayudando a mantenerlos flexibles y relajados. Comer una variedad de alimentos integrales, como frutas y verduras, pescado y productos lácteos, es importante para prevenir y controlar la presión arterial alta.6

Magnesio

El magnesio es un nutriente que se encuentra en muchos alimentos, como los cereales integrales, el yogur y las verduras de hoja verde, así como en los suplementos, desempeña un papel en la regulación de la presión arterial.

Si bien los suplementos de magnesio parecen tener solo un efecto pequeño (aunque significativo) sobre la presión arterial, las dietas ricas en magnesio parecen disminuir la presión arterial.

Una dieta rica en magnesio (como la dieta DASH) , también tiende a ser alta en otros nutrientes para bajar la presión de la sangre, como el potasio y el calcio. 7

Vitamina D

La vitamina D es un nutriente importante que regula muchas funciones metabólicas en el cuerpo. La mayoría de nuestros suministros de D se acumulan a través de la luz solar, aunque también se encuentra en algunos alimentos, como los pescados grasos y la leche.

Ayuda a controlar el nivel de calcio en la sangre y contribuye a la regulación de la presión arterial . Los datos no están claros acerca de qué protección, si es que se puede obtener, de la vitamina D, pero existen pruebas sólidas que demuestran que una deficiencia de vitamina D puede provocar hipertensión y otros problemas cardiovasculares. Si vive al norte de la línea Mason-Dixon, es probable que no esté obteniendo suficiente D y que necesite un suplemento.