Viviendo Con Artrosis

Puede ser difícil hacer frente a los síntomas de osteoartritis que interfieren con las actividadeshabituales de la vida diaria . La mejor manera de hacer frente a las limitaciones físicas es saber que está haciendo todo lo que puede hacer para aliviar el dolor y mejorar la función física. Hay acciones que pueden mejorar su capacidad para hacer frente y sentirse mejor tanto física como emocionalmente.

Emocional

Ser diagnosticado y vivir con la osteoartritis puede ser abrumador. Cuidarte emocionalmente puede ayudarte a lidiar con cómo te sientes acerca de tu enfermedad y su impacto en tu vida.

Primero, y lo más importante, entienda que algunos sentimientos son normales. El miedo, la ansiedad, la frustración y la ira son sentimientos comunes y normales cuando le diagnostican osteoartritis.

Está bien permitirte sentir estas cosas. Dicho esto, por tu propio bienestar, haz todo lo posible por no pensar en ellos. La vida será diferente después de un diagnóstico de osteoartritis, pero mantener una actitud positiva hace mucho. Trate de concentrarse en las cosas que puede hacer, en lugar de reflexionar sobre las cosas que no puede.

Entre algunas cosas para probar:

  • Disfruta de las actividades de ocio: no permitas que el dolor gobierne y define tu vida. Dedique tiempo a las actividades de ocio que disfruta, ya sea escuchar música, leer, jugar con su mascota o mirar una película.
  • No se olvide de darse un capricho: corte el pelo, una pedicura, un masaje, un tratamiento de spa, cualquier cosa que lo haga sentir mejor. Haz el tiempo y el esfuerzo para hacerlo.
  • Escape: a veces un cambio en su entorno puede ayudar, incluso si es solo para un viaje de un día. Es probable que un cambio de escenario provoque un buen estado de ánimo y alivie el estrés.
  • Lleve un diario: un diario puede ser una buena salida para desahogarse y reflexionar sobre los aspectos positivos de su vida.

Si los sentimientos de enojo o ansiedad son tan profusos que interfieren con su vida diaria, o si tiene síntomas de depresión , hable con su médico de inmediato.

Físico

Cuidar tu salud y tu cuerpo es increíblemente importante. Esto no solo lo ayudará a sentirse mejor físicamente, sino que también lo ayudará a sentirse con más poder y más en control de su osteoartritis.

Tratamiento

Reconozca los signos y síntomas de la progresión de la osteoartritis y consulte a su médico si los nota.

Una vez que haya sido diagnosticado y haya decidido las opciones de tratamiento , cumpla con su plan de tratamiento. Sin embargo, evalúe y vuelva a evaluar periódicamente las opciones de tratamiento con su médico. ¿Ha considerado todas las opciones de medicamentos ? ¿Ha probado inyecciones , tratamientos no farmacológicos o tratamientos alternativos?

Hágale saber al doctor qué es lo que funciona para usted y qué no.

Salud de las articulaciones

Aunque sus articulaciones están sintiendo los efectos de la osteoartritis, puede tomar medidas para mejorar su salud y función:

  • Proteja sus articulaciones : haga todo lo posible para evitar el exceso de estrés y la tensión en sus articulaciones. Considere llevar un soporte ortopédico. Use dispositivos de asistencia y equipo de adaptación cuando sea necesario.
  • Sigue moviéndote: no caigas en la trampa sedentaria. El ejercicio regular y la actividad física mejorarán su capacidad para hacer frente al dolor y las limitaciones. Los ejercicios diarios de rango de movimiento y ejercicios de fortalecimiento deben incluirse en su rutina.
  • Coma bien: tome un multivitamínico diario para una mejor salud en general. La inclusión de antioxidantes en su dieta ha sido considerada como beneficiosa para los pacientes con osteoartritis.
  • Perder peso: mantener un peso saludable disminuirá el estrés en sus articulaciones.

Dormir

Dormir mejor reducirá su fatiga, mientras que dormir mal, obviamente, puede empeorarlo (junto con su dolor). Haga de su dormitorio un buen ambiente para dormir y practique buenos hábitos que lo ayuden a descansar por la noche.

Establecer un equilibrio

Si bien es muy importante mantenerse activo, es igualmente importante descansar lo suficiente.

Social

Cuando tienes dolor, lo último que puedes hacer es salir. Pero pasar tiempo con la familia y los amigos es un gran estimulante del estado de ánimo. Podría considerar compartir detalles sobre cómo su enfermedad afecta su capacidad para participar en ciertas actividades, de modo que los seres queridos comprendan mejor lo que pueden y no pueden hacer cómodamente y por qué.

Rodearte de personas que entienden de primera mano lo que estás pasando también tiene beneficios únicos. Es posible que descubras nuevos trucos en la vida para hacer frente a la osteoartritis a través de ellos, o simplemente que te vean y escuchen porque saben exactamente cómo te sientes.

Obtén soporte donde puedas encontrarlo. Hay grupos de apoyo en línea y grupos de apoyo locales (consulte a su médico u hospital para obtener recomendaciones). La Fundación de Artritis es otro gran recurso de apoyo.

Práctico

Haz lo que puedas hacer para facilitarte la vida. Escucha a tu cuerpo y no te obligues a hacer más de lo que puedes.

Pedir ayuda

No podrá hacer todo lo que hizo antes de la osteoartritis, pero debe hacer lo que pueda durante el mayor tiempo posible. Cuando se necesita una mano amiga, explique qué es lo que más le beneficiaría. Otros pueden ofrecer ayuda, pero no saber exactamente lo que sería útil para usted.

Hacer ajustes en el trabajo

Organice su puesto de trabajo o escritorio para que sea más cómodo para usted. Tome descansos cuando sea necesario. Considere también solicitar un horario de trabajo diferente, una posición de trabajo liviano o una opción de trabajo desde casa, si es posible.Soluciones de estrés laboral para personas con osteoartritis

Hacer ajustes en casa

Haz lo que puedas para hacer que tu hogar sea más habitable. Use productos o aparatos que le facilitarán las tareas , desde implementos de cocina livianos y abrelatas eléctricos, hasta ayudas para calcetines , pomos de puerta fáciles de girar y un elevador de silla . Si puede, derroche en un ama de llaves para encargarse de algunas de las tareas de limpieza que le resulten difíciles.