Técnicas de comunicación exitosas para el consultorio médico.

Con la planificación y el cuidado, el gerente de la oficina médica puede aumentar la eficiencia y la efectividad a través de técnicas y prácticas de comunicación exitosas. La comunicación es una de las herramientas más importantes en cualquier relación, ya sea personal o profesional. En el consultorio médico, las comunicaciones claras entre el personal son esenciales para garantizar la calidad de la atención de los pacientes.

La comunicación es bidireccional

Para que se complete la comunicación, debe haber ideas o información que compartir, alguien que dé la información o idea, y alguien que recibirá la información.

La comunicación es mejor cuando es recíproca, lo que significa que las ideas y la información se comparten entre las dos personas, cada una de las cuales da y recibe del intercambio. Cuando la comunicación es unilateral, la posibilidad de falta de comunicación o de malentendidos es alta, y esto conduce a expectativas insatisfechas y resultados deficientes.

En una relación, la mayoría de las veces volvemos y nos disculpamos por cualquier malentendido y lo intentamos de nuevo. Pero en una oficina médica, la falta de comunicación puede ser costosa tanto física como financieramente. Los estudios entre los líderes más efectivos muestran que la comunicación es la habilidad más importante que un gerente o líder puede poseer y usar.

Comunicación efectiva en el entorno de la oficina médica

Para comunicar de manera más efectiva la información clara y concisa es crucial. Ya sea en una comunicación escrita, a través del correo electrónico de la oficina , una interacción individual o en un entorno grupal, es importante mantener el tema en cuestión y no desviarse del tema. El uso del enfoque de periodismo de las cinco W y la H ayudará a mantener el enfoque en el tema:

  • Quién: ¿Quién necesita que la información sea compartida? ¿A quién afectará esta información? ¿Quién es o será responsable?
  • Qué: ¿Qué pasos hay que tomar? ¿Qué resultado se desea? ¿Qué recursos se necesitan para completar el proceso o proyecto? ¿Cuáles son las circunstancias que afectan directamente a este asunto?
  • Por qué: ¿ Por qué es esto importante? ¿Por qué se incluye a la persona que recibe esta información?
  • Dónde: ¿Dónde tendrá lugar el evento, la reunión, el trabajo? ¿Dónde están los materiales o datos necesarios para completar el proyecto?
  • Cuándo: ¿ Cuándo es la reunión? ¿Cuando es la fecha límite? ¿Cuándo se solicita retroalimentación o progreso?
  • Cómo: ¿Cómo se medirá el éxito? ¿Cómo se evaluará el desempeño? ¿Cómo será segura la finalización?

Sea claro y conciso y elimine la charla y la pelusa

Estas son solo algunas preguntas que se pueden abordar para mantener la información clara y concisa. Otra buena regla de oro al dirigirse a otros es: “Diga lo que quiere decir y diga lo que dice”.

Cuando otros saben que usted proporciona información y comentarios significativos, es más probable que escuchen con atención y que respeten su intercambio. Un gerente que cotillea, charla incesantemente sobre asuntos no comerciales o se desvía del tema durante las reuniones será menos efectivo porque sus empleados comenzarán a desconectar la “pelusa”. Si bien es importante tener una relación de trabajo con sus compañeros de trabajo y empleados , es igualmente importante tener conciencia profesional.

Da tu opinión y usa la escucha activa

La retroalimentación es otra parte importante de la comunicación efectiva. Escuchar los comentarios ayudará a todas las partes a comprender. Una técnica llamada “escucha activa” es una herramienta útil para asegurar que la comprensión sea completa. En esta técnica, el oyente reformulará la información que escuchó en sus propias palabras. Si esta información es correcta, el intercambio está completo, de lo contrario, el remitente de la información puede corregir cualquier malentendido en este momento. Este intercambio toma solo un poco más de tiempo y es una herramienta eficiente para crear responsabilidad porque todos los involucrados en el intercambio saben que las expectativas fueron claras y comprendidas.

Los beneficios de una comunicación clara

La comunicación clara y efectiva ahorra tiempo, dinero y molestias. Cuando todas las partes entienden lo que es necesario, esperado y aceptable, el progreso es más seguro. Cuando todas las partes entienden por qué algo es necesario, se sienten respetadas. Cuando se intercambian ideas y se consideran los comentarios, todas las partes se sienten incluidas e importantes para el proceso. Estos sentimientos de inclusión e importancia son cruciales para la moral de la oficina y el éxito general de la práctica .