Recubrimientos antirreflectantes: ¿vale la pena?

El revestimiento antirreflectante, también conocido como revestimiento antirreflejante, antirreflejante o antirreflejante, puede proporcionar beneficios para su visión. El recubrimiento AR se agrega a las lentes para reducir el brillo causado por la luz que llega a la parte posterior de las lentes. Este invento moderno mejora la visión y hace que sus lentes sean más atractivos visualmente. Los recubrimientos AR eliminan virtualmente todos los reflejos de las superficies frontal y posterior de sus lentes. Sin reflexiones molestas, más luz puede pasar a través de sus lentes, lo que optimiza su visión. Se ven menos distracciones (especialmente en la oscuridad) y las lentes apenas se notan. La mayoría de las personas están de acuerdo en que los recubrimientos antirreflectantes en sus lentes definitivamente valen el costo adicional.

Revestimientos de AR de ayer

La tecnología antirreflectante ha recorrido un largo camino. Hace años, los revestimientos de AR pueden haber parecido más un obstáculo que una ventaja. Los problemas pasados ​​incluían la necesidad constante de limpiarse, pelar el revestimiento y rascarse con frecuencia. Debido a estos problemas pasados, muchas personas tienden a alejarse de ellos cuando se lo ofrecen sus ópticos. Preferirían no tener que lidiar con problemas constantes con sus gafas. Sin embargo, el revestimiento AR ha visto varias mejoras en los últimos años. La mayoría de la gente ahora estaría de acuerdo en que los anteojos sin brillo definitivamente valen el dinero extra.

Nuevo y mejorado

La nueva generación de recubrimientos AR son resistentes, duraderos y ofrecen una visión superior. La palabra “recubrimiento” es realmente un nombre inapropiado. El revestimiento AR en realidad está fusionado o “horneado” en la matriz de la lente, a diferencia de las versiones anteriores. Los recubrimientos de AR de nueva generación también contienen sustancias químicas que los hacen hidrofóbicos, lo que significa que la superficie de la lente reducirá la adherencia del agua y la grasa. Esto mantiene las lentes limpias por un período de tiempo más largo y las hace mucho más fáciles de limpiar cuando se ensucian.

La ciencia detrás del revestimiento antirreflectante

AR se desarrolló por primera vez para mejorar y mejorar la vista en telescopios, microscopios y lentes de cámara de alta potencia. El revestimiento AR está compuesto por múltiples capas de óxidos metálicos aplicados en la parte frontal y, a veces, en la superficie posterior de la lente. Este efecto de capas reduce la luz reflejada y permite que se transmita más luz a través de la lente.

¿Qué hace esto para anteojos? Primero, mejora la apariencia de tus ojos al mundo exterior. El recubrimiento AR hace que las lentes parezcan casi invisibles. También mejora enormemente la apariencia estética de usar lentes al reducir los reflejos internos en la lente, haciendo que sus lentes parezcan mucho más delgadas.

En segundo lugar, mejora la calidad de su visión al reducir las luces reflejadas. Esto reduce el brillo y los halos alrededor de las luces, y mejora la calidad de su visión durante la noche y cuando usa la computadora en ciertos entornos de trabajo.

Si bien el recubrimiento AR es beneficioso para todos, se encuentra casi universalmente en lentes de alto índice . Las lentes de alto índice están hechas de un tipo de plástico que puede hacer que sus lentes sean mucho más delgadas que las lentes de plástico normales. Sin embargo, para lograr esta delgadez, a veces el material de la lente puede causar reflejos no deseados. Como resultado, los fabricantes que producen lentes de índice muy alto hacen de AR una parte del precio completo de la lente y no separan el lente del recubrimiento AR porque creen que nunca se debe usar un lente de índice muy alto sin un recubrimiento AR.

Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.