Diagnóstico de la fibrosis pulmonar idiopática: qué esperar

Pruebas diagnósticas comunes y por qué el diagnóstico es difícil

Dado que los síntomas de la fibrosis pulmonar idiopática ( FPI ) se asemejan a los de varias afecciones cardíacas y pulmonares, a menudo lleva un período prolongado de tiempo para diagnosticar la enfermedad. Durante este período de tiempo, con frecuencia uno o dos años, los pacientes suelen ver a varios médicos en un intento por encontrar la razón de sus síntomas.

Síntomas comunes de IPF

Al igual que otras enfermedades pulmonares, como la EPOC, a menudo hay un daño significativo en los pulmones antes de que aparezcan los síntomas. Estos síntomas pueden incluir:

  • La falta de aliento , especialmente con la actividad, suele ser el primer síntoma. Con el tiempo, esta dificultad para respirar empeora, por lo que se produce dificultad para respirar incluso en reposo.
  • Una tos persistente que suele ser seca (no productiva).
  • Respiración superficial y rápida
  • Fatiga
  • Perder peso sin intentarlo ( pérdida de peso inexplicable )
  • Clubbing – Clubbing es una condición en la que los dedos de las manos y los pies se agrandan al final, pareciéndose a una cuchara al revés.
  • Dolores musculares y articulares

Detección de IPF

Actualmente, no existe una prueba de detección de la FPI y el diagnóstico se basa en las personas que presentan síntomas. Sin embargo, la técnica para la detección del cáncer de pulmón puede detectar la FPI en las personas cuya evaluación está aprobada y recomendada.

Diagnóstico y estadificación

El diagnóstico de la FPI a menudo toma algún tiempo, ya que muchas personas van al año o dos y consultan a varios médicos antes de que se realice el diagnóstico. La razón de esto es que los primeros síntomas de la FPI se parecen mucho a los de muchas otras afecciones, incluida la enfermedad cardíaca . Muchas personas se someten a un extenso trabajo cardíaco antes de ser diagnosticadas según los síntomas iniciales comunes.

Algunas pruebas que su médico puede ordenar incluyen:

  • Tomografía computarizada de alta resolución: la  IPF generalmente se diagnostica según los hallazgos típicos observados en una tomografía computarizada de tórax de alta resolución. En una tomografía computarizada, la fibrosis aparece en lo que el radiólogo denomina un patrón en forma de panal.
  • Biopsia de pulmón:  hay ocasiones en que una tomografía computarizada por sí sola puede confirmar el diagnóstico de FPI, pero si el diagnóstico está en cuestión , se puede recomendar una biopsia de pulmón . Esto se puede hacer como parte de una broncoscopia, a través de una pequeña incisión en el tórax (toracoscopia) o mediante una toracotomía. La biopsia se realiza principalmente para descartar otras posibles causas de enfermedad pulmonar como el cáncer de pulmón o la sarcoidosis.
  • Otras pruebas que ayudan en el diagnóstico y la estadificación: generalmente se realiza una combinación de un examen y otras pruebas para ayudar en el diagnóstico, determinar qué tan bien están funcionando los pulmones y determinar cuánto ha avanzado la enfermedad. Algunos de estos incluyen:
    • Historia y examen físico.
    • Espirometría  : la espirometría es una prueba que se realiza para observar cuánto aire se exhala con fuerza durante un período de un segundo, y es una indicación de la función pulmonar.
    • Otras pruebas de función pulmonar.
    • Oximetría
    • Gases sanguíneos arteriales: tanto la oximetría como los ABG se realizan para evaluar el contenido de oxígeno en la sangre.
    • Pruebas de tuberculosis
    • Análisis de sangre: la investigación está buscando biomarcadores que ayudarán a diagnosticar la enfermedad en el futuro.
  • Predisposición genética: la fibrosis pulmonar idiopática puede darse en familias y se ha encontrado que ciertas mutaciones (en el cromosoma 11) son comunes en la FPI familiar.
Author profile
Bone Marrow Transplantation at Disciplied INC | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.