¿Está la menopausia en el horizonte?

Embarcarse en el viaje de la perimenopausia es único para cada mujer.

Muchas mujeres comienzan a notar síntomas que sospechan que podrían ser indicativos de menopausia en sus 40 años. Este período de tiempo se denomina perimenopausia, que es la fase previa al período menstrual final.

Durante la perimenopausia, la función ovárica de una mujer comienza a disminuir, por lo que los niveles de estrógeno en el cuerpo comienzan a disminuir. Con la disminución de los niveles de estrógeno y otros cambios hormonales en el cuerpo, muchas mujeres comienzan a experimentar síntomas como sofocos y problemas de humor, así como un cambio en sus ciclos menstruales.

Exploraremos estos (y otros) signos y síntomas comunes que experimentan las mujeres cuando se acerca la menopausia. Para aclarar, la menopausia es un punto en el tiempo donde una mujer no ha tenido un ciclo menstrual durante 12 meses consecutivos. 

Cambios en el ciclo menstrual

Para muchas mujeres, el primer signo de perimenopausia es un cambio en la duración de los ciclos menstruales . A menudo, al principio, el tiempo entre los períodos de una mujer se alargará, en comparación con sus ciclos menstruales normales. Entonces, una mujer a menudo experimentará períodos omitidos que pueden ocurrir de vez en cuando o incluso durante varios ciclos. Esto es normal y una señal de que los ovarios de una mujer ya no liberan óvulos (lo que se llama ovulación) mensualmente. 

Por supuesto, si ha sido regular (en términos de sus períodos mensuales) como un reloj desde que tenía 13 años, es más probable que note algún cambio. Pero, si ha tenido períodos irregulares, es posible que esto no llegue a su radar hasta más tarde, y eso está bien. Todas las mujeres experimentan la perimenopausia de manera diferente; Algunos tienen signos y síntomas más evidentes, y otros con signos más sutiles.

Finally, it’s important to note that you can still get pregnant during perimenopause, as your ovaries can still release an egg, just not reliably. So be sure to consider pregnancy as a possibility if you miss a period.

Hot Flashes

Hot flashes are the most common symptom experienced by women in perimenopause and just after menopause. A hot flash is commonly described as a warm flush or feeling that begins in the face or neck and moves down the body, although the description of it can vary. The severity can also vary, meaning for some women their hot flashes are debilitating whereas, for others, they are a minor nuisance.

Hot flashes usually go away within five years of onset. However, a small number of women may continue to have hot flashes well after menopause.

It’s also worthy to note that women who undergo surgical menopause, meaning they had their ovaries surgically removed, tend to experience more severe and frequent hot flashes. 

If hot flashes affect your daily functioning and/or quality of life, speak with your doctor. There are a number of behavioral techniques (for example, wearing loose clothing and using a fan at night), as well as medications (for example, an antidepressant or hormone therapy) that can help you feel better. 

Vaginal Symptoms

For some women, vaginal dryness is their first inkling that menopause is on the way. This can come in the form of painful intercourse, as the vaginal walls become thinner and less elastic from the loss of estrogen in the body.

In addition to vaginal itching and dryness, a woman may experience more frequent urinary tract infections or urinary incontinence, as the lining of the urinary tract also thins in response to the estrogen decline.

While the vast majority of symptoms in perimenopause get better with time, vaginal dryness, unfortunately, tends to worsen as a woman gets older. In fact, some women do not even begin to experience this symptom until late postmenopause.

The good news is that there is a range of therapies available to treat this uncomfortable symptom ranging from over-the-counter vaginal lubricants and moisturizers to nonhormonal and hormonal medical therapies.

Finally, it’s important to mention that even without vaginal dryness, women can notice a lower interest in sex as menopause approaches. Changes in libido may go unnoticed in the chaos of a stressful life, but eventually, you may realize that you don’t seem as interested in sex anymore, or that your orgasms are not as intense.

Remember, libido is an amalgam of physiological processes and psychological and emotional elements. Finding a solution will probably involve talking to both your doctor and your partner.

Changes in Mood

During perimenopause, some women experience mood changes and may describe feeling irritable, sad, anxious, discontented, and/or angry. Since mood problems affect relationships and work performance, women understandably worry about this symptom.

Los expertos no están completamente seguros de por qué algunas mujeres experimentan cambios en el estado de ánimo durante la perimenopausia y otras no. Es probable que los cambios hormonales, como una disminución en los niveles de estrógeno, durante este tiempo desempeñen un papel para algunas mujeres. Dicho esto, otros factores probablemente estén involucrados además de las hormonas, como el proceso natural de envejecimiento.

Por ejemplo, las mujeres pueden lamentar la pérdida de su ciclo regular y el hecho de que ya no pueden tener más hijos, o pueden ser vulnerables a la ansiedad o la tristeza cuando sus hijos se van a la universidad.

Del mismo modo, la perimenopausia puede ocurrir en un momento en la vida de una mujer cuando sus propios padres se enferman o mueren, o cuando ella misma está experimentando un cambio en la sociedad (por ejemplo, el divorcio). Otros problemas de salud pueden comenzar a surgir alrededor del momento de la perimenopausia, lo que puede hacer que una mujer sea aún más sensible a los obstáculos emocionales.

Si está preocupado por su estado de ánimo, especialmente si experimenta una tristeza que afecta sus relaciones y / o su funcionamiento cotidiano, asegúrese de consultar a su médico oa un profesional de la salud mental.

Además de la tristeza generalizada, otros síntomas de depresión pueden incluir una pérdida de placer en actividades que alguna vez disfrutó (llamada anhedonia), sentimientos de culpa y falta de valor, un cambio en su apetito o patrones de sueño y / o pensamientos de muerte o suicidio.

Cambios en los patrones de sueño

Perder el sueño es frustrante y, sin embargo, esta es una queja bastante común de las mujeres cuando se acercan a la menopausia. Hay muchas razones por las que su patrón de sueño podría estar cambiando en este momento de su vida. Por ejemplo, podría deberse a sofocos nocturnos, problemas de humor como sentirse ansioso o deprimido, o simplemente el estrés de un horario de trabajo o de vida ocupado.

Además, los despertares nocturnos frecuentes debido a trastornos primarios del sueño como el síndrome de las piernas inquietas o la apnea del sueño pueden comenzar a ocurrir en este momento. 

Por supuesto, existen muchos remedios posibles, incluidas las terapias conductuales, así como el uso a corto plazo de  medicamentos que pueden ayudarlo a que su patrón de sueño vuelva a la normalidad. 

Cambio en la apariencia

Hay muchos otros signos y síntomas potenciales que pueden ocurrir cuando una mujer se acerca a la menopausia, y es muy probable que se deriven (al menos parcialmente) de los cambios hormonales asociados con la pérdida de la función ovárica. 

Algunos de estos cambios a tener en cuenta incluyen:

  • Perdida de cabello
  • Envejecimiento de la piel (por ejemplo, pérdida de humedad de la piel y más arrugas)
  • Expansión de la cintura debido a la redistribución de la grasa en el cuerpo.
  • Acné
Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.