Una visión general de los trastornos de la sangre

Los trastornos sanguíneos implican problemas en la sangre o en la médula ósea. Los tipos más comunes son anemia, trastornos hemorrágicos como la hemofilia y coágulos de sangre. En general, cuando los médicos se refieren a algo como un trastorno de la sangre, implican que no es canceroso, excluyendo los cánceres de la sangre, como leucemia, linfoma y mieloma. Su médula ósea (el área grasa dentro de sus huesos) produce nuevas células sanguíneas, que incluyen glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Cuando algo va mal con cualquiera de estos tipos de células o con los factores de coagulación en el plasma (la parte líquida de la sangre), se le puede diagnosticar un trastorno sanguíneo.

Los síntomas

Los síntomas de trastornos de la sangre varían ampliamente según el componente sanguíneo afectado. Algunos trastornos de la sangre causan pocos síntomas, mientras que otros son responsables de más. Por ejemplo:

  • La anemia (nivel bajo de glóbulos rojos) puede causar fatiga, falta de aliento o aumento de la frecuencia cardíaca.
  • La trombocitopenia (plaquetas bajas) puede causar un aumento de moretones o sangrado en la boca o nariz.
  • La hemofilia (mala coagulación) también puede causar un aumento del sangrado, pero se sabe que se dirige específicamente a los músculos y articulaciones sin lesiones importantes.
  • Los coágulos de sangre (coagulación inadecuada) en los brazos o piernas pueden causar hinchazón y dolor.

Causas

Los trastornos sanguíneos pueden ser heredados o adquiridos. Algunas veces desarrolla un trastorno sanguíneo debido a una infección, exposición tóxica, efectos secundarios de los medicamentos o falta de ciertos nutrientes en su dieta (como el hierro, la vitamina K o la vitamina B12).

Las partes de su sangre incluyen:

  • Glóbulos blancos, que ayudan a combatir las infecciones. Incluyen neutrófilos, linfocitos, monocitos, eosinófilos y basófilos.
  • Glóbulos rojos: que transportan oxígeno a los tejidos.
  • Las plaquetas, que ayudan a detener el sangrado.
  • Plasma: que contiene varios componentes, incluidos los factores procoagulantes (que ayudan a detener el sangrado) y los factores anticoagulantes (que evitan la formación de coágulos).

Tipos comunes:

  • La neutropenia es un número reducido de neutrófilos, un tipo de glóbulo blanco. Los neutrófilos son una parte importante de su sistema inmunológico que combate las infecciones bacterianas. Existen numerosas causas que incluyen la neutropenia autoinmune, el síndrome de Shwachman Diamond y la neutropenia cíclica.
  • La anemia se debe a un número reducido de glóbulos rojos o hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno. La anemia puede deberse a deficiencia de hierro, enfermedad de células falciformes o talasemia.
  • La policitemia vera (PV) es una afección en la cual la médula ósea produce una cantidad excesiva de glóbulos rojos. Este aumento puede elevar el riesgo de formación de coágulos.
  • La púrpura trombocitopénica inmune (PTI) es una condición en la que las plaquetas se marcan como “extrañas” y, por lo tanto, se destruyen. Esto puede llevar a un recuento plaquetario muy bajo y sangrado.
  • La trombocitosis se refiere a un mayor número de plaquetas. Afortunadamente, la mayoría de las veces, los recuentos plaquetarios elevados son causados ​​por otra cosa (trombocitosis reactiva) que mejorará cuando la condición subyacente mejore. Sin embargo, más preocupantes son las afecciones de la sangre, como la trombocitemia esencial (TE), donde la médula ósea produce un número extremadamente alto de plaquetas, lo que aumenta el riesgo de desarrollar un coágulo sanguíneo.
  • La hemofilia es una afección hereditaria que resulta en cantidades reducidas de factores procoagulantes (8, 9 y 11). Esto resulta en un sangrado fácil. Las personas con hemofilia a veces se denominan “personas que sangran libremente”.
  • Los coágulos de sangre (trombosis) pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo. En el cerebro, se llama un derrame cerebral; en el corazón, se llama ataque cardíaco (o infarto de miocardio). La trombosis venosa profunda (TVP) se refiere comúnmente a coágulos de sangre en los brazos o piernas.

