Una visión general del síndrome de Budd-Chiari

Table of Contents

Cuando la sangre sale del hígado se bloquea

El síndrome de Budd-Chiari es una afección causada por la obstrucción del flujo sanguíneo que sale del hígado, generalmente por un coágulo de sangre. El síndrome de Budd-Chiari ocurre con mayor frecuencia en personas con trastornos subyacentes que causan la coagulación de la sangre, incluido el síndrome antifosfolípido y trastornos mieloproliferativos como la policitemia vera y la hemoglobinuria paroxística nocturna. Los trastornos inflamatorios crónicos como la enfermedad de Behcet, la enfermedad inflamatoria intestinal, la sarcoidosis, el síndrome de Sjogren o el lupus también pueden causar el síndrome de Budd-Chiari.

El síndrome de Budd-Chiari afecta a personas de todos los orígenes étnicos y afecta a hombres y mujeres por igual. Se sabe que el síndrome de Budd-Chiari es un trastorno poco frecuente, pero no se sabe exactamente con qué frecuencia ocurre.

Los síntomas

La mayoría de las personas que desarrollan el síndrome de Budd-Chiari tienen tres síntomas principales:

  • Ascitis, en la que se acumula líquido en la cavidad abdominal, que a menudo hace que el abdomen se distienda
  • Dolor abdominal
  • Un hígado agrandado, conocido como hepatomegalia, porque la sangre puede fluir hacia el hígado pero no hacia afuera.

La acumulación de sangre en el hígado puede causar daño a las células hepáticas. Si el hígado no funciona bien, la persona puede presentar ictericia (coloración amarillenta de los ojos y la piel) y problemas renales.

Diagnóstico

Los síntomas habituales del síndrome de Budd-Chiari no son necesariamente indicios de su diagnóstico, ya que esos síntomas pueden ser causados ​​por una serie de trastornos. Sin embargo, si una persona tiene un trastorno que podría causar el síndrome de Budd-Chiari, eso puede ayudar con el diagnóstico. El líquido que se acumula en el abdomen se puede analizar para ayudar a confirmar el diagnóstico. La ecografía y la resonancia magnética (IRM) pueden ayudar a evaluar la función hepática y su flujo sanguíneo. Se puede tomar una muestra (biopsia) del hígado para examinar las células bajo el microscopio.

Tratamiento

Si no se trata, el síndrome de Budd-Chiari puede dañar fatalmente el hígado. Se pueden administrar medicamentos para disolver los coágulos de sangre existentes en el hígado y reducir la formación de nuevos coágulos. Una dieta baja en sal puede ayudar a controlar la ascitis. Los procedimientos quirúrgicos especiales pueden aliviar la congestión de la sangre en el hígado. Si el hígado está muy dañado, es posible que se necesite un trasplante de hígado.