Formas totalmente naturales para prevenir el golpe de calor

Considerada una emergencia médica, el golpe de calor resulta de una exposición excesiva al sol. La condición ocurre cuando la temperatura de su cuerpo aumenta a 104 grados Fahrenheit o más y puede provocar insuficiencia orgánica, daño cerebral e incluso la muerte.

¿Qué causa el golpe de calor?

En casos de insolación, el cuerpo no es capaz de producir suficiente sudor para mantener su temperatura controlada. Típicamente provocada por la actividad física vigorosa y las altas temperaturas ambientales, el golpe de calor surge muy rápidamente y requiere atención médica inmediata.

Signos y síntomas

Además del cese de la sudoración y una temperatura corporal superior a 104 F, estos son los síntomas clave del golpe de calor:

  • Respiración rápida, superficial o hiperventilación.
  • Frecuencia cardíaca y pulso rápidos (aproximadamente 130 latidos por minuto)
  • Calambres o sensación de ternura en los músculos
  • Alucinaciones, dificultad para hablar o entender lo que otros dicen o pérdida de la conciencia

Qué hacer si tiene un golpe de calor

Si muestra signos de insolación, es crucial buscar tratamiento médico inmediato. Mientras espera el tratamiento, manténgase en un ambiente fresco (como la sombra o una habitación con aire acondicionado), enfríese cubriéndose con sábanas húmedas o rociando su cuerpo con agua fría (preferiblemente mientras descansa frente a un ventilador) y beba mucha agua.

Dado que el golpe de calor es causado parcialmente por un agotamiento de la sal, rehidratar con bebidas deportivas que contengan sal también puede ser útil.

Cómo prevenirlo

Evitar las actividades agotadoras en climas cálidos es una de las mejores maneras de prevenir el golpe de calor. Si decide participar en una actividad intensa cuando la temperatura es alta, intente tomar descansos frecuentes y tomar muchos líquidos.

Cargar frutas y verduras en los días calurosos también puede ayudar a evitar el golpe de calor, ya que las plantas proporcionan un balance beneficioso de agua y sal. También debe evitar el alcohol y la cafeína, ya que ambos son conocidos por promover la deshidratación.

Más formas de vencer el calor

Aunque no lo protegerán de los golpes de calor, ciertos aceites esenciales pueden ayudarlo a sentirse fresco en los días de verano sofocantes. Intente mezclar una gota de aceite esencial de menta , cinco gotas de aceite esencial de lavanda y una taza de agua destilada. Guarde la mezcla en una botella con atomizador en su refrigerador, y rocíela en sus brazos y piernas cuando necesite un enfriamiento rápido. El aceite de menta contiene mentol, un compuesto que induce una sensación de enfriamiento al activar ciertos receptores en la piel.