Algunos trastornos de la sangre viven en un espacio entre benignos y malignos (cancerosos), a veces denominados premalignos, y pueden evolucionar a cáncer. La leucemia generalmente no se incluye en el término más amplio de los trastornos sanguíneos, ya que es un cáncer de la sangre / médula ósea. Los hematólogos observan predominantemente los trastornos hematológicos: médicos que se especializan en el diagnóstico y tratamiento de problemas en la sangre y / o la médula ósea.

Diagnóstico

Su médico lo examinará a usted y sus síntomas para determinar el diagnóstico más probable. La mayoría de las veces se necesita un análisis de sangre. A veces, los trastornos de la sangre se encuentran en los análisis de laboratorio realizados por otras razones, como un examen físico anual.

La prueba más utilizada para diagnosticar trastornos de la sangre es el conteo sanguíneo completo (CSC). El CBC examina los tres tipos de células sanguíneas y determina si alguno aumenta o disminuye o si se ve afectada más de una célula sanguínea. También se puede incluir un frotis de sangre con el CBC, con un examen microscópico para proporcionar información útil adicional.

Para problemas de sangrado o coagulación, es probable que su médico ordene análisis de sangre de coagulación, que incluyen el tiempo de protrombina (PT) y el tiempo parcial de tromboplastina (TPT). Si el PT o el PTT son prolongados (lo que indica que tiene más probabilidades de sangrar que otras personas), se realizará un análisis adicional. Su médico puede ordenar niveles de factores de coagulación individuales o evaluar la función de sus plaquetas.

Los coágulos de sangre son un poco diferentes. Para diagnosticarlos, su médico deberá tomar una imagen del área en cuestión. En los brazos o piernas, se utiliza una ecografía para evaluar posibles coágulos. En los pulmones o el cerebro, comúnmente se utilizan exploraciones por TC (tomografía computarizada) o IRM (imágenes por resonancia magnética).

En algunos casos, puede ser necesaria una biopsia de médula ósea para ayudar a hacer un diagnóstico. Esto se hace generalmente aspirando médula de la cadera.

Tratamiento

El tratamiento está determinado por su diagnóstico específico. Algunos trastornos crónicos de la sangre no tienen un tratamiento específico, pero pueden requerir tratamiento durante eventos agudos. Por ejemplo:

  • La anemia causada por la deficiencia de hierro se tratará con suplementos de hierro. La beta talasemia mayor, una forma hereditaria de anemia, se trata con transfusiones de sangre mensuales.
  • La hemofilia puede tratarse con productos de reemplazo del factor de coagulación que pueden usarse para tratar hemorragias individuales o, cuando se administra de forma regular, prevenir hemorragias (profilaxis).
  • La policitemia vera se trata con una flebotomía: se extrae una pinta de sangre cada semana hasta que el número de glóbulos rojos desciende por debajo del nivel peligroso.
  • Los coágulos de sangre pueden tratarse con terapia anticoagulante (anticoagulantes). Algunos casos pueden requerir una trombólisis dirigida con catéter para disolver el bloqueo.
  • La trombocitemia puede tratarse con aspirina o puede requerir medicamentos como la hidroxiurea, la anagrelida o el interferón alfa.
  • La trombocitopenia inmune puede tratarse con corticosteroides como la prednisona o medicamentos que aumentan el recuento de plaquetas. La extirpación del bazo es otro tratamiento que se realiza cuando es necesario.

Es importante hablar con su médico sobre cuál es el mejor tratamiento para usted y su diagnóstico.

Bone Marrow Transplantation at | 832-533-3765 | [email protected] | Website

I am Dr. Christopher Loynes and I specialize in Bone Marrow Transplantation, Hematologic Neoplasms, and Leukemia. I graduated from the American University of Beirut, Beirut. I work at New York Bone Marrow Transplantation
Hospital and Hematologic Neoplasms. I am also the Faculty of Medicine at the American University of New York.