Terapia electroconvulsiva (TEC) para tratar la agresión en la demencia

Una evaluación de la seguridad y eficacia de la “terapia de choque”

La terapia electroconvulsiva (TEC) se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar a las personas que luchan con el trastorno de depresión mayor cuando no han mejorado con los medicamentos antidepresivos. Esto a menudo se conoce como depresión resistente al tratamiento. Si bien la TEC sigue siendo algo controvertido, en parte porque se entiende poco, su uso se está expandiendo a otras condiciones. Esto incluye agitación severa en la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia . Echemos un vistazo a si este tratamiento es efectivo y seguro en la demencia.

¿Qué es la TEC? ¿Cómo se administra?

La terapia electroconvulsiva consiste en la administración de estimulación eléctrica al cerebro, lo que causa una breve convulsión .

Antes de someterse a la TEC, un paciente recibe anestesia general y un medicamento para relajar los músculos . La convulsión causada por la ECT suele durar entre 30 segundos y un minuto. Después de la convulsión, la persona se despierta en unos pocos minutos, y en una hora generalmente puede reanudar sus actividades normales, aunque algunos psiquiatras prohíben conducir durante 24 horas.

La cantidad de tratamientos de TEC variará según su diagnóstico, su estado general y su respuesta a los tratamientos.

La historia de la ECT

La TEC tiene una mala reputación para muchos de los que la asocian con los antiguos tratamientos de TEC que producen sacudidas corporales violentas y parecen hacer que las personas se vuelvan emocionalmente planas y de naturaleza casi vegetativa. Puede estar seguro de que mucho ha cambiado en ECT.

Cuando se desarrolló inicialmente, existían muchas menos salvaguardas. Ahora, sin embargo, si fuera a ver un tratamiento de ECT, apenas notaría ningún movimiento de la persona mientras recibe la descarga eléctrica. Es posible que vea sus manos o dedos de los pies moviéndose mientras recibe el tratamiento, pero no habrá las convulsiones que pueda imaginar en películas antiguas como “Alguien voló sobre el nido del cuco”. No hay dolor durante la ECT porque la persona recibe anestesia. Además, la TEC se administra con personal médico múltiple presente para garantizar la seguridad y el seguimiento del paciente antes, durante y después del procedimiento.

¿Qué efectos secundarios pueden desarrollarse?

Los efectos secundarios incluyen  dolores de cabeza , náuseas, dolor muscular, pérdida de memoria y confusión. La mayoría de las investigaciones han concluido que la pérdida de memoria es limitada, a menudo por un período corto antes de la administración de la TEC y, con menor frecuencia, por unas pocas semanas o meses antes del tratamiento, y rara vez a eventos o información de años anteriores.

Otros usos para la TEC

Además de la depresión que no responde al medicamento antidepresivo, la TEC también se usa a veces para tratar el trastorno bipolar y la esquizofrenia. A veces, también se usa si una persona es catatónica (no responde en absoluto al mundo que la rodea), es maníaca o no puede tomar antidepresivos por algún motivo. La TEC se puede usar para alguien que es suicida, donde se considera que esperar un medicamento para ayudarlo tomaría demasiado tiempo y el riesgo de esa espera es mayor que el riesgo de tratar la TEC.

¿Por qué probar la TEC para la agitación y la agresión en la demencia?

La TEC se ha explorado como un tratamiento para la agitación en la demencia debido a la disfunción significativa y la angustia que presentan algunas personas con Alzheimer y otras demencias. Esta agitación extrema puede hacer que sea muy difícil cuidar de la persona, ya que puede estar a punto de hacerse daño a sí mismo oa quienes le rodean. En estos casos, si otras intervenciones son ineficaces, algunos médicos pueden recomendar tratamientos de TEC.

¿Qué se debe intentar antes de la TEC?

Si bien cada persona y su condición médica son únicas, en general, hay un orden de tratamiento que se aproxima cuando se trata de ayudar a la persona con demencia que es agresiva y agitada:

  1. Intervenciones no farmacológicas.
  2. Intervenciones no farmacológicas más un medicamento.
  3. Intervenciones no farmacológicas más múltiples combinaciones de medicamentos.

ECT should typically not be attempted until the other approaches have been utilized. There are, however, exceptions to this rule, such as situations where medications can’t be utilized or the situation is so dire that the medical staff feels the potential benefit outweighs the risk of trying ECT.

Informed Consent

Deciding if ECT is right for you or your loved one should be guided by focusing on the person receiving it. While caregivers struggle significantly to respond to challenging behaviors in dementia, the decision to try ECT should be made based on the attempt to decrease the distress of the person for whom it is proposed and the potential benefit to him, not the potential benefit to the caregiver.

Si se han intentado varios enfoques no farmacológicos y  múltiples medicamentos y la persona sigue estando muy angustiada emocional y físicamente fuera de control, puede ser el momento de probar la TEC para la demencia.

Antes de continuar con la TEC, asegúrese de que el médico le explique claramente los riesgos y beneficios del tratamiento propuesto para usted o su ser querido. Debe tener información adecuada para tomar esta decisión, y esa información debe tener en cuenta los otros diagnósticos e historial médico de la persona para que pueda ver la situación individual y tomar una decisión informada e informada sobre el consentimiento para recibir ECT.

¿Es la TEC efectiva para la agitación en la demencia?

Using ECT to treat agitation and aggression in dementia is a less-researched approach. Nonetheless, there have been a few studies that have concluded that ECT was effective in reducing agitation without producing major side effects. Most people who received ECT in research studies for agitation in dementia demonstrated a decreased level of agitation following treatment; however, it’s important to note that the studies that have been conducted have involved small numbers of participants.

Additionally, some of the participants’ agitation and aggression returned after time elapsed following the end of the ECT treatments, so some researchers are recommending maintenance treatments which involve less frequent but ongoing ECT treatments.

Is ECT Safe?

También se encontró que la TEC era relativamente segura para las personas con demencia. Sin embargo, un pequeño porcentaje de participantes en un estudio interrumpió la TEC debido a los efectos secundarios de una confusión significativa que no se resolvió en los 30 minutos posteriores al tratamiento. La mayoría de las personas que recibieron ECT para la agitación en la demencia no parecieron sufrir efectos secundarios graves.

¿La ECT aumenta el riesgo de pérdida de memoria y demencia?

There is conflicting research about the effects of ECT on cognition. Some research has found that ECT in older adults vs. younger adults has a higher risk of confusion and memory loss side effects, specifically for those who have vascular dementia or are in later stages of dementia. However, it can be difficult to determine whether that risk is related to the ECT, the individual’s depression which can blunt cognition, or the older age of those participants. Other research determined that cognition remained the same after multiple ECT sessions, and some studies determined it actually improved after ECT.

Because there are multiple factors in play, such as the underlying diagnosis that triggers the need for ECT, as well as age and overall health, it’s difficult to isolate any cognitive change to ECT.

Author profile
Bone Marrow Transplantation at Disciplied INC | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